Romance de la venganza de doña Isabel

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Romance de la venganza de doña Isabel
de Anónimo


El rey don Juan Manuel  
que era en Ceuta y Tanjar 
después que venció a los moros  
volviérase a Portugal. 
Desembarcara en Lisboa, 
no va do la reina está,
fuérase para Coimbra 
a doña Isabel hablar. 
Llegando a la fortaleza  
visto había mala señal: 
que no halló a los porteros  
que la solían guardar; 
no quiso entrar más adentro,  
preguntara en la ciudad 
qué era de doña Isabel, 
qué era de ella o dónde está. 
Dijéronle que la reina  
la ha mandado degollar 
por celos que de ella había  
por verla con él holgar, 
y que cuatro caballeros  
lo hubieron de efectuar : 
el uno era don Rodrigo,  
que dicen del Mariscal, 
los otros tres caballeros  
no saben quién se serán. 
Dos hermanos de la reina 
 le fueron aconsejar, 
que la lleven a Viseo  
a su cuerpo sepultar. 
Desque aquesto oyó el rey  
no quiso más escuchar;
 fuese donde está la reina,  
triste y con gran pesar, 
y dende a muy pocos días  
la reina caído ha mal. 
No le saben su dolencia,  
no la aciertan a curar; 
muerto se había la reina  
de encubierta enfermedad. 
Después que fue enterrada  
el rey a Viseo va,
prender hizo a don Rodrigo  
que él solía mucho amar. 
Vase a la sepultura  
do doña Isabel está, 
hecho la había sacar de ella  
y luego desenterrar. 
Encima de un rico estrado  
allí la mandó sentar, 
púsole daga en la mano 
 y a don Rodrigo delante.
 El rey le tiene la mano,  
de puñaladas le da.
—Aquí os vengaréis, señora,  
de quien os hizo este mal. 
Luego se casó con ella,  
así muerta como está, 
porque pudiesen sus hijos  
a sus reinos heredar.