Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1829/Sesión del Congreso Nacional, en 2 de noviembre de 1829

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CONGRESO NACIONAL
SESION EN 2 DE NOVIEMBRE DE 1829


SUMARIO . —Cuenta. —Renuncia del Presidente de la República. -Encargo del mando supremo al Presidente del Senado. —Id. de las fuerzas al Capitan Jeneral don Ramon Freire. —Anexos.

CUENTA[editar]

Se da cuenta:

De un oficio en que S.E.don F.A.Pinto espone las razones que le han movido a renunciar el mando supremo i avisa haberlo entregado al Presidente del Senado. ( Anexo núm. 197. V. sesion del 1.º)

ACUERDOS[editar]

Se acuerda:


  1. Encargar el mando supremo de la República al Presidente del Senado. ( Anexo núm. 198.)
  2. Que se celebre públicamente la trasmision constitucional del mando supremo. ( Anexo núm. 199.)
  3. Encargar al Capitan Jeneral don Ramon Freire el mando de las fuerzas de la República ( Anexo núm. 200. V. sesion del 25 de Enero de 1827 i C.de SS.en 4 de Noviembre de 1829.)

ANEXO[editar]

Núm. 197[editar]

Cuando en 19 del mes próximo pasado me encargué de la presidencia, fué contando con la cooperacion del Congreso a una medida que me parecía de indispensable necesidad para salvar la Patria, i así se lo declaré solemnemente.

El 20 tuve el honor de indicar aquella medida al Congreso, i por la comunicacion del 28 de la Cámara de Senadores supe que no se habia juzgado aparente adoptarla, i que se me invitaba a proponer cualquier otro arbitrio a la Representacion Nacional.

Convencido de que sin el paso preliminar que propuse como condicion precisa no me era dado crear una administracion que, asentada sobre la sólida base de la confianza pública, pudiese hacer frente a los peligros que amagan al Estado, creí que no debia retener un momento mas una responsabilidad que no podia desempeñar con honor, i el 29 trasmití al Congreso mi renuncia formal.

Veo con asombro que el Senado, sin hacer mérito de ella, exije esplicaciones, que además de ser innecesarias después de lo que he tenido el honor de esponer al Congreso, solo pudieran conducir a una controversia indecorosa.

Ni la espantosa situacion de la Patria, colocada al borde del precipicio, permite emplear en esta discusion momentos preciosos,ni me es posible, sin hacerme cómplice de la desorganizacion del Estado, permanecer a la cabeza de una administracion provisoria, ocioso espectador de males que solo el restablecimiento de la confianza es capaz de atajar i que la demora de un solo dia puede hacer incurables.

En consecuencia, tengo la honra de informar al Congreso que en este momento me he separado del mando i circulado copias de mi renuncia a todas las autoridades, notificándoles que, a virtud de ella i segun lo prescrito por la Constitucion, ha recaido el Gobierno Supremo de la República en el señor don Francisco R. de Vicuña como Presidente de la Cámara del Senado, por ausencia del Vice-Presidente.

Igual copia de esta comunicacion, he pasado a la Cámara de Diputados.

Dios guarde a la Cámara de Senadores. —Santiago, 2 de Noviembre de 1829. —Francisco Antonio Pinto. —Melchor José Ramos, Pro-Secretario. —A la Cámara de Senadores.


Núm. 198[editar]

El Congreso Jeneral, en sesion estraordinaria de este dia, tomando en consideracion la renuncia i negativa terminante del Presidente de la República para encargarse de la autoridad suprema i atendiendo a las circunstancias críticas en que se halla, ha acordado lo siguiente:

"Artículo único. Encárguese del mando supremo de la República el Presidente del Senado, conforme a lo dispuesto por la Constitucion.

En cuya virtud lo comunico a V. E. i le ofrezco las consideraciones de mi distinguido aprecio. —Santiago, Noviembre 2 de 1829. —A S. E. el Jefe Supremo de la República.


Núm. 199[editar]

El acontecimiento ocurrido en este dia, cuando las circuntancias parece que presajiaban funestos resultados, ha sido a juicio del Congreso digno de celebridad; pues, encargado del mando supremo el llamado por la lei fundamental, recibe ésta un nuevo tributo de homenaje. Quiere, en consecuencia, el Congreso i ha decidido que inmediatamente circule dicho acontecimiento, i que disponga V. E. repiques jenerales i otras demostraciones análogas, que al mismo tiempo que lo indiquen, sirvan de manifestacion de regocijo.

Al ponerlo el Vice-Presidente del Senado en la consideración de V. E. le saluda, etc. —Santiago, Noviembre 2 de 1829. —A S. E. el Jefe Supremo de la República.


Núm. 200[editar]

El Congreso Jeneral, atendiendo a las críticas circunstancias que rodean el país, no ha podido menos que acordar se invite a S. E. para que, sin pérdida de instantes, compela al señor Capitan Jeneral don Ramon Freire a que tome el mando de las fuerzas de la República. Esta medida, a juicio del Congreso, hará cambiar el horrible aspecto que presenta la nacion i será tanto mas fructuosa cuanto con mas celeridad se ejecute.

El Vice-Presidente de la Cámara de Senadores, al comunicarlo a S. E. el Jefe Supremo de la República, le saluda con los sentimientos, etc. —Santiago, Noviembre 2 de 1829. —A S. E. el Jefe Supremo de la República.