Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1843/Sesión del Congreso Nacional, en 1 de junio de 1843

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CONGRESO NACIONAL
SESION DE APERTURA EN 1.° DE JUNIO DE 1843
PRESIDENCIA DE DON JOSÉ MIGUEL IRARRÁZAVAL


SUMARIO. —Nómina de los asistentes. —Asistencia del Presidente de la República. —Discurso de este Majistrado. —Juramento de los Senadores i Diputados electos. —Acta. —Anexos.

ACTA[editar]

Sesion de las cámaras reunidas en 1.° de junio de 1843

En la ciudad de Santiago de Chile a primero de junio de mil ochocientos cuarenta i tres años, reunidas en la Sala de Sesiones del Senado las dos Cámaras que forman el Congreso Nacional, cada una con el número competente de miembros, a saber: de la de Senadores los señores don José Miguel Irarrázaval, don Juan Agustín Alcalde, don José Santiago Aldunate, don Andres Bello, don Ramon Cavareda, don Mariano de Egaña, don Ramon Formas, don Juan Francisco Meneses, don José Manuel Ortúzar, don Francisco Ignacio Ossa, don Estanislao Portales, don Joaquin Prieto, don Manuel Renjifo, don José Miguel Solar, don Ramon Subercaseaux i don Juan de Dios Vial del Rio, i de la Sala de Diputados los señores don Ambrosio Aldunate, don Manuel Blanco Encalada, don Miguel de la Barra, don Manuel Cobo, don Manuel José Cerda, don José Ignacio Eyzaguirre, don Cárlos Formas, don José Francisco Gana, don Pedro García do la Huerta, don Antonio Gundian, don Francisco García Huidobro, don Pedro Felipe Iñiguez, don Agustin López, don Pedro Lira, don Manuel Montt, don José Santiago Montt, don Márcos Mena, don Eujenio Necochea, don Vicente Orrego, don Juan Manuel Palacios, don Pedro Palazuelos, don Cipriano Palma, don Anjel Prieto, don Francisco Antonio Pinto, don Ramon Renjifo, don Manuel Cifuentes, don José Agustin Seco, don Pedro Urriola, don Pedro Nolasco Vidal, don Manuel Camilo Vidal, don Ramon Vial i don Santiago Velásquez. Habiendo concurrido S. E. el Presidente de la República acompañado del Cuerpo Diplomático i de las Corporaciones i autoridales nacionales, fué recibido en la forma acotumbrada, i procedió a la lectura del discurso que dirije al Congreso Nacional en la apertura de sus sesiones.

En seguida los señares Aldunate, Egaña, Ortúzar, Prieto i Renjifo nuevamente electos Senadores i los miembros referidos de la Cámara de Diputados prestaron juramento, haciéndoseles por los secretarios respectivos la siguiente pregunta: "¿Juráis por Dios i estos Santos Evanjelios desempeñar fiel i legalmente el cargo que os ha confiado la Nacion; consultar en el ejercicio de vuestras funciones sus verdaderos intereses, seguía el dictámen de vuestra conciencia, i guardar secreto acerca de lo que se tratare en sesiones secretas?'"; i respondiendo cada uno de los Senadores i Diputados nuevamente electos: "Sí, juro".

Terminado este acto, el Presidente de la República declaró instaladas las Cámaras i se levantó la sesion, retirándose el señor Presidente en la misma forma en que habia sido recibido. —Irarrazaval.


ANEXOS[editar]

Núm. 52[editar]

Conciudadanos del Serado i de la Cámara de Diputados:

Rodeado otra vez de vosotros, me complazco en creer que me acompañareis en el homenaje de gratitud que debemos a la Divina Providencie por el bien de la paz, de que ha gozado sin interrupcion nuestra República i por el progreso continuo de su prosperidad i bienestar.

No han esperimentado alteracion nuestras relaciones con las Potencias Estranjeras, i nada nos hace temer un cambio desfavorable en la amistad i buena intelijencia que nos interesamos en mantener sea con los Estados del Continente Americano, sea con las Naciones euroropeas, que comunican i comercian con nosotros.

Nuestra política respecto de los paises estanjeros reconocer por principio una imparcialidad completa; i en medio de los desgraciados vaivenes i revoluciones instestinas que aflijen a los estados vecinos, nuestra divisa constante ha sido i es neutralidad; tan cuidadosos en respetar la independencia ajena como en precaver los peligros que pudieran amenazar a la nuestra.

