Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1843/Sesión de la Cámara de Diputados, en 31 de julio de 1843

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CAMARA DE DIPUTADOS
SESION 24.ª EN 31 DE JULIO DE 1843
PRESIDENCIA DE DON FRANCISCO ANTONIO PINTO


SUMARIO. —Nómina de los asistentes. —Aprobacion del acta precedente. —Cuenta. —Solicitudes de doña María Díaz viuda de Manríquez. —Id. de doña Mercedes Larrañaga. —Memoria de Justicia, Culto e Instruccion Pública. —Gastos de representacion del Presidente de la República. —Suplemento al presupuesto de la Guerra. —Desafuero de don Justo Arteaga.—Cuenta de inversion. —Presupuestos de 1844. —Acta.—Anexos.

CUENTA[editar]

Se da cuenta:

  1. De la memoria del Ministerio de Justicia, Culto e Instruccion Pública. (Anexo núm. 244).
  2. De de un informe de la Comision de Lejislacion sobre la solicitud de doña Mercedes Larrañaga. (Anexo núm. 245. V. sesiones del 14 de Junio de 1843 i 13 de Setiembre de 1844).
  3. De otro informe de la Comision militar sobre el proyecto de lei que concede un suplemento al presupuesto de la guerra. (Anexo núm. 246. V. sesiones del 26 de Julio i 4 de Agosto de 1843).
  4. De un oficio del fiscal militar don Mateo Corbalan, quien pide se desafuere al Diputado don Justo Arteaga a fin de poder procesarle. (Anexo núm. 247).
  5. De una solicitud de doña María Díaz de Manríquez quien pide pensión. (Anexo núm. 248).

ACUERDOS[editar]

Se acuerda:

  1. Pedir informe a la Comision de Peticiones sobre la de doña María Díaz de Manríquez. (V. sesion de 11 de Agosto entrante).
  2. Aprobar los artículos restantes del proyecto de lei que asigna al Presidente de la República una suma de dinero para gastos de representacion. (V. sesiones del 28 de Julio de 1843 i 12 de Noviembre de 1847).
  3. Pedir informe a la Comision de Peticiones sobre el desafuero de don Justo Arteaga. (V. sesion del 16 de Agosto de 1844).
  4. Aprobar la cuenta de inversion. (V. sesiones del 24 de Julio i 18 de Octubre de 1843).
  5. Aprobar en jeneral el proyecto de lei que fija los presupuestos de 1844. (V. sesiones del 28 de Julio i 11 de Agosto de 1843). === ACTA ===
SESION DEL 31 DE JULIO DE 1843

Se ahrió con los señores Arteaga, Cerda, Cobo, Covarrúbias, Cifuentes, Eyzaguirre, Errázuriz don Ramon, Formas, Gallo, Gandarillas, García de la Huerta, García Reyes, Iñiguez, Lazcano, Lastarria, Lastra, Larrain, Lira, López, Montt, Necochea, Orrego, Palacios, Palazuelos, Pinto, Prieto, Renjifo, Rosas, Sanfuentes, Seco, Toro don Bernardo, Varas, Vial don Manuel, Vial don Ramon, Vila, Vidal, Urriola i Barra.

Aprobada el acta de la sesion anterior, se dió cuenta de una peticion de doña María Díaz viuda de don Pedro Manríquez para que en atencion a los méritos de su marido se le conceda una pension, i se remitió a la comisión de peticiones.

Se dió cuenta también del informe de la comision de lejislacion en la solicitud de doña María Larrañaga que quedó en tabla.

En seguida el señor Ministro de Justicia, Culto e Instruccion Pública leyó su memoria en que, con arreglo a lo dispuesto en la Constitucion instruye al Congreso del Estado de los diversos departamentos de que se halla encargado.

Continuó la discusion pendiente del proyecto número i presentado por la comision mixta de ámbas Cámaras i se aprobaren los artículos 2.°, 3.° i 4.°, habiéndose hecho ura lijeia reforma en el 2.° con lo que quedó en les términos que a continuacion se copian:

ART. 2.° Esta asigracion es destinada para costear i entietener el menaje del palacio de su habitacion, dar banquetes a los ajentes diplomáticos, pagar sus lacayos i sostener los coches del Estado.

ART. 3.° No se abonará en lo sucesivo cantidad alguna para esta clase de objetos.

ART. 4.° Al actual Presidente se le abonarán sólo los cuatro mil pesos correspondientes a los años que faltan de su término, pero setá de su particular dominio el menaje existente en su palacio."

A segunda hora se dió cuenta del informe de la ccmision militar en el proyecto acordado por el Senado, por el que se concede al Presidente de la República cantidades suplementarías al presupuesto de guerra del presente año; i de un oficio del fiscal militar don Mateo Corbalan para que se declare por la Cámara si ha o no lugar a formacion de causa al Comandante Jeneral de Artillería en razon de ser Diputado, i ser acusado de infraccion de orderanza en el castigo de dos desertores: el primero quedó in tabla i este último pasó a la comision de peticiones.

Luego se tomó en consideracion el proyecto de lei número 2, relativo a las cuentas de gastos públicos del año próximo pasado, i fué aprobado con la adicion propuesta por el señor Renjifo en los términos que sigue:

PROYECTO DE LEI NÚMERO 2


"Artículo Único. Se aprueba la cuenta de inversion de los fondos destinados para los gastos de la administracion pública en el año pasado de 1842, ascendente a la cantidad de dos millones cuatrocientos diez mil quinientos cuarenta i ocho pesos cuatro i siete octavos reales."

Ultimamente se discutió el proyecto de lei número 3, i fué aprobado en jeneral; con lo que terminó la sesion. —Pinto. —M. de la Barra.


SESION DEL 31 DE JULIO [1]

Aprobada el acta de la sesion anterior i dado cuenta de una solicitud particular, se leyeron dos informes de la comision de justicia i sobre la solicitud de la viuda de don Cárlos Rodríguez. El señor Ministro de Justicia leyó enseguida su memoria.

Acto continuo se pusieron en discusion particular los artículos 2.°, 3.° i 4.° del proyecto de lei número 1.

El 1.° fué aprobado según la redaccion que el señor Lastarria indicó en la sesion anterior.

Con respecto al 2.°, el señor Palazuelos dijo: Según el modo como está redactado el artículo, dudo si el Presidente de la República pueda disponer de alguna cantidad para otra clase de objetos, i como esto no puede ser, creo que el artículo debe redactarse de modo que se esprese con claridad que el Presidente no puede pedir cantidad alguna para nada.

El señor Montt tomó la palabra. La lei ha querido que esta dotacion asignada al Presidente de la República sirva para subvenir a sus gastos personales; i en este sentido, dice que para esta clase de gastos no podrá aborársele otra cantidad. Pero si se viene abajo una parte del palacio por ejemplo, ¿no es verdad que el Gobierno está obligado a la reparacion? Creo pues que no tiene lugar la observacion del señor Diputado preopinante.

El señor Palazuelos tomó la palabra. El gasto de que se ha hablado, dijo, es un gasto estraordinario imprevisto i por consiguiente pertenece a la clase de gastos estraordinarios; pero no sé que haya un gasto ordinario i que no esté previsto por la presente lei, cuyo valor pueda abonarse al Presidente de la República. Pido pues que el artículo se ponga tan claro como sea posible, e insisto en que se varié su redaccion.

El señor Montt tomó la palabra. Despues de reforzar i estender su anterior argumento, dijo: No se ha propuesto redaccion alguna se ha dicho sólo que debe redactarse el artículo No comprendo que el artículo pueda redactarse sin incurrir en los inconvenientes de que he hecho mencion: porque si se dice en jeneral que el Presidente no puede disponer de ninguna otra cantidad, es claro que esta lei en jeneral escluye el caso de que he hecho mencion; redáctese en hora buena el artículo si es que se propone una redaccion i esta redaccion evita los inconvenientes que he hecho notar. Se procedida votacion i fué aprobado con dos votos por la negativa.

Finalmente, con respecto al artículo 4.° el señor Lastarria dijo: El modo como está redactado el articulo me da a entender que los presidentes a quienes se concede 8,000 pesos el primer año de su eleccion i reeleccion, no harán suyo el menaje, porque la partícula adversativa pero que se emplea hablando del actual presidente, a quien no se ha concedido 8,000 pesos, quiere decir que aquel que goza de ellos, no hará suyo el menaje. Deseara que alguno de los miembros de la comision me hiciera algunas esplicaciones.

El señor Cobo tomó la palabra. Cabalmente, dijo, la partícula adversativa pero, es relativa de la otra son, i no cabe duda acerca de la intelijencia del artículo. Despues de haber asignado 8,000 para el primer año de la eleccion o reeleccion, i 4,000 para los años restantes, quedaba que tratar del actual Presidente a quien sólo se le asignan 4,000 pesos, i como durante su gobierno se ha costeado algún menaje, se le ha concedido por este artículo el dominio de ese menaje. Se procedió a votacion i fué aprobada por 29 votos contra 6. Se suspendió la sesion.

A 2.ª hora.

Se leyó el informe de la comision de guerra relativo al mensaje del Presidente sobre la concesion al Gobierno de un crédito suplementario de 24,561 pesos 1 real para reparacion de cuarteles, fortalezas; etc., i 9,000 pesos para nuevos gastos estraordinarios; quedó en tabla. En seguida se dió cuenta de un oficio del fiscal de guerra en que pide declare la Cámara si ha lugar a formacion de causa al comandante jeneral de artillería, por ciertos castigos que ha impuesto a desertores. Púsose despues en discusion el proyecto de lei número 2.

El señor Renjifo tomó la palabra. Aunque soi enemigo de los votos de confianza, sin embargo al presente creo que tenemos necesidad de dar nuestro voto, en obsequio a las dos e misiones que han reconocido estas cuentas i en atencion a lo largo i complicado que es el examen, pues no seria posible que Diputado alguno pudiera sacar un resultado acertado... A pesar de esto creo que en materia de cuentas, debe procurarse el mayor órden posible, i soi de opinion que para el año entrante se presenten las cuentas con bastante anticipacion para poderlas examinar debidamente. Encuentro en la redaccion, que falta una circunstancia indispensable i es la designacion de la cantidad a que ascienden las cuentas; no veo inconveniente que se agregue esta cantidad, por lo que creo que debe pasar otra vez a la comision.

El señor Cobo , miembro de la comision, dijo que era fácil saber a cuánto ascendía la cantidad. —Examinó las cuentas i se vió que eran $ 2.410.548 4 reales. Se procedió a la votacion del artículo con la agregacion indicada i fué aprobado.

Pasó a discutirse el proyecto número 3. El señor Palazuelos tomó la palabra. En estos presupuestos veo que los gastos que se invierten en la Legacion de Francia están respecto a los de la Legacion al Perú, en la relacion de 7 a 10 poco mas o ménos; porque en la primera se invierten 7,000 pesos i en la segunda 10,600. Quisiera saber si todas las demas legaciones se encuentran en la misma relacion. Yo no veo esta nesidad de que haya en el Perú un ajente diplomático, un ministro, bastaría con un procurador, si, uno bastaría. ¿Para qué nos puede servir la amistad con el Perú? —Para nada. —Relaciones políticas no existen porque qué relaciones políticas puede haber entre un pais organizado i otro que no lo es... ¿Qué es el Perú a los ojos de Chile? Nada. —¿Cuáles son sus relaciones posibles de que Chile puede sacar provecho? ningunas. Sabemos que hai en el Perú un gobierno que se dice tal; pero este gobierno es precario, i no debemos considerarlo para nada. En cuanto a los beneficios que Chile puede reportar de esta relacion, ¿a qué vienen a reducirse desde el momento que existe la nulidad de que he hablado?... ¿Qué beneficios son esos?... Se dirá que el Perú nos debe i que es necesario que haya allí quién cobre la deuda, pero para esto no se necesita un ájente diplomático lleno de honores i de campanillas; basta un procurador, basta un periquito de los palotes que le esté diciendo al gobierno: Señor caballero, si es usted caballero, páguenos usted... I a esten procurador podíamos pagar con cuatro reales no gastar 10,600 pesos anuales en tener un ajente diplomático. —Yo respeto al Perú como nacion; pero no respeto a un pais que no tiene existencia política, que su gobierno es transitorio i yo no obraria con consecuencia, si desde este pobre asiento, donde he abogado tantas veces por el órden, fuese ahora a defender al Perú que no lo tiene. No debemos tributar un culto indigno a una nacion.

El señor Renjifo reclamó el órden, fundándose que se trataba de la discusion jeneral del artículo.

El señor Palazuelos concluyó diciendo que habia logrado desahogarse un poco (Risas).

El señor Renjifo tomó la palabra. Yo creo dijo, que no ofrece dificultad alguna la aprobacion jeneral del artículo i en caso que algún señor diputado tenga que hacer observaciones sobre alguna partida, debe reservarlas para la discusion particular.

El señor Montt tomó la palabra. Aunque todos los discursos que se han pronunciado, espe cialmente el primero, no se refieren a la discusion jeneral del artículo, sin embargo, contestaré al señor Diputado que primero habló. Qué cosa es el Perú, ha dicho, i en seguida ha hecho una pintura de la situacion política de aquel pais, pintura exajerada e insultante al mismo tiempo.

Estos reproches dirijidos a una nacion hermana pudieran talvez interpretarse como la espresion de la Cámara, como la opinion unánime de todos los individuos que la componen; pero nó, es necesario respetar la situacion del Perú. Se compara el estado en que se encuentra esta nacion con el en que se encuentra Chile i se dice: no debemos tener consideraciones a ese pais donde se ha establecido el desórden; pero se ha olvidado, sin duda, de que no está mui distante la época en que esos mismos contrastes que ajitan hoi al Perú, ajitaron ayer a Chile i que no debemos humillarlo i despreciarlo, porque felizmente ya hemos logrado establecernos. Yo miro al Perú como un pueblo hermano con quien debemos conservar mui buenas relaciones i léjos de despreciarlo, debemos favorecerlo. He querido espresar mis sentimientos para que no se fuese a interpretar mi silencio como una señal de aprobacion a lo que se ha dicho relativo a aquella República.

Se procedió a la votacion del proyecto i fué aprobado en jeneral.

Se levantó la sesion.


Núm. 244[editar]

Memoria que presenta al Congreso Nacional en 1843 el Ministro de Estado en el Departamento de Justicia. Culto e Instruccion Pública:

Al estender la vista por los trabajos del Ministerio de mi cargo durante el año que acaba de trascurrir, para desempeñar el deber de dar cuenta de ellos al Congreso, me es grato hallar realizados ya varios de los mas importantes proyectos que en mi anterior memoria tuve el honor de recomendarle. I si bien hai otros a los cuales no ha cabido la misma suerte porque su propia magnitud no permite que lleguen a su término sino con el trascurso de algunos años, aun éstos han recibido un notable impulso de adelantamiento, o sólo se han interrumpido por circunstancias de que no han bastado a triunfar los esfuerzos del Gobierno.

Mas en la marcha dt tenida a veces por inevitables embarazos que constante en su anhelo por el progreso del pais, sigue la administracion, no es lo que ménos la anima la cooperacion que encuentra en las Cámaras lejislativas, prontas siempre a darle la mano para toda empresa de verdadera utilidad que les propone. Poseídas de tan patrióticos sentimientos, no dudo que ellas prestarán su benévola atencion a la reseña que voi a hacerles, así de lo obrado por el Departamento de Justicia, como de las medidas que dispone en beneficio de los ramos que son de su incumbencia.

justicia

La comision encargada de la redaccion del Código Civil continúa sus trabajos con un celo digno de la magnitud e importancia de la obra.

Terminados ya los títulos relativos a las sucesiones hereditarias i la redaccion de los concernientes a las obligaciones, puede decirse que se debe a su constancia el hallarse vencidas con acierto, por lo ménos las dos terceras partes de tan ardua empresa.

Removidos los obstáculos que habian impedido a la Comision revisora dar principio a sus tareas, ella trabaja en la actualidad; i aunque el corto tiempo que cuentan de existencia sus sesiones no la ha permitido adelantar como fuera de desearse, tenemos derecho para esperar del patriotismo que anima a los miembros que la componen, que ella sabrá corresponder a los deseos con que la Nacion aguarda la pronta conclusion de una obra que la promete tantos beneficios. A fin de facilitar su revision, el Gobierno ha dispuesto que se reimpriman en un solo volúmen todos los títulos relativos a herencias. Así se evitarán la molestia i el retardo que ocasiona la necesidad de reunir trozos dispersos para comparar disposiciones que refiriéndose unas a otras, es necesario tenerlas simultáneamente a la vista para atender a la consecuencia i homojeneidad del Código en todas sus partes.

La lei de organizacion de tribunales i administracion de justicia, de que se ha hablado tantas veces a las Cámaras, no puede serles presentada todavía. Ya en mis memorias anteriores hablé de las grandes dificultades que ella ofrecía, dificultades que lograrían sólo vencerse a fuerza de tiempo i meditacion. Miéntras mas ha reflexionado sobre este asunto el Gobierno, tanto mas se ha convencido de la necesidad de hacer considerables alteraciones al proyecto que se habia preparado. Nuevos arreglos i nueva distribucion en los tribunales de que daré cuenta incesantemente, parecen reclamados por las exijencias del pais i dignos de examinarse con oportuna madurez. Así es que el Gobierno se ha resuelto últimamente a encargar la reforma de aquel a un jurisconsulto hábil i esperimentado en el foro que desprendiéndose de todo otro jénero de ocupacion, se contraiga esclusivamente a este solo objeto Ausiliado de algunas observaciones e ideas que se le trasmitan, él podrá emprender así la correccion con el mejor acierto posible.

Entre las mas importantes de estas innovaciones se cuenta el establecimiento de otras dos Cortes de Apelaciones en la República, una de las cuales debería situarse en Concepcion i la otra en La Serena. La existencia de un solo tribunal de esta especie para todo el pais causa grandes embarazos en la administracion de justicia, e impide que se remedien perniciosos abusos en los pueblos distantes de la capital. Sucede con frecuencia que personas indijentes abandonan la vindicacion de sus mas justos derechos o no se atreven a hacer oir sus quejas por la dificultad i crecidos gastos que les presenta la necesidad de ocurrir tan léjos. Provistos los nuevos tribunales de las mismas facultades que competen aquí a la Corte de Apelaciones, su presencia sola bastarla para que se esmerasen en el desempeño de sus deberes muchos funcionarios a quienes en el dia alienta para sus vejaciones la esperanza de la impunidad. Las demoras disminuirian considerablemente i el gravámen del Erario no se creerá demasiado fuerte, si se reflexiona que una gran parte de la Nacion hace una verdadera ganancia con la supresion de los costos que demanda la remision de espedientes, i con la mayor celeridad en el despacho de las causas; ventajas todas que a nadie favorecen tanto como a las clases menesterosas. Ademas, si este proyecto, de cuya utilidad se encuentra el Gobierno altamente persuadido obtuviese la aprobacion de las Cámaras, no seria dificil discurrir arbitrios para minorar los gastos que su adopcion exijiese.

Practicada esta division parece necesario que se concediese algún otro recurso a mas del de nulidad, para despues de concluido los pleitos en segunda instancia. Puede suceder a menudo bajo el réjimen actual, que las partes tengan que conformarse con sentencias que sin ser nulas, sean manifiestamente contrarias a la intencion espresa de la lei. Para este sólo caso podria hacerse revivir el antiguo recurso de injusticia notoria abolido en el dia en nuestro foro, pero ligado con tales trabas i definido en términos tan precisos que no se dejase campo alguno a los excesos a que su vaguedad dió márjen en otro tiempo. Creo ser este un punto importante i digno de la consideracion de las Cámaras.

Entre tanto, mediante la promulgacion i ejecucion de la lei que prescribe la forma en que ha de hacerse el nombramiento de los jueces, hasta que se dicte la de organizacion de tribunales, la majistratura judicial se ha colocado en el puesto eminente que le convenia. Los juzgados i tribunales de la nacion se componen de individuos que merecen toda la confianza pública, tanto por sus luces como por su acrisolada rectitud. La renta de que disfrutan, ántes escasa e insuficiente, les permite en el dia contraer todos sus desvelos al buen desempeño de su cargo i la inamovilidad en que se encuentran será la mas fuerte garantía de la independencia de sus fallos.

Apénas pudiera creerse que durante diez años enteros casi todos nuestros empleos judiciales hayan estado servidos interinamente i sólo las recomendables cualidades de las personas que los han ocupado, han podido impedir que se esperirnentasen en toda su estension los males consiguientes a semejante estado de cosas. La leí a que me refiero ha desterrado la posibilidad de que este vuelva a renovarse i da todas las seguridades apetecibles en un ramo que tan directamente influye en la felicidad doméstica i por consiguiente en la pública.

Pero en la misma lei se advierte un vacío de grande consideracion i que conviene llenar cuanto ántes. Tal es la forma en que deba hacerse el nombramiento de los Alcaldes, objeto acerca del cual se nota falta de uniformidad en las diversas provincias de la República. Entra en unos departamentos a ejercer este destino el rejidor que ha sacado mayor número de votos, hácese en otros su elección directamente por el pueblo. Ambos modos adolecen de graves inconvenientes. Del primero resulta que salen a menudo electas personas que por su falta de conocimientos i capacidad son las ménos a propósito para desempeñar las delicadas funciones de la majistratura. I no es difícil calcular los perjuicios que de aquí deben orijinarse, si se repara que en la mayor parte de los departamentos la administracion de la justicia está del todo entregada al arbitrio de los Alcaldes. Ellos proceden por si mismos a dictar todas las providencias mas importantes i urjentes i aun en los asuntos ordinarios ellos dirijen toda la marcha del proceso, sin que los jueces de letras intervengan sino para el pronunciamiento de la sentencia Males de no menor gravedad, si bien de distinta naturaleza resultan del segundo modo de hacer eleccion. Hallándose por lo jeneral los pueblos divididos en bandos políticos, sucede que también se divide la votacion i el Alcalde que ha triunfado o no mira con la imparcialidad correspondiente a un juez al partido que le ha hecho oposicion o aun cuando sea capaz de sobreponerse a todo resentimiento personal i administre imparcialmente la justicia, da da continuo lugar a repetidas quejas de sus adversarios porque estos se hallan siempre dispuestos a tildar con la nota de prevencion sus mas equitativas resoluciones. Desórdenes de tal trascendencia no deben quedar por mas tiempo sin remedio. El Gobierno ha meditado con este motivo un proyecto que someterá mui pronto a la discusion de las Cámaras i en que al designar la forma de la eleccion de los Alcaldes se procura que ella recaiga sobre individuos que a la ventaja de tener en su favor la mayoría de los sufrajios del pueblo, reúnan la de ser los que en mas alto grado posean las cualidades i aptitudes necesarias.

Entre los abusos que mas embarazan la iniciacion i recta prosecucion de las causas en los pueblos de segundo órden, deben contarse las frecuentes escusas con que tanto el primero como el segundo alcalde se negaban a conocer en muchas de ellas de que resultaba que no hallasen a menudo las partes a quien acudir i la costumbre introducida en otros de que alcaldes i rejidores entrasen inmediatamente a desempe ñar funciones de jueces. El Gobierno ha dictado providencias que sin separarse del espíritu de las leyes que nos rijen han fijado el órden mas conveniente para evitar estos entorpecimientos, mandando que los alcaldes se turnen por meses i siga conociendo cada uno hasta su conclusion de las causas que le hubieren correspondido en el mes que funcionare. En el mismo decreto se señalaron las reglas para el conocimiento meramente supletorio de losrejidores i se mandó que los alcaldes no pudiesen ausentarse del lugar de su residencia, sino con previo permiso del Gobernador.

El prontuario en que según anuncié al Congreso el año pasado, ha de recopilarse con las esplicaciones convenientes, todas las leyes i disposiciones que trendan a suministrar a los jueces de menor cuantía la instruccion necesaria de sus deberes, se encuentra ya concluido Grandes vacíos se advierten sin embargo en él, que no podrán llenarse sino en vista de los datos i observaciones que trasmita la persona a quien ha de encargarse la visita judicial por toda la República. Con mejor intelijencia de los abusos, cuya estirpacion convenga, se dará entónces la posible perfeccion a este pequeño manual.

A pesar de los vivos deseos del Gobierno por que se efectuase cuanto ántes la visita a que acabo de referirme, ella no ha podido principiarse todavía porque el nombramiento del visitador se consideraba ligado en cierto modo al de los jueces propietarios que habian de componer los tribunales. A nadie mejor que a una persona distinguida en la m jistratura podria confiarse esta delicada comision, así por el mayor respeto que su elevado carácter infundiría, como por la mas fácil espedicion i acierto que convendría tuviesen sus resoluciones. Por otra parte debiendo los jueces letrados de las provincias acompañar naturalmente al visitador en su viaje por cada una de ellas, era preciso aguardar que ellos obtuviesen también en propiedad sus empleos.

De nada servirían el conocimiento especial que ellos hubiesen tomado de los vicios i necesidades que existiesen en los diversos pueblos de su jurisdiccion, i las instrucciones que para su remedio hubiesen recibido del visitador si despues habian de ser sustituidos en sus juzgados por otros individuos desprovistos de estas importantes noticias locales. En el dia se encuentra ya removido este embarazo i el Gobierno se propone llevar cuanto ántes a efecto esa medida de que tan favorables resultados se aguardan.

Durante el curso del año anterior se han circulado instrucciones con el objeto de que se establezca el mejor arreglo posible en todas las escribanías del pais. Por las actas de visitas que se han recibido últimamente puede asegurarse que se han obtenido mediante ellas, mejoras de consideración en el estado de los archivos públicos que hasta ahora se hallaban en muchas partes en el mayor desgreño. Se han creado también nuevos oficios de escribanos en aquellos puntos donde se hacia mas notable su falta i donde los proventos del empleo podían ser suficientes para proporcionar al que lo desempeñase lo necesario para su decente mantencion.

Muchas pérdidas i estravíos resultan de estar comendados a los alcaldes los títulos de propiedad de los ciudadanos, pero el Gobierno ha creído deber proceder con cautela en el establecimiento de nuevos escribanos, porque donde ellos no hubiesen de percibir la suficiente renta por el ejercicio de su destino, podria darse lui gar con su creación a otros abusos que talvez serian mas perjudiciales.

Pero si en las poblaciones de segundo órden se advierten tantos vicios que es necesario estinguir, tengo la satisfaccion de anunciar al Congreso que los jueces de letras i tribunales superiores han seguido por lo jeneral ejerciendo su cargos con celo i rectitud. La continuacion de las enfermedades de algunos individuos que desempeñan los juzgados ha producido a veces; entorpecimiento en el despacho i se han oido a consecuencia varias quejas pero éstas han desaparecido ya o no tienen otro fundamento que el recargo de solicitudes que ocurre a menudo i a que no pueden dar abasto los jueces con la prontitud que los interesados quisieran. La obligacion que incumbe a los de letras de Santiago de ocurrir como suplentes a las Cortes superiores, obligacion cuya conveniencia he demostrado en otra ocasion, no ha producido hace ya mucho tiempo embarazo notable en sus juzgados. Seis meses han trascurrido sin que la de apelaciones haya tenido que llamarlos sino para conocer en dos o tres causas.

En obsequio a la justicia debo recomendar aquí particularmente el mérito contraído por este tribunal en el último año. Apénas fuera creíble que a pesar del crecidísimo número de causas en que ha tenido que conocer i sentenciar haya andado tan corriente su despacho que no son raros los días en que sólo se le ha visto ocuparse en celebrar acuerdos. Esta circunstancia que de tantos años atras era desconocida en esa Corte, recomienda la laboriosidad i celo de sus miembros i los hace acreedores a la gratitud de la Nacion.

He llamado ya otras veces la atencion de las Cámaras hacia la necesidad de abolir la leí que concede fuero privilejiado en causas civiles a varios funcionarios i ahora debo agregar que cada dia se hacen mas notables los perjuicios que ocasiona su subsistencia. Honrosa seria para la lejislatura la abolicion de un privilejio que sólo favorece a los que lo disfrutan cuando quieren hacer abusos de él i que siempre daña al que persigue la justa vindicación de sus derechos. Si sobre estas consideraciones prevaleciese la de ser indigno que un alto funcionario se someta a la jurisdiccion común, a lo ménos convendría se i dispusiese que la Corte de Apelaciones conocie se en primera instancia de esta especie de causas. Llevándose como en el dia desde su principio ante la Corte Suprema resulta que son mui frecuentes los casos de súplica con lo que se retarda considerablemente el despacho de aquel Tribunal por el gran número de jueces estraños que es preciso llamar para el segundo juzgamiento.

Con la promuLgacion de la lei que designa el valor que deben tener en juicio los documentos que no se hubieren estendido en el papel sellado correspondiente, ha cesado el retardo en que se hallaban muchas causas urjentes i la perplejidad de los juzgados i Tribunales acerca de la intelijencia que debia darse a las disposiciones legales anteriores sobre la materia.

Actualmente se trabaja con empeño en la refacciOn del edificio adonde deben trasladarse todos los juzgados de letras i tribunales superiores de la Capital i no puede ya demorar mucho esta reuniOn que contribuirá poderosamente a la mayor celeridad en la admistracion de justicia.

Una parte de la copiosa i selecta biblioteca encargada a Europa para el uso de los Tribunales, ha llegado ya a Santiago i por las úLtimas noticias recibidas puede esperaise que no tardará en seguirla el resto.

De largo tiempo a esta parte no ha cesado de llamar la atencion del Gobierno la necesida i de reforma de nuestro Código Criminal. De la mayor urjencia es sin duda hacer cesar los frecuentes embarazos que ocasiona, tanto en la aplicacion como en la ejecucion de los castigos, la importunidad o excesivo rigor de los señalados por él a muchos crímenes. Pero al discurrir los medios de emprender esa reforma se ha tropezado con la dificultad de no hallarse entre nosotros penas adecuadas que inflijir a un gran número de delitos. Para aquellos mas comunes rio conocemos otras en el dia que la de presidio o la de azotes, la segunda de las cuales si bien pareció producir favorables efectos en la primera época de su restablecimiento, en la actualidad se ha hecho ya patente su ineficacia. Ei defecto mas pernicioso de esta pena es la degradacion profunda que produce en el alma de los que la sufren. Poca enmienda puede esperarse de un hombre a quien se ha envilecido con un castigo ignominioso a los ojos de sus semejantes i privado de este modo para siempre del freno mas fuerte que conoce el corazon humano para abstenerse de delinquir. No son ménos fatales bajo otros respectos los resultados que trae consigo la de presidio, miéntras no se varíe radicalmente el sistema seguido hoi en todos los del pais.

No conociéndose en ellos la division entre los reos de graves i los de leves delitos, sucede que los que fueron destinados a esta pena por una primera falta de poca gravedad, van a hallarse en continua comunicacion con otros malvados envejecidos en la carrera del crimen, que enteramente los desmoralizan i pervierten. Estas consideraciones han hecho reconocer al Gobierno lo inútil que seria intentar la reforma de nuestras leyes penales, miéntras subsista el órden actual i la necesidad de crear previamente un buen sistema de castigos, que se proponga por principal objeto el mejoramiento moral de los delincuentes.

Habiendo por otra parte resultado infructuosas las tentativas hechas para trasladar el presidio ambulante a alguna de las islas de la República i persuadido de que no convenia alejar este establecimiento de la inmediata inspeccion de las principales autoridades, no ha encontrado el Gobierno otro partido mas útil que abrazar que la construccion de una cárcel penitenciaría a las inmediaciones de Santiago. Incalculables son las ventajas que el sistema de reclusion adoptado en muchas prisiones de los Estados Unidos de América, tiene sobre cualquiera otro de los que se han puesto en práctica hasta el dia. Ninguno reúne a tal punto todas las condiciones necesarias para la correccion de los delincuentes. En él se atiende con mayor esmero a su educacion relijiosa, se ilustra su entendimiento por medio de la instruccion primaria i se provee a su futura i subsistencia por la enseñanza de un oficio lucrativo. Ultimamente se evita el contajio funesto de la depravacion, impidiendo a los detenidos tola comunicacion perniciosa. Todos estos objetos pueden a mi modo de ver conseguirse con el que se ha de entablar en la proyectada en Santiago.

Según ya se anunció a las Cámaras por medio del respectivo mensaje, consiste este sistema en la reclusion solitaria de los reos durante las horas destinadas al sueño i al alimento i en su reunion únicamente para la instrucción primaria i relijiosa i el aprendizaje del oficio. A pesar de los elojios que se han hecho de las ventajas del aislamiento continuo, creo que prevalecen demasiado sus defectos para que no deba desechársele. El es primeramente un castigo mui desigual, pues hai hombres para quienes no produce sino una lijera mortificacion, miéntras para los mas es un tormento tan insoportable que si se prolonga demasiado les ocasiona la muerte. Es también ineficaz para la enmienda por cuanto impide o a lo ménos hace en estremo dificultosa la instruccion del detenido. Al hombre aislado en una celda sólo puede ocupársele en una labor demasiado sencilla, para que llegue a aprender una industria capaz de hacerle ganar con facilidad la subsistencia. Ademas como seria preciso dar en este caso una estension mucho mayor a las celdas, para que los reos gozasen de algún ejercicio, la construccion de la penitenciaría se haría excesivamente mas dispendiosa que siendo calculada para el sistema adoptado por el Gobierno.

La única ventaja real que a mi entender produce el aislamiento perpetuo, a saber: la completa incomunicacion de los criminales, puede conseguirse casi del todo con una severa inspec cion durante las horas en que el sistema misto los reúne.

Mas para que el léjimen de la penitenciaría alcance a producir todos los bienes que de su adopcion se esperan, parece necesario que no se admita en su recinto a ningún reo cuya condena no llegue al término de dos años. Los que se destinasen a ella por un espacio menor de tiempo, bien escaso proveí ho sacarían de la instruccion que alií se les diese, al paso que aumentarían inútilmente los gastos de la casa i embarazarían su buena administracion, contribuyendo por lo mismo a que se desconfiase de los buenos efectos de un sistema que tanto conviene acreditar en los principios. Para esta clase de criminales podían suplir por ahora nuestros presidios urbanos, introduciéndose en ellos todas las mejoras de que son susceptibles.

No se han limitado a preparar la introduccion de este provechoso sistema en el pais, los trabajos del Ejecutivo en lo relativo a prisiones, durante el año que acaba de pasar. A favor de un reglamento que se dictó para el réjimen i arreglo económico del presidio ambulante ha disminuido considerablemente el crecido número de fugas que se efectuaban ántes con los fatales resultados que son de presumir. Se han mandado hacer en la cárcel pública de esta capital las refacciones que exijia el estado de deterioro en que se hallaba i se han proporcionado auxilios para la de algunas de las provincias que no ofrecían casi seguridades a la detencion de los teos. Con estas i otras varias providencias, tales como las de mandar formar causas a los que aparecían culpables en las evasiones de los presos, se ha conseguido que ellas sean ya mucho ménos frecuentes que en otros años, según se advierte por los estados recientemente recibidos. Pero el principal oríjen riel mal subsiste siempre i no se estinguirá del todo, miéntras los fondos de propios de los pueblos no sólo no basten a la construccion de nuevas cárceles seguras, pero ni aun a la precisa reparacion de las defectuosas que existen. Tan grande es esta penuria en algunas partes que ha sido preciso que el Erario Nacional tome sobre sí la carga de sostener sus prisiones, como sucede con las de Valdivia i Chiloé. Me veo pues obligado a recordar al Congreso la conveniencia de que se suministren a las municipalidades para atender a tales gastos, algunas otras entradas que las en estremo mezquinas con que cuentan al presente. Entretanto, se ha piocuiado acudir en lo posible a esas necesidades, consultando en el presupuesto la pequeña partida de mil pesos con cuyo socorro se espera bastará por ahora para remediar las que son de mas uijencia.

Otra de las circunstancias que favorecían en gran manera la evasion de los delincuentes i que ademas demoraba la sustanciacion de las cansas criminales i retardaba la ejecucion de las sentencias, era la escasez de recursos de las autoridades provinciales para costear la remision de los reos de un departamento a otro i su conduccion a los presidios jenerales. El Gobierno se dió prisa a proveer a un mal de tanta gravedad autorizando a los intendentes para librar contra las respectivas tesorerías hasta la cantidad de cienpesos para estos fines. I con la mira de asegurar i el mismo cumplimiento de las sentencias, se ha ordenado que los Tribunales superioies celebren i periódicamente acuerdos en que se examine si las pronunciadas por ellos, han sido o no llevadas a debido efecto.