Siento deciros que las negociaciones con el Gobierno Español no han producido hasta el dia el resultado que esperábamos. La Administracion Chilena en la direccion de estas negociaciones adhiere inviolablemente a las bases que han sido antes de ahora trazadas por el Congreso Nacional.

Celebradas i aprobadas por el Congreso las transacciones relativas a dos de las reclamaciones que les Estados Unidos de América han hecho a Chile por propiedades apresadas o por detenciones de algunos de sus buques mercantes, i entre ellas la mas importante de todas, la concerniente al bergantin Maieacttio, se ocupa el Gobierno en el ajuste de las restantes i se promete conducirlas dentro de poco a un arreglo equitativo i recíprocamente satisfactorio.

A pesar de las repetidas instancias de nuestro Ministio Plenipotenciario en el Perú, poco o nada ha podido adelantarse, por las frecuentes variaciones de Gobierno sobrevenidas allí, en el ajuste i reconocimiento de nuestros créditos; pero la presente administracion peruana ha prometido tomarlos prontamente en cosideracion.

En nuestra demanda al Gobierno de Bolivia por indemnizacion de actos injustos cometidos bajo la administracion de don Andres Santa Cruz, tampoco hemos obtenido hasta ahora resultado alguno.

Igual retardo han sufrido las reclamaciones de Chile respecto del Gobierno de Buenos Aires, encargado de las Relaciones Esteriores de la Confederación Arjentina; i continúa por consiguiente, a pesar de nuestra cordial simpatía con los padecimientos de aquellos puebles, la interrupcion de su comercio terrestre con nosotros.

Ninguna dilijencia omito para que se realice el importante pensamiento de la Asamblea Jeneral Americana El Gobierno de Méjico ha manifestado recientemente su adhesion a los votos de la mayoría de los estados sud americanos, que han elejido la capital del Perú para residencia de la proyectada asamblea.

Contrayéndome ahora a los objetos de administracion interior, creo que reconocereis la necesidad de mejoras en la Policía de Seguridad. El Gobierno se ocupa incesantemente en promoverlas.

Los hospitales i demas establecimientos de calidad continúan en el pié de regularidad i orden que ya otras veces ha dado motivo para aplaudir el celo de sus ilustrados i filantiópicos directores. Se ha dado ya principio a la constiuccion de un hospital de ámbos sexos i de un panteon jeneral en la ciudad de Concepcion. La Sociedad de Agricultura i Beneficencia ha ampliado el campo de sus útiles trabajos discutiendo i proponiendo al Gobierno varias medidas encaminadas a mejorar la policía de salubridad. El Gobierno ha acojido las indicaciones que se le han hecho por este patriótico cuerpo, i ya se han puesto algunas de ellas en ejecucion.

Una nueva sociedad, la de Industria i Poblacion, consagra sus tareas a objetos de estensa utilidad, siendo entre ellos uno de los principales el de la colonizacion de varios distritos del Sur. El Gobierno se ha propuesto promoverlos por todos los medios que estén a su alcance i solicitará al efecto la concurrencia de las Cámaras.

Se han establecido nuevos correos i regularizado la carrera de los antiguos. Aprobada la lei de caminos, se han pedido a les Intendentes les datos necesarios para llevarla a efecto; i no habiendo podido realizarse hasta ahora la organizacion del cuerpo de ingenieros civiles, se han nombrado solamente des para proveer a las ocurrencias del momento.

Importa sobremanera aumentar las rentas de las municipalidades para dar a sus operaciones la necesaria actividad i eficacia en beneficio de los pueblos i del órden público i aguardo para promover este objeto las noticias pedidas a todos los Intendentes sobre los arbitrios de que pueda hacerse uso a favor de las rentas municipales, cuya penuria en gran número de departamentos es verdaderamente lamentable.

Coadyuvarán al mismo fin i a otros de no ménos vital importancia los resultados que me prometo del reciente establecimiento de una oficina encargada de formar la estadística jeneral de la República. Se presentarán a las Cámaras proyectos de lei relativos a las cárceles i al destino de los delincuentes condenados a trabajos forzados, objetos urjentísimos por el mal estado de las primeras i los conocidos i