La casa de correccion de mujeres de esta capital ha merecido también la solicitud del Ejecutivo. Una persona de luces a quien se encargó de visitarla suministro noticias interesantes sobre los vicios i defectos que se advierten en ella. Inmediatamente se espidieron providencias para la estirpacion de los mas graves i perniciosos. Pero, no obstante, ellos subsistirán todavía en gran número, mientras no se efectúe la reforma radical que el Gobierno tiene proyectada para ese establecimiento.

La estadística judicial es otro ramo cuyo progreso no ha cesado el Ejecutivo de promover con afan, i a favor de las medidas dictadas al efecto se han obtenido considerables mejoras en los últimos datos recibidos i en la exactitud de su remision. Pero ellos no pueden aun conducimos a apreciaciones exactas ni podrá teneise confianza en los cálculos que se formen miéntras no esté levantada la estadística jeneral de la República.

Sólo procediendo sobre esta base, llegará a conocerse a punto fijo la proporcion en que se encuentran los crímenes que se cometen en cada departamento, con su poblacion; la influencia que la ilustracion i ciertas profesiones u oficios tienen sobre la moralidad del pueblo i ademas importantes resultados de que conviene estar instruido para lejislar con acierto. La reciente creacion de una oficina especial de este ramo, nos hace esperar que no careceremos mucho tiempo de este fundamento indispensable i para entónces servirán los estados que ahora se reúnen. El Gobierno, sin embargo, ha creido dar un paso de no poca utilidad a este respecto, disponiendo que en todos los juzgados de la República se lleve un libio en que se copien, autorizadas por escnbano público, todas las sentencias que se dictaren sobre causas criminales, anotando la edad, oficio i grado de instrucción del reo, como también las mas notables circunstancias del delito. Otro libro semejante se ha ordenado tener para copiar las sentencias sobre causas civiles, adviniéndose la materia sobre que ruedan i el tiempo, que han durado. Creo que este es el arbitrio mas seguro para obtener al fin de cada año dates ménos incieitos sobre los puntos referidos.

Culto

Pasando a tratar de lo relativo a este ramo, lo que llama primero nuestra atencion es la pér dida lamentable que ha sufrido la República con el reciente fallecimiento del mui reverendo arzobispo don Manuel Vicuña. Las relevantes virtudes i el fervoroso celo apostólico que resplandecían en este digno pastor a quien tantos bienes ha debido la Iglesia Chilena, harán que ella le llore largo tiempo colmando de bendiciones su memoria. El Gobierno, sobre todo, ha tenido motivos particulares para sentirle porque con su muerte han quedado interrumpidos trabajos de la mas alta importancia que de acuerdo con él habia emprendido para el mayor bien espiritual de los fieles i propagación de la moral cristiana. Vemos al fin acercarse el término deseado en que realizada la division de obispados propuesta por la lei de 21 de Agotto de 1836 haya en la República cuatio dignos prelados, que consagrar,do esclusivamente sus desvelos a la doctrina i morijeracion de aquella porcion de habitantes que se encomiende a cada uno, nos hagan recojer los saludables frutos que ántes eia imposible esperar por la excesiva estension de las dos únicas diócesis desde el principio establecidas.

Se ha concedido recientemente el pase a la bula de ereccion del obispado de Chiloé, salvando las regalías del patronato Nacional. Con igual restriccion lo ha obtenido la bula en que su Santidad instituye obispo de la Serena al recomendable párroco de la misma don José Agustin de la Sierra. Tratándose del pase a esla última se suscitaron serias cuestiones en el Consejo de Estado, a causa de que algunas cláusulas de ella parecen negar de un modo positivo al Presidente de la República el Supremo Patronato que le confiere la Constitucion i el consiguiente derecho de presentar para todas las dignidades i beneficios de sus iglesias. Atendiendo a que la institucion del Soberano Pontífice habia recaído en la misma persona propuesta por el Gobierno i a fin de evitar la larga demora que habria sufrido el establecimiento de la Diócesis de la Serena, si se hubiese retenido la bula, el Consejo tuvo a bien concederle su exequátur; pero protestó que lo negaría en adelante a cualquiera otra en que se desconociese esta regalía. Semejante resolucion retrae al Presidente de hacer desde luego las propuestas para el arzobispado de Santiago i el chispado de Chiloé. I aurque urje en gran manera la provision de ámbas Sedes, en particular la de la última, no siendo probable que su Santidad tenga a bien variar de espresiones en las bulas de institucion para ellas, inoficioso parece presentarle personas que las ocupen mientras no se celebre con la Corte de Roma un arreglo que evite en lo futuro tan desfavorables entorpecimiertos. No juzgo necesario estenderme mas sobre este punto, porque ya el Gobierno ha resuelto que se promueva por el departamento correspondiente.

Promulgada ya la lei que prefija el número i dotacion de las canonjías i demas prebendas del Obispado de la Serena, el Ejecutivo se dará prisa a proveerlas para que se organice completamente aquella Sede. La construccion del templo que ha de servir al nuevo Obispo, se está preparando con actividad i en cuanto lo permitan nuestras facultades, se procurará que la obra sea correspondiente al decoro de las augustas funciones que han de desempeñarse en ella.

El Obispo de Concepcion ha continuado durante el año presente la visita de su Diócesis. Mui laudable es el celo con que este prelado solicita el beneficio espiritual de los fieles encomendados a su custodia i mui satisfactorios los resultados que se han debido a sus afanes. El ha mejorado el servicio del culto en muchas partes, administrado los sacramentos de la confirmacion i penitencia a innumerables individuos que se hallaban privados de ellos largo tiempo i por los oportunos informes que ha trasmitido al Ejecutivo, le ha dado a conocer varias necesidades, a que se apresurará a poner remedio tan luego como le sea posible. Varias dificultades relativas a los trabajos preparatorios para la construccion de la Catedral de aquel Obispado han impedido que se le dé principio hasta el dia. La falta de arquitectos hábiles que se nota en el pais es el principal obstáculo a las obras de esta naturaleza.

Pero no obstante el Gobierno que no pierde un momento de vista aquel interesante objeto, tiene la esperanza de que no tardará mucho Concepción en ver sustituirse una iglesia episcopal de la elegancia i capacidad correspondientes, a la estrecha i poco decorosa que por ahora suple.

Si la relijion, aun consideraba bajo el aspecto meramente político, es el jérmen de los mayores bienes para las naciones, si es ella la que asegura la moralidad de las costumbres i la felicidad del Estado i si faltando su apoyo son efímeras todas las esperanzas de órden i de estabilidad, obligacion es de primera importancia para los Gobiernos, sostener con todo jénero de esfuerzos la prosperidad i el esplendor del culto. Un número competente de ministros ilustrados i virtuosos que prediquen el dogma i la moral, i templos donde se celebren las venerables ceremonias de la relijion con el decoro necesario, son condiciones indispensales para asegurar esos objetos. Pero por desgracia entre nosotros se esperimenta una gran escasez en ámbas. Dignas de todo elojio son las virtudes que distinguen por lo jeneral a nuestro clero; pero él es reducido si se le compara a las necesidades crecientes del pais. Aun en Santiago, donde era mas natural que hubiese mas concurrencia de eclesiásticos, apénas pasan de ochenta los presbíteros que existen, incluyendo en esa cifra los enfermos e impedidos. Incomparablemente mayor es esta falta en las provincias i no son pocos los lugares de crecida poblacion donde ademas del Párroco no residen sino uno o dos clérigos a lo sumo. El Gobierno, que deplora, como es justo esta necesidad que podria llegar a ser de tan funesta trascendencia, se complace al observar que los Seminarios van proveyendo a ella de un modo satisfactorio.

El de Santiago, en particular, gracias al empeño i contraccion de los respetables sujetos que lo han dirijido, nos hace concebir las mas lisonjeras esperanzas, i si hemos de juzgar de sus frutos venideros por los que ya se le ha visto producir, cieo que mui pronto el pais gozará de un número suficiente de sacerdotes que le instruyan con su ciencia i le ejemplaricen con su virtud.

Por lo que hace a la escasez de los templos, preciso es advertir que no sólo se necesita edificar otros nuevos, sino también refaccionar una gran parte de los existentes, sobre todo fuera de la capital. Muchos son los que se hallan en un deplorable estado de decadencia; no pocos los que han de convertirse pronto en ruinas, si no nos damos prisa a repararlos. El Gobierno no cesa de atender a estas necesidades por cuantos medios están a su arbitrio.

El 9 ½ de fábrica sigue inviniéndose todo en su esclusivo objeto i entre las iglesias cuya construccion ha sido protejida durante el último año deben contarse las de Lináres, Talca, Renca, Guacargüe, San Isidro i Santa Ana en esta capital. Se ha procurado también llevar a efecto la medida de que se ha hablado al Congreso en otras ocasiones: de separar de la masa jeneral de proventos destinados a la mantencion de los curas, los ramos de fábrica de cada parroquia, nombrando económos particulares a quienes se encargue su administracion, con la obligacion de rendir cuenta documentada al patrono. Y tan pronto como se hagan los arreglos necesarios para que sean examinadas en tiempo oportuno las cuentas que deberán presentar los párrocos, se efectuará dicha separacion.

Las mismas faltas de que acabo de hablar, unidas al inconveniente de la excesiva pobreza de varias parroquias, nos hacen mirar todavía remota la época en que establecida una proporcionada division de curatos en la República, puedan todos sus habitantes participar a la vez de los socorros espirituales i de los bienes que produce la instruccion relijiosa. Ventajas son estas que por la dilatada estension de muchos de los actuales, una gran parte de sus feligreses desconoce del todo o solamente las disfruta mui de tarde en tarde. De aquí la ignorancia en que viven no pocos de los que moran en nuestros campos i aun en algunas pequeñas poblaciones. El Gobierno cuya atencion no ha cesado de llamar este lamentable estado de cosas, tenia meditada una medida jeneral que le habria hecho desaparecer en mucha parte, miéntras no se hubiese efectuado aquella division. Tal era la ereccion de vice-parroquias dotadas por el tesoro público en los lugares que no hubiesen de proporcionar los suficientes proventos para la subsistencia del ministro que la sirviese. Pero el fallecimiento de nuestro Arzobispo, con quien se procedia de acuerdo en tan importantes trabajos, ha venido a dejarlos interrumpidos por ahora. Ellos continuarán no obstante con el digno prelado que hoi preside la Iglesia de Santiago.

Esta misma pobreza de varios curatos orijina otros males de tanta gravedad, que deben emplearse para su remocion todo jénero de esfuerzos. Un párroco incongruo, no sólo se halla en la imposibilidad de contraerse con la esclusion debida a la enseñanza i socorro espirtual de sus parroquianos, por las otras atenciones que necesariamente le distraen, sino que ademas se ve en la precision de ejecutar vejaciones que ceden en perjuicio de la veneracion i amor con que deben mirarle los fieles confiados a su custodia. Una relijion que predica la caridad como la primera de las virtudes, no puede ménos de resentirse de que sus ministros se vean obligados a manifestar a veces un interes i dureza do alma que desdicen tanto de su doctrina. El medio mis espedito para estirpar de raiz tan funesto desorden seria, según ya se ha indicado otras veces, la dotacion de todos los curas por el tesoro público. Miéntras no se adopte esta providencia, de cuya utilidad estoi cada dia mas convencido, el Gobierno se ha ocupado en preparar otras que desde luego nos conduzcan a un resultado análogo. Ha dispuesto que se forme una razon exacta de todos los capitales per tenecientes a censos de indios con el objeto de hacer de ellos i de las asignaciones que están concedidas a diversos curatos, una masa jeneral que con una distribucion mas conveniente que la que se hace en el dia, se invierta en el esclusivo objeto de suministrar una dotacion bastante a todos aquellos párrocos que la necesitan. Embarazos que no ha estado en su mano vencer, le han impedido realizar ántes de ahora este pensamiento, pero léjos de haberlo abandonado, espera que no pasará mucho tiempo sin que haya conseguido llevarlo a cabo.

Otro oríjen de desórdenes en este particulares la falta de un arancel que designe con fijeza los derechos que pueden cobrar los curas por entierros i matrimonios.

De la incertidumbre que es consiguiente, resulta que unas veces son los párrocos mismos los que abusan cobrando mas de lo que lejítimante Ies corresponde, otras los particulares los que se niegan aun al pago de lo que en justicia deben contribuir. Se han dictado varios decretos parciales para poner atajo a este desarreglo; ya prescribiendo quiénes deban comprenderse bajo la denominacion de pobres i de peones gañanes, para eximirse de pagar derechos parroquiales, ya señalando a los relijiosos cpie tienen cura de almas en diversos puntos, sin sínodo suficiente para que puedan administrar los sa- cramentos gratis a los menesterosos. También se han preparado medidas jenerales que tienden a estinguir estos abusos en todo el pais. Tal ha sido la formacion de nuevos aranceles mas adecuados a los usos actuales i en que se señalan con toda especificacion esos derechos. Ellos se encuentran ya concluidos i sólo se espera que hayan recibido la revision de las autoridades competentes, para someterse a la aprobacion de las Cámaras.

A fin de auxiliar las tareas de los párrocos i acudir en cuanto es posible a la falta de doctrina evanjélica que esperimenta gran número de los habitantes de la campaña, se han mandado salir en el presente año las acostumbradas misiones para el Norte i Sur de la República. Siendo indudables los buenos efectos que se han reportado de ellas en otros años i no habiendo otro recurso de que echar mano por ahora para suplir en algo aquellas necesidades, el Gobierno ha tenido cuidado de que se encomienden a relijiosos de virtud i conocido celo apostólico.

Si no puede ponerse en duda la utilidad de las misiones de indíjenas del Sur de la República, si se las reconoce con justicia como uno de los resortes mas eficaces para atraer a la civilizacion a los que viven todavía en el estado de barbarie, debemos interesarnos altamente en su prosperidad.

Las de Chiloé se hallan en el dia asistidas por doce misioneros que desempeñan las funciones del culto i predican el dogma en sus diversos departamentos.

La doctrina de Queyle en los Payos, última de la provincia, al mismo tiempo que era la mas necesitada ds socorro espiritual por su larga separacion de las demás, su mayor estension i la distancia a que se encuentran entre sí sus capillas, era también la sola que carecía de un sacerdote que la asistiese, a causa de que no suministra lo necesario para su sustento.

El Gobierno dispuso que pasase a establecerse allí provisionalmente i hasta que se concluyan los edificios para misiones que se levantan en la frontera de Concepcion, uno de los cuatro misioneros que el Congreso le autorizó para situar en ésta.

Las de Valdivia i del Sur de Concepcion han prosperado notablemente durante el último año trascurrido.

Entre las primeras se han suprimido algunas que parecían ya innecesarias i se las ha mandado internar hácia los indios infieles.

En la misma internacion se trabaja con actividad respecto de las segundas.

La construccion de las Iglesias de Atauco i Nacimiento ha sido ya terminada i en el dia funcionan allí los respectivos misioneros.

Los indios pertenecientes a las destruidas misiones de Santa Bárbara i Tucapel han solicitado empeñosos su restablecimiento, prometiendo enviar sus hijos a las escuelas que en ellas se abran i concurrir ellos mismos a la instruccion relijiosa i a los oficios divinos.

En vista de tan favorables disposiciones, el Gobierno ha mandado sin pérdida de tiempo levantar presupuestos del costo que ha de tener su reedificacion.

Muchas son las ventajas que han de obtenerse luego que ellas se hayan puesto también en ejercicio.

Nuestra línea de frontera se habrá avanzado así considerablemente, facilitándose la comunicacion con la provincia de Valdivia i afianzándose la tranquilidad de aquella tierra con la adquisicion de un campo vasto i fértilísimo.

Me es grato dar a las Cámaras noticias de esta naturaleza que nos presentan no mui remoto el dia en que se logre el proyecto grandioso en que el Gobierno no cesa un instante de pensar, de la reduccion de los indíjenas i union de todas las provincias de la República.

Esta esperanza que contribuye a inspirar todos los datos últimamente recibidos, hace sobremanera sensible la suma escasez de misioneros en que por ahora nos hallamos. El Ministerio está empleando los últimos esfuerzos para arreglar los colejios de misiones de Chillan i de Castro, pero no lees posible todavía asegurar si con los sacerdotes que se formen en ellos bastará para suplir a una demanda tan estensa o si será necesario ocurrir a Europa en solicitud de nuevos misioneros. Juzgo que ningún arbitrio debe perdonarse para allanar esta dificultad cuando es tan grande el objeto que con su remocion nos proponemos conseguir.

Otra circunstancia que embaraza no poco la prosperidad de las misiones, es la falta de un prefecto jeneral que las gobierne. Desde la muerte del que existia ha suplido un vice-prefecto, a cuyas celosas tareas se debe el no haberse dejado sentir todos los males que eran de temerse, pero él ha sufrido algunas dificultades en el ejercicio de sus atribuciones, por no haber leyes espresas que las determinen i den reglas para el caso escepcional en que sobre este punto se encuentra al presente la República. El Gobierno ha reconocido por lo tanto la necesidad de recabar cuanto ántes del Sumo Pontífice la creacion de un prefecto jeneral de misiones, empleo que no podrá proveerse sino a propuesta del presidente ya por ser esta una dignidad eclesiástica como todas las otras, ya por el alto inflajo e importancia de las funciones que desempeña en el pais.

Instruccion pública

Antes de empezar a dar cuenta de los trabajos del Gobierno en este ramo, séame lícito llamar la consideracion de las Cámaras hácia el vuelo rápido que últimamente ha tomado en Chile la aficion a las ciencias i a la literatura. Este es un hecho notable que no puede ménos de llenar de satisfaccion a cuantos se interesen por el progreso del pais. Nuestra juventud ya no mira sólo en el estudio un medio de adquirir fortuna ni desprecia los conocimientos que no han de conducirla inmediatamente a ese objeto. Ella no se ha contentado con seguir la senda que trillaron sus abuelos i ha ensanchado el campo de sus investigaciones mentales Estímulos mas nobles que el del interés material son los que la impulsan. El amor de la gloria fomenta en su corazon i con tan jenerosos sentimientos se prepara noblemente a la mision que la incumbe de adelantar la civilizacion de su patria ilustrándola por todos los caminos que han recorrido con tanto esplendor las naciones del antiguo mundo. En tales circunstancias era demasiado conspicua la necesidad de un ájente que utilizase esa naciente llama i diese una direccion acertada a ese espíritu de la juventud.

Tal es el vacío que ha venido a llenar la nueva Universidad. La formacion de este cuerpo es a mi modo de ver el paso mas útil que habria podido darse en favor de la ilustracion, tanto por esa fermentacion mental, como porque fundada sobre bases distintas de las de la antigua no será esta una institucion de mero lujo ni una arena donde sólo reporte inútiles triunfos la sutileza del injenio. Trabajos mas provechosos i de mas solidez son los que han de ocuparla. Encargada de velar sobre la educacion ella sujerirá al Gobierno los medios mas adecuados para mejorarla i difundirla en toda la República.

Dividida en Facultades, cada una de éstas se contraerá con esclusion al adelantamiento del ramo de su incumbencia i suministrará sobre él datos importantes a la suprema autoridad. Destinada en fin a ser el centro de union de las principales reputaciones literarias, ella difundirá un calor vivificante sobre la creciente aficion a las letras i hará contribuir al beneficio jeneral tantos talentos inutilizados ántes por la falta de estímulos.

Interesado el Gobierno en que este cuerpo de cuanto ántes principie a sus tareas, sólo aguarda para su instalacion solemne que el Consejo Universitario haya concluido los estatutos interiores que han de dar órden i regularidad a sus trabajos, objeto en que actualmente se ocupa con empeño.

Miéntras nos hemos visto privados de los beneficios de esta corporacion, el Instituto Nacional ha hecho en cierto modo sus veces como que él ha servido de modelo a los demas establecimientos de educación de la República. Pero la enseñanza que en él se daba ceñida casi del todo a las clases mas indispensables para el ejercicio de las carreras profesionales conocidas en Chile, estaba pidiendo mejoras que la hiciesen corresponder mas bien a las necesidades del pais. En una República donde todos son llamados a tomar parte en las alias funciones de la administracion, la ciencia no debe ser un monopolio útil solamente a los que abrazan determinadas profesiones. Necesario es hacerla mas estensiva i proporcionar a todos los ciudadanos una instruccion que les sirva para cualquier destino que abracen i les dé el conocimiento de sus principales derechos i obligaciones como miembros de la asociacion. Sólo una enseñanza de esta naturaleza difundida por un pueblo, puede prepararle para gozar sin peligro de toda la libertad que le es lícito apetecer i asegurar su verdadero progreso. Tal es también la que el Gobierno se ha empeñado en introducir. Se la ha dividido pues, en científica i elemental o preparatoria. En la segunda se han añadido a los ramos ya conocidos el estudio de los idiomas, el de las matemáticas, historia i jeografía i el de la historia natural, física i química. Jeneralizando de este modo la instruccion se logran varios objetos importantísimos. Los que se dedican a las profesiones científicas adquieren conocimientos mas variados i los que han de seguir otras carreras reportarán siempre provecho de lo que han aprendido, pudiendo aplicar sus nociones ai adelantamiento de las artes i de la industria. Por último, los niños descubren así con tiempo la facultad para que tienen mas disposiciones naturales i no se malogran en la oscuridad muchos talentos que en el dia no se muestran, sólo por faltarles campo en que desarrollarse. Por lo que toca a la instruccion superior o científica, debo asegurar al Congreso que ella adelanta i se perfecciona cada dia en ei Instituto Nacional.

Otro vacío demasiado pernicioso se advertía hace tiempo en aquel establecimiento. Parece que el principal esmero se habia dirijido a enriquecer el entendimiento de los jóvenes, descuidando otro fin mas necesario todavía, el de formar su corazon. Si miéntras se ilustra al hombre en los primeros años de su vida, se le abandona a sí mismo en el cultivo de la parte moral, pudiera suceder que las luces que adquiriese, léjos de servir al bien de la patria fuesen su peor enemigo, por el mal empleo que hiciese de ellas. Mengua seria ademas que un joven instruido en todos los otros ramos del saber, no tuviese de su fe sino el conocimiento superficial que suministra el catecismo. Preciso era pues atender también a la educacion moral i rehjiosa de los alumnos i aesta gran necesidad se ha procurado poner término con la creacion de una clase de relijion para internos donde se les instruya detalladamente en la historia sagrada i en los fundamentos del dogma.

Mas para la perfecta consecucion de todas las mejoras que acabo de indicar era al mismo tiempo precisa una reforma en lo material del Instituto. El edificio actual, ruinoso por los muchos años que cuenta de existencia, estrecho e inadecuado para el mayor ensanche que en el dia se ha dado a la instruccion, sin oportunidades para establecer un buen réjimen en él, necesitaba ser i sustituido por otro que reuniese todas las ven tajas apetecibles i fuese proporcionado al incesante aumento de los jóvenes que concurren a las clases. El Congreso Nacional reconocerá esta exijencia i proporcionando al Gobierno los medios de emprender tan útil obra, dará un testimonio del patriotismo ilustrado que le anima. Importa dar cuanto ántes principio a la construccion para que dentro de pocos años podamos ver allí reunidos con toda la comodidad i decencia convenientes, los dos preciosos planteles del Instituto i la Universidad de Chile.

Los colejios de las provincias continúan progresando a pesar de los estorbos que encuentran en su marcha. En el de Coquimbo florece con especialidad el estudio de las ciencias naturales, gracias al empeño de su ilustrado profesor. El edificio del de Concepcion, ruinoso e incapaz de servir para su objeto reclamaba con urjencia ser reemplazado por otro mas cómodo i aparente i se han dado ya los pasos preliminares para ello. Numerosos obstáculos de vária naturaleza se ha bian opuesto hasta aquí a la apertura del de Talca, sin embargo a merced de los constantes esfuerzos que se han hecho para vencerlos, él empezará a funcionar cuando mas tarde, dentro de un mes. Con ménos recursos que los otros el de Aconcagua prospera igualmente a virtud del celoso empeño con que le proteje aquel Intendente i en la actualidad el Gobierno dispone todo lo necesario para que se ponga en ejercicio el de la provincia de Maule. Entre las varias providencias dictadas para el arreglo i prosperidad de estos colejios merece una especial mencion la de haberlos procurado poner en comunicacion i contacto con el Instituto Nacional. Grandes son los beneficios que se reportarán de esta medida, porque por ella la instruccion que se da en los primeros se uniformará en lo posible con la que se suministra en el último. I adoptándose en todos los mismos métados i autores i siguiéndose el mismo órden en los estudios se logrará que los jóvenes que pasen de unos a otros no sufran contraste en su carrera ni atraso por la variacion como sucede en el dia.

Uno de los mayores obstáculos que se advertían para el progreso de estos colejios de las provincias i para el ensanche en los ramos de su programa, era la falta de profesores hábiles que en casi todos se sufria. A fin de remediarla se han mandado reservar seis becas de gracia en el Instituto de Santiago para los jóvenes mas aprovechados de los de Concepcion i de Coquimbo, que bajo la condicion de enseñar despues seis años forzosos en ellos quieran venir a completar su instruccion en la capital de la República. Con igual objeto i con el de dar la posible perfeccion al estudio de las ciencias naturales, que apénas principia en Chile, se han enviado a Francia tres jóvenes de los mas adelantados del Instituto de Coquimbo para que terminen allí su aprendizaje; i me es grato participar a las Cámaras que se han recibido noticias mui favorables de sus aprovechamientos.

Pero no han tenido aquí su término los esfuerzos dei Gobierno para la protección de las ciencias. Deben también contarse en este número varias otras medidas que contribuyen a sus adelantamientos. Tales han sido la costosa reimpresion del curso de Jeometría por Le-Roi que se está haciendo al presente; la publicacion del tratado de ensayos por la via seca i la via húmeda de los minerales de oro, plata, cobre, etc., i del de mineralojía, jeolojía i jeometría subterránea que ha escrito por encargo superior don Ignacio Domeyko i últimamente la escursion hecha por el mismo profesor a las Cordilleras de Copiapó a fin de ilustrar la jeolojía de Chile i difundir nuevas luces sobre el ramo de la minería, que forma con la agricultura la principal riqueza de nuestro suelo.

Considerando ademas, que sin un conocimiento municioso del estado de los diversos colejios, no podria el Gobierno disponer que se hiciesen en ellos todos los arreglos oportunos, ni conocer a punto fijo la marcha de la educacion en la República, se ha ordenado que todos los directores de esta clase de establecimientos, costeados con fondos públicos, eleven al fin de cada año al Ministerio de Justicia una memoria en que espresen las clases que en ellos se cursan, el número de individuos que las frecuentan, los métodos adoptados para la enseñanza i los recursos con que cuentan para su sosten. Datos análogos se han pedido a los Intendantes sobre las casas particulares de educacion que hubiese en sus provincias, para estender también a ellas en lo posible la proteccion de la suprema autoridad. Por lo que hace a estas últimas deben notarse la solicitud i esmero con que por lo jeneral sus directores han procurado acreditarlas, movidos de su propio interes i de un laudable celo por el bien público.

Ya en otras ocasiones he llamado la atencion del Congreso hacia los perjuicios que ocasiona la continua mudanza de profesores en el Instituto Nacional, efecto inevitable de la mezquindad de las rentas con que están dotados i de la falta de estímulos de que se recente esta carrera. Miéntras subsista el órden actual difícil es que lleguemos a ver al frente de las clases individuos dotados de conocimientos profundos en los ramos de su profesion. Con el fin de remover este pernicioso inconveniente, se ha mandado preparar un nuevo plan de sueldos, que consulte mejor en este particular los verdaderos intereses del pais. En el mismo proyecto deberán señalarse las recompensas a que puedan aspirar los profesores que mas se distingan por su contraccion i por los años de sus servicios.

No desconoce el Ejecutivo la obligacion de dispensar un fomento no ménos empeñoso a la educacion del sexo que encargado de dirijir al hombre i de formar sus sentimientos en los primeros años de su niñez, ejerce sobre él un influjo lan grande en todo el resto de su vida. Instruir a las mujeres es indudablemente uno de los medios mas poderosos de adelantar la civilizacion de un pueblo. Mas, por desgracia nosotros apénas hemos puesto en movimiento ese resorte. Hai en Santiago varias casas donde se enseña con provecho a las niñas de familias acomodadas. Pero son raras las escuelas destinadas a las de las clases pobres i miéntras los beneficios de la educacion no desciendan hasta ellas, miéntras en su tierna edad no se procure infundirías principios virtuosos que sean despues su salvaguardia contra los peligros a que han de verse espuestas, bien poco habremos hecho por el mejoramiento jeneral de las costumbres. Penetrado de la exactitud de estas reflexiones, el Gobierno ha nivelado por ellas su conducta i al protejer la fundacion de un colejio de niñas en Valparaiso, al conceder auxilios al que existe en Aconcagua, i al aumentar los que dispensa al establecido en Concepcion, ha puesto siempre la condicion precisa de que en ellos haya de proporcionarse grátis a las hijas de familias menesterosas una instruccion correspondiente. En éstas se propone encontrar algún dia maestras capaces de dirijir las escuelas primarias que han de crearse destinadas esclusivamente al otro sexo.

Si la instruccion científica ha merecido una atencion solicita de parte de la suprema autoridad, con dobles motivos reclamaba sus desvelos la primaria. Porque ella es el principal ájente para mejorar esa masa del pueblo, que forma la parte mayor de nuestra sociedad i a la que debemos sar ar de la ignorancia i miseria en que vive. En su empeño para propagarla, el Ejecutivo, durante el año de que doi cuenta, ha mandado abrir nuevas escuelas en crecido número de aquellos lugares de las provincias que mas necesitaban de este beneficio. I no pudiéndole bastar la escasa suma de diez mil pesos asignada con este fin en el presupuesto, para proveer a una exijencia tan vasta i acordar a la vez a los maestros dotaciones que pudiesen complacerlos, ha dispuesto que las municipalidades respectivas los estimulen con recompensas sacadas de sus propios fondos, hagan los gastos de apertura de dichas escuelas i contribuyan con los útiles necesarios para los niños mas pobres. Ha recordado asimismo a los provinciales de las órdenes relijiosas, la obligación que se les impuso por la lei de 14 de Setiembre de 1830, de abrir en todos sus conventos una escuela gratuita de primeras letras i encargando a los intendentes que vijilen sobre el cumplimiento de este deber de los regulares, se les ha prevenido que en su omision manden hacer a costa de ellos esa apertura por las municipalidades. Pero por mas arbitrios de que el Gobierno eche mano para propagar la educacion primaria, son tantas las necesidades que a este respecto se dejan sentir en casi todos los lugares de la República, que apénas puede decirse que hayamos dado principio a la ilustracion del pueblo. Necesario es que las presentes Cámaras lejislativas que han dado ya pruebas relevantes del celo que las anina por la prosperidad del pais, ofrezcan su activa cocperacion a un fin tan laudable.

Necesario es que presten sin vacilar su aprobacion a la moderada suma que para él se ha consultado en el presupuesto que ha de rejir en el año próximo.

No debe sin embargo creerse que habremos hecho lo bastante con aumentar el número escaso de las escuelas. Mucho tenemos que trabajar todavía para organizarías de modo que puedan corresponder a nuestras esperanzas, libres de los vicios i defectos que se advierten tanto en el réjimen como en la enseñanza que se suministra en las actuales.

Ha mucho tiempo se notaba la falta de un método ménos vicioso e incompleto de lectura que los adoptados jeneralmente. Pero ántes de sustituirles otro, era necesario hacer de ellos un análisis razonado, por medio del cual se diesen a conocer todas sus imperfecciones a los maestros, que dejándose llevar por la rutina, quizá ni los han advertido nunca. Este útil trabajo es el que se ha emprendido por disposicion del Gobierno i el que publicado en el dia ha derramado luminosas observaciones sobre tan importante materia.

Al mismo tiempo se han mandado formar nuevos silabarios o métodos compendiados de lectura, que exentos de los defectos de los hasta aquí conocidos, se adaptan mucho mejor a la débil intelijencia de los niños i les ahorran el tiempo i molestia que ántes perdían inútilmente. Esparcidos en profusion por la República, ellos contribuirán no poco a facilitar i uniformar la instrucción primaria en todas sus escuelas.

Otra mejora parece también indispensable, si se quiere dar a esta enseñanza toda la perfeccion de que es susceptible. Para los niños de las clases mas pobres i que se ven precisados a ganar la subsistencia con el trabajo material de sus manos, podrá bastar el simple aprendizaje de la escritura, lectura i primeros rudimentos de la aritmética; mas para aquellos a quienes ha cabido en suerte nacer de padres que gozan de mas proporciones i que por lo mismo se ven llamados a ocupar un puesto mas alto en la sociedad, debe hacérsela también comprensiva de otros ramos; de manera que para ellos la instruccion primaria en su mas alto grado llegue a tocarse por decirlo así con la que se proporciona en los colejios i los niños no esperimenten violencia alguna al pasar a éstos desde la escuela. Tal es el fin que se ha propuesto el Gobierno al introducir en la Normal de Santiago las clases de jeografía, dibujo i gramática castellana. Segun el estado de prosperidad en que se encuentra este plantel i los progresos que han he cho en poco tiempo sus alumnos; creo que no tardarán mucho en salir de él maestros capaces de principiar la realizacion de los pensamientos del Gobierno.

Con este motivo no puede ménos de lamentarse la falta, así de pequeños libros que ofreciendo ejercicios de lectura accesibles a la comprension de los niños i propios para inspirarles interes, les hagan mas llevadero el trabajo del aprendizaje por el estímulo de la curiosidad, como de compendios o breves compilaciones de los principales conocimientos que conviniese darles sobre los varios ramos del saber. La Universidad, en su seccion de humanidades, está encargada de proveer a esta necesidad. Va promoviendo la composicion de tan útiles obritas, ya la traduccion de las mejores que se hubieren escrito en otros idiomas. Pata este fin espeto ha de serle de gran auxilio ura abundante i escojida coleccion llegada hace peco al Ministerio de Justicia de los comprendidos adoptados en las escuelas de Francia para enseñar a sus alumnos los primeros rudimentos de las ciencias.

No es menor pero sí mas digno de sentirse todavía el atraso en que se hallan nuestras escuelas en lo relativo a la parte moral de la educacion. A la manera que en los colejios, el cuidado principal se ha dirijido en ellas a la instruccion, sin empeñarse en formar el corazon i reglar las costumbres del hombre cuando mas necesita este cuidado, en la primera época de su vida. No sin razon se ha dicho que las escuelas deben estar organizadas de modo que suplan los solícitos desvelos de las madres. Pero son tantos los vicios de que adolecen las nuestras en este punto esencial, es tnn poco el cuidado que por lo comun se tiere de evitar a los niños toda circunstancia que pudiese conducirles ala adquisicion de hábitos funestes, que el Gobierno se ha visto precisado a hacer a los Intendentes las mas estrictas preverciores para que vijilen sin cesar sobre la estirpacion de los abuses que pudiesen existiren las escuelas de sus provincias. Para contribuir a la misma reforma, se da el conocimiento mas lato posible de la relijion i sus dogmas i se observa con el mayor esmero en su conducta moral a los jóvenes de la Normal de Santiago que están destinados a ser los instrumentos por cuyo medio se mejore la educacion primaria en la República. Mas, a pesar de tales afanes, el llegar a poner los establecimientos de esta especie en el grado de perfeccion debido, depende de tantas providencias minuciosas en que al Gobierno no seria dado pensar por las innumerables atenciones que le distraen, hai todavía lanto por hacer i se necesita una inspeccion tan particular para ello, que no podrá lograrse el arreglo que deseamos miéntras la seccion correspondiente de la Universidad no de principio a sus labores i dedique una especial contraccion a este interesante fin. Mucho deberán auxiliarla en su tarea los excelentes tratados que el Ministerio posee sobre el réjimen de las escuelas en Francia i que piensa poner a su disposicion.

Otra materia de grande utilidad en que la misma seccion ha de ocuparse, es la formacion de un plan de ascensos i recompensas para los maestros de primeras letras que se distingan por su contraccion i buen desempeño. Inútil seria afanarse en la mejora de la educacion primaria, si los que se dedicasen a esta profesion no hubiesen de tener aliciente alguno para sobresalir entre sus concolegas,como hasta hoi ha sucedido. Si se quiere conseguir maestros idóneos i empeñosos, preciso es hacer de esa enseñanza una verdadera carrera con sus premios, i en que se abra campo a la emulacion i lejítimas aspiraciones. Sólo cuando hayamos dado este paso indispensable, podremos lisonjearnos de haber hecho cuanto estaba a nuestro alcance para cumplir la obligacipn de educar al pueblo, que pesa sobre nuestros hombres.

No seria justo que yo pusiese fin a esta materia sin recomendar paiticularmente al Congreso el actúo celo desplegado por el intendente de Chiloé para promover la ilustracion de aquella provincia, hasta ahora la inas atrasada del Estado. El espíritu de progreso que él ha conseguido despertar en aquellos habitantes, es ya demasiado conocido de todos por las publicaciones hechas en varios periódicos de esta capital. Si, como él lo ha ejecutado allí, se consiguiera interesar en todas partes a los mismos particulares en el aumento i adelanto de toda clase de establecimientos de educación, el Gobierno no tendría a menudo el sentimiento de ver inutilizados sus mas activos esfuerzos para crearlos o sostenerlos, por la falta de cooperacion de los ciudadanos.

La Biblioteca Nacional está sirviendo al público emiquecida por la adquisicion reciente de varias obras de aprecio, gracias a la liberalidad con que la ha favorecido el Congreso, aumentando la suma que la estaba señalada. No obstante, el Ejecutivo interesado en completar cuanto ántes aquella coleccion, que, aunque abundante en autores antiguos, sufre una notable escasez de los modernos, ha creido deber solicitar una asignacion algo mas jenerosa todavía para el año próximo.

Sólo así se conseguirá que ella proporcione en breve a los estudiosos todas las noticias que apetezcan de los nuevos descubrimientos que tanto en las ciencias como en las artes no cesan de repetirse cada dia en las naciones mas adelantadas.

La preciosa coleccion de objetos naturales que compone el Museo Nacional, ha sido tambien aumentada durante el último año con otros nuevos venidos de Europa o adquiridos en el pais. Entre estos últimos merece especial moncion un variado surtido de minerales clasificados i perfectamente analizados que el Gobierno ha hecho reunir. Tambien los alumnos de Química i Mi neralojía del Colejio de Coquimbo han obsequiado otros muchos que tienen el mérito particular de haber sido ensayados por ellos mismos.

Por la correspondencia recibida de Europa, se ha tenido noticia de la llegada a Francia del ilustrado naturalista a quien se debe la creacion del Museo. El estaba activando la publicacion de su obra que ha de derramar tantas luces, así sobre la historia política de Chile, como sobre las riquezas naturales que posee en abundancia su territorio i que hasta hoi desconocemos en su mayor parte. Es sensible que los grandes preparativos que ha de verse obligado a hacer para el efecto no nos dejen esperar sino hasta dentro de algún tiempo la posesion de estos preciosos do cumentos. No habiendo los mismos obstáculos para la edicion del Mapa jeneral de la República, don Claudio Gay la ha anunciado como mui próxima.

El Ministerio de mi cargo ha creido de su deber renovarle las promesas de su proteccion, para remover cualquiera dificultad que pudiera ocurrirle en la realizacion de estos interesantes objetos.

La llegada a Santiago de un artista distinguido, ha despertado en varios de nuestros jóvenes un plausible entusiasmo por el arte de la pintura. El Gobierno se apresurará en cuanto se lo permitan otras atenciones de vital importancia, a favorecer la intencion que Mr. Monvoisin ha manifestado, de fundar en Santiago una escuela de esta especie.

Someto a la aprobacion de las Cámaras el presupuesto para el año próximo de 1844.

Santiago, Julio 31 de 1843. —Manuel Montt.


Núm. 245[editar]

La comision de justicia, apoyada en los fundamentos espuestos por el señor Fiscal de la Corte Suprema corriente a fojas 4 de los autos presentados, cree que la sala debe aprobar el siguiente articulo:

Se concede a la viuda e hijos del finado Ministro de la Corte Suprema don Cárlos Rodríguez los sueldos que dejó de percibir durante el tiempo que permaneció separado del ejercicio de su destino.

Sala de la comision, Julio 31 de 1843. —J. V. Lastarria. —Pedro Francisco Lira. —Fernando Lazcano.


El que suscribe tiene el sentimiento de separarse del dictámen de la mayoría de la comision, fundado en las razones que se espresan en el supremo decreto de fojas 5 v., en la vista fiscal de fojas 14 v. i en la sentencia definitiva de fojas 28. Los Tribunales de Justicia han declarado fué injusta la solicitud de doña Mercedes Larrañaga, i no hai razón alguna de equidad en que la Cámara pueda apoyar la concesion, despues de haberle señalado una pension piadosa que goza actualmente. —Santiago i Julio 31 de 1813. —Manuel J. Cerda.


Núm. 246[editar]

La comision de guerra encargada de informar a la sala sobre el proyecto de lei presentado a las Cámaras por el Presidente de la República, pidiendo la facultad de invertir la cantidad de quince mil quinientos sesenta i un peso un real para la reparacion i construccion de cuarteles, fortalezas i almacenes de pólvora, i la de nueve mil pesos para casos imprevistos de guerra a mas de las cantidades presupuestadas para llenar estos objetos, es de opinion que atendidas las razones que se aducen en el mensaje con que se acompaña debe adoptarse sin variación alguna el artículo único en que se contiene.

Sala de la comision, Santiago, Julio 31 de 1843. —Francisco de la Lastra. —Eujenio Necochea. —Pedro Nolasco Vidal .


Núm. 247[editar]

Por decreto de la Ilustre Corte Marcial de veintiséis de Mayo último, se mandó encausar al señor Coronel Comandante Jeneral de Artillería por haber castigado al desertor de dicho cuerpo José Miguel Vidal, en su tercera desercion, con palos, prision i recargo en el servicio con infraccion del artículo 1.° título 76 de las ordenanzas del ejército; i por decreto del 19 del corriente ha ordenado el mismo Tribunal se agregue a la causa del precitado Jefe los cargos que resultan por haber castigado, sin previa formacion de causa, al desertor Juan Bautista Cavieres en su segunda desercion i haberle indultado en la tercera cuando se presentó voluntariamente, infrinjiendo el citado artículo. Para dar cumplimiento a los referidos decretos, como Fiscal nombrado al efecto, ocurrió a la Cámara de Diputados para que con arreglo a lo dispuesto en el artículo 16 capítulo 6.° de la Constitucion, se digne declarar si hai lugar a la formacion de causa, i en tal caso allanar el fuero que como a Diputado del Congreso compete.

Dios guarde a Ud. muchos años. —F. Mateo Corvalan.


Julio 31 de 1833. —A la Comision Calificadora. —Renjifo .


==== Núm. 248 ====

Excmo. señor:

Doña María Díaz, viuda de don Pedro Manríquez, ante V. E . respetuosamente me preseNnto, i digo: que agobiada con el peso de una numerosa familia i careciendo absolutamente de todo recurso, aun para llenar las primeras necesidades de la vida, me hallo en la precision de instruir un espediente para acreditar los servicios que prestó mi finado marido a la causa de la independencia durante la campaña de 1817, para que el Supremo Gobierno, en vista de él, se sirva acordar a mi desgraciada familia la pension que en justicia creyere conveniente.

Por fortuna se encuentra entre nosotros el señor Jeneral don Juan Gregorio Las Heras, quien conoció al espresado mi marido i fué testigo de los inminentes riesgos a que se espuso, los importantes i difíciles trabajos que emprendió para el paso del ejército libertador, de las cordilleras i por último de su actividad, conocimientos i constancia, a la que se debió en gran parte la felicidad con que el ejército hizo su tránsito sin que jamas se le hubiese retribuido a él ni a su familia con la mas pequeña recompensa. Para acreditar pues, todo lo espuesto, espero que V. E. se sirva ordenar que el espresado señor Las Heras informe a continuacion sobre los hechos relacionados i cuanto mas supiere acerca del particular, i emitido su informe se me devuelva todo lo obrado para hacer el uso que me convenga.

Por tanto, a V. E. suplico se sirva así decretarlo por ser justicia que pido, Excmo. señor. —Marta Díaz.


Comandancia Jeneral de Armas. —Santiago, Julio 25 de 1843. —Como se pide, al efecto pásese el oficio de estilo. —Romo.


Señor Inspector Jeneral:

Cumpliendo con el decreto de V. E. que antecede, digo: que don Pedro Manríquez, a quien hace referencia esta representacion, al abrirse la campaña sobre este pais el año 17, de órden del señor Capitan Jeneral don José de San Martin, fué destinado a mi division con veinte i tantos mineros mas, bajo sus órdenes, para que hicieran en ella el servicio de zapadores, allanando i recomponiendo los caminos de la cordillera, enteramente arruinados por el tiempo trascurrido sin comunicacion, i por las medidas de precaucion i de defensa tomadas por los españoles. Durante la marcha de mi división (desde Uspallata hasta los Andes) siempre vino a vanguardia con la partida esploradora, cumpliendo pundonorosamente con su deber; i cuando se acampaba él era el encargado de allanar el terreno, venciendo las dificultades que se presentaban para poder establecer la batería perteneciente a dicha division, tan necesaria para su seguridad.

También se halló dicho Manríquez con sus mineros en el ataque del Punto de la Guardia, i cumplió exactamente con las órdenes que le habia dado de demoler todas las fortificaciones construidas allí por los españoles.

Luego que mi división se incorporó al ejército al pié de la cuesta de Chacabuco, cesó el señor Manríquez de pertenecer a ella; debiendo añadir que los servicios prestados por el señor Manríquez con tanta actividad, patriotismo i desinteres (pues nunca se le dió otro sueldo que el alimento) facilitaba no sólo las operaciones de mi division, sino también el paso de todo el material del ejército que venia una jornada a mi retaguardia. —Santiago, Julio 26 de 1843 años. —J. Gregorio de Las Heras.


Núm. 249 [2][editar]

Por el estrado que nos da El Progreso de los debates de las Cámaras, vemos que ya se está tratando en una de ellas del presupuesto de gastos para el año económico que va a empezar; mas esto es lo único que podemos saber a este respecto, al ménos los que no residimos en la capital, i nos es forzoso mantenernos en espectacion sobre el conocimiento detallado de tal presupuesto, i renunciar a la idea de tomar alguna parte en el exámen de tan importante asunto. Este silencio impuesto a la prensa por circunstancias accidentales es un hecho que creemos digno de ser deplorado, no porque creamos que podríamos nosotros ilustrar el juicio de lasCamaras, sino por motivos que nada tienen de personales a nuestro papel, ni de presuntuosos.

Nadie ignora que el presupuesto es la clave de toda administracion, i que en él se hallan patentes las miras del gobierno, no sólo en el sentido económico, sino también en el político. Por esto es que en todos los paises representativos el exámen de este documento es uno de los asuntos mas graves i de mayor Ínteres, tanto para la tribuna como para la prensa. Bien sabemos que en nuestro país no es tan honda, ni tan complicada la política que sólo por el presupuesto pueda sondeársela; ni desconocemos tampoco que cuando un gobierno está apoyado tranquilamente sin tropezar con pasiones ajenas, ni dando vuelo a las propias, el presupuesto tiene todas las probabilidades a su favor, i apénas da lugar a las disidencias. Pero su exhibición a los ojos del público, ántes o miéntras se discute, tiene otros objetos independientes de las luchas i de las contradicciones.

En nuestro pais donde tan poco jeneralizados están todavía los conocimientos administrativos i tan poco estudiados los actos del gobierno en toda su esfera, el presupuesto es verdaderamente un documento de revelacion i de enseñanza. En él se encuentran especificadas todas las necesidades del pais i determinado el peso de exijencias que gravitan sobre el gobierno. Con él puede responderse a algunos clamores insensatos i en él pueden también fundarse justas esperanzas, i votos racionales. Nos figuramos que el ciudadano que por primera vez considera sériamente un presupuesto, debe sentir en ese momentó una impresion que le haga cambiar todas sus ideas en punto a administracion. Pero esta impresion saludable sólo la prensa puede repetirla, i multiplicarla, i el momento oportuno para hacerlo es cuando está pendiente la aprobacion de los cálculos del gobierno; porque pasada esta ocasion, i desde que es inútil ya el desahogo de la opinion, las revelaciones que contiene el presupuesto pierden una gran paite de su interes, o producen a la vez la irritacion que causa el ver consumado un mal que pudo evitarse. ¿Qué dirá nuestra prensa cuando rejistre el presupuesto ya aprobada? Nada, i se contentará con trasmitirlo al público como un pálido documento que no admite ya comentarios; al decir esto, no pretendemos dar a nuestro silencio otra importancia que la que tiene por representar el silencio del público, cuyo apoyo es indispensable tanto al Ejecutivo como a las Cámaras. Es preciso que no se pierda de vista que la prensa de Chile se ha puesto ya en marcha, que conquista cada dia nuevos lectores, i que cada vez mas irá consiguiendo su verdadero objeto, que es representar los votos de una mayoría.

La falta que notamos de una publicacion oportuna del presupuesto es tanto mas deplorable, cuanto que proviene de otra falta igualmente sensible, cual es la retardacion de las memorias de los ministros de que suele venir acompañado tal documento. No sabemos por qué accidentes se posterga, hace algún tiempo, la presentacion de dichas memorias, i viene a efectuarse cuando ya están al cerrarse las Cámaras; pero el hecho es que esto es un mal, i un mal sentido ya ireconocido por el público. No basta a disculparlo la consideracion de que las memorias sólo tienen por objeto dar cuenta al pais de lo que se ha hecho i no el abrir mas campo a los trabajos de las Cámaras; porque siendo estos documentos las únicas revelaciones que se hacen al pueblo de la marcha del poder ejecutivo, i los únicos medios de conocer el rumbo de su política, tanto interior como esterior, los Diputados las necesitan forzosamente para tener algo a que, atenerse en el desempeño de sus funciones. Debe suponerse que la mayor parte de ellos al ocupar los bancos de las Cámaras entran a ciegas sobre el estado actual de los negocios públicos; i debe también reconocerse que muchas interpelaciones se evitarán (cuando sean mas interpeladores nuestros representantes) i ménos espuestas sus operaciones en la temprana presentacion de las memorias.

No es estraño que hayamos escrito estos renglones para quejarnos de la ausencia de los documentos tan vitales que hemos señalado, cuando ellos podrían haber dado mas animacion a la tribuna i a la prensa en los preciosos momentos que duran las sesiones de las Cámaras. Hai circunstancias, pequeñas en apariencia, pero que producen efectos no pequeños. Todo lo que tiende a facilitar la marcha del poder lejislativo, i a dar vida e interes a sus debates, es para nosotros, que no cesamos de aspirar a la realizacion del sistema representativo, de una grande importancia.


No podemos abstenernos de hacer hoi una observacion crítica, respecto de uno de nuestros Diputados, i un acto de justicia respecto de otro. El señor Palazuelos parece guiado de una mala estrella siempre que hace oposicion a las medidas o principios del Gobierno; i lo sentimos a fe, porque nos duele que, entre nosotros que tan poco usamos los derechos de la independencia i del sentimiento propio, se empleen alguna vez de la manera mas propia para desacreditarlos. Cuando se trató del proyecto relativo a la restitucion al suelo patrio de los restos del inmortal O'Higgins, que hoi guarda con respeto una tierra estranjera, el señor Palazuelos se opuso alegando motivos que no podian hallar eco en un recinto de donde siempre deben ser alejadas las mezquinas pasiones de partidos muertos i sepultados, i quebrantando ademas un artículo de la Constitucion sobre las formas parlamentarías. I cuando se ha hecho alusion a los gastos que hace el Gobierno por conservar sus relaciones con el Perú, también los ha reprobado el señor Palazuelos, dirijiendo a este pueblo reproches amargos i palabras de desprecio por el estado de desorganizacion en que se halla.

En estas dos ocasiones, una sola voz se ha levantado en el recinto para refutar opiniones que hasta cierto punto afectaban el honor de la nacion i de la Cámara de Diputados; i esta voz ha sido la del señor Montt. Le agradecemos pues estos actos: le agradecemos de que haya aplacado la sombra de O'Higgins insultada por la pasion, i le agradecemos también que haya mostrado tener fe en la libertad de los pueblos, i no creer en la perpetua anarquía, i en el triunfo eterno de los caudillos. El Perú, cualquiera que sean sus desgracias, no perderá el título de hermano para Chile, ni estará sólo ligado a nosotros por una deuda.


==== Núm. 250 [3] ====

La memoria presentada a las Cámaras por el Ministro de este departamento no presenta en sus detalles ninguna de aquellas ideas que mueven fuertemente los ánimos o por su novedad o por su inmediato enlace con la política del gobierno, pero encierra, a la verdad, intereses mui caros para el pais, i acredita al mismo tiempo el celo i capacidad del miembro del gabinete que los tiene a su cargo. No son estos intereses de aquellos que se sienten diariamente i por cada individuo, ni de los que dan a quien los maneja el brillo i la gloria del resultado inmediato, pues pertenecen ménos al presente que al porvenir; mas no por esto deja de conocerse que se trabaja, i que se progresa. Lt justicia, el culto i la instruccion pública son terrenos eñ que siempre se cosecha un poco tarde. Puede la siembra ser mas o ménos abundante, pueden hacerse mas o ménos hondos los surcos, puede acercarse mas o ménos el porvenir, pero siempre hai que esperar, i siempre es preciso tomar en cuenta al tiempo obrando sobre un ancho espacio.

La lectura de la memoria del Ministro de Justicia nos exita a jeneralizar las ideas, i a preguntarnos ¿a qué altura nos hallamos en punto a moral pública, a educacion, i a cultivo de la intelijencia? ¿Podremos lisonjearnos de que estamos preparando a la jeneracion que viene el goce de la verdadera libertad, i a nuestra república una existencia realmente democrática? Decimos esto, porque la moral i la instruccion, al fin se ha comprendido despues de las mas sangrientas e inútiles revoluciones, que son bases indispensables de la libertad i de la democracia; se ha visto que sin estos antecedentes conquista a veces un pueblo el dominio de sí mismo, lo toma por asalto, diremos así, pero que jamas es sólida esta adquisicion si no va fundada en el conocimiento de lo que vale i en el sentimiento de su necesidad, si no hai ilustracion, i si no hai moral.

La moral de un pueblo dimana del imperio de la lei i del de la relijion: aquél se establece por medio de una administracion de justicia recta, pura e independiente, i éste por la propagacion i encarnación de los preceptos de una relijion santa i divina.

Sobre estos dos puntos no es posible desconocer que nuestro pais gana terreno cada dia: esto es indudable; pero ¿cómo nos atreveríamos a negar los vacíos inmensos que nos rodean?

Vemos en efecto que los tribunales i los jueces adquieren cada dia mas prestijio i mas respeto en el público, por su laboriosidad i por su rectitud; i vemos que no pierde de vista el Gobierno las medidas que deben mejorarlos, tales como la formacion de un reglamento próbido que organice sus formas i facilite la vindicacion de los derechos, abreviando los pleitos, o evitán dolos, i como la compilacion de un cuerpo homojéneo i reducido de leyes que reemplace a los escombros roídos i dispersos de la lejislacion española: obras ámbas que deben producir un cambio mui notable en nuestra administracion de justicia; vemos que se va a dar también el paso importante, según lo anuncia la memoria del Ministro, de quitar a nuestra administracion que tenia, estableciendo en los dos estremos de la república, dos tribunales superiores: medida harto reclamada por los intereses de las provincias, i que está mui en consonancia con las esperanzas que tenemos de un regularizando poco a poco este mónstruo de unidad que la necesidad nos forzó a levantar en la capital para escapar de la anarquía. Pero es preciso confesar que nos falta todavía mucho que andar. Podríamos señalar algunos vacíos o defectos mui notables en el eslabonamiento de jueces en toda la república, desde los inspectores hasta la corte suprema: podríamos hablar de algunos fueros inútiles i perjudiciales; mas pata esto seria preciso que tratásemos esclusivamente de esta materia, i ademas, pensamos que, por mucho que se pueda censurar acerca de ella entre todos los ramos de administracion de Chile, es el de Justicia el que ha dado pasos mas adelantados; talvez seamos a este respecto de mejor condicion que otros muchos pueblos mas antiguos i mas civilizados que el nuestro.

Pasemos al culto. Al tocar este punto, se nos ocurre preguntar, ¿es el culto la relijion? I mas claro, los gastos que hace la nacion en este ramo ¿le son devueltos en sentimientos relijiosos? En jeneral, no trepidamos en responder que sí; pero si entráramos en detalles, talvez descubriríamos una triste verdad, i es que los gastos del erario, i los muchos mayores que con gran sacrificio hace el pueblo, no corresponden al fruto, escaso en unas partes, i mal sazonado en otras, que se recoje. El presupuesto de los gastos del culto para el presente año fué de 44,875 peso?, i el del año entrante asciende a la suma de 149,109 pesos; de modo que de un año a otro van a triplicarse los gastos que demanda el culto. ¿Se triplicarán también los beneficios? En Valparaiso al ménos, que es la parte que conocemos i del que nos toca hablar, no habrá mejora alguna, porque miéntras no tengamos mas que una parroquia, por grande que sean sus esfuerzos, no podrá satisfacer a las necesidades relijiosas de una poblacion de 40,000 almas, i de una ciudad cuya topografía aumenta considerablemente las distancias.

Respecto a instruccion pública deducimos de la memoria del Ministro que entre los ramos que tiene a su cargo, éste es el que mas va prosperando bajo su direccion. La Universidad i la Escuela Normal con las anchas bases sobre que están proyectadas, son objeto que descolla rán mui pronto en nuestro pais, i que harán honor a su administracion; i en cuanto a las escuelas primarias sostenidas por el Gobierno, su número va siempre en aumento, i vemos que aun van a recibir un impulso considerable por la partida de 16,000 pesos que se pide en el presupuesto para su fomento.

A pesar de esto, tantas son las necesidades del pais acerca de la difusion de la enseñanza, i tal es nuestra ambicion a este respecto, que esta seccion del departamento es justamente donde mas vacíos encontramos, i donde mas tenemos que apelar al celo i capacidad del Ministro. No le pediremos que ponga una escuela aquí i otra allí; éste es un proceder inmenso que no da sino resultados miserables Quisiéramos un plan, quisiéramos ideas mas vastas, mas grandes sobre este punto. ¿No podría acaso hallarse en nuestro pais un medio para que nazcan escuelas sin que todo un Gobierno tenga que presidir a su cuna? ¿No podríamos hallar una fuente de escuelas, diremos así?

No pretendemos comparar a Chile con lo que hoi son los Estados Unidos, pero sí nos será lícito compararlo con lo que era esa nacion cuando unos cuantos peregrinos desembarcaron sobre las rocas de Plymouth. La Nueva Inglaterra era una colonia pobre i de mui poca poblacion, se veia continuamente hostilizada por los indíjenas i tenia ademas en su seno algunos jérmenes de disension relijiosa.

Pero a pesar de esta situacion tan desfavorable, tal era el convencimiento de estos pobres colonos de que no podia existir entre ellos la verdadera igualdad si las intelijencias no eran igualmente cultivadas, que apénas tuvieron una sombra de organizacion, se estableció por una lei que cada distrito de 50 familias estuviese obligado a levantar una escuela, i a mantenerla a sus espensas; i que cada departamento de cien familias elijiese un colejio de enseñanza superior.

De esta manera, estos hombres aislados i destituidos de recursos, se sacrificaron por echar los cimientos de la enseñanza universal. ¡Qué ejemplo! ¡Qué patriotismo! I sobre todo, ¡qué miras tan elevadas!

No tratamos ahora de indicar los medios de fundar entre nosotros la instruccion primaria bajo una ancha escala; asunto es éste que a nuestro juicio tiene un contacto mui inmediato con la organizacion política del pais, i que requería mayor espacio i mayor contraccion que la que podemos consagrar en estos momentos al examinar líjeramente la memoria del Ministro de Justicia.

Por otra parte, tanto sobre este punto como sobre todo lo que hemos dicho en este artículo, nos referimos confiadamente a la ilustracion del público i al celo del Ministro de Justicia.


  1. Este documento ha sido tomado de El Progreso del 2 de Agosto de 1843, núm. 220. —(Nota del Recopilador.)
  2. Este articulo ha sido tomada de El Mercurio de Valparaíso de 5 de agosto de 1843. —(Nota del Recopilador.)
  3. Este documento ha sido tomado de El Mercurio de Valparaiso del 16 de Agosto de 1843. —(Nota del Recopilador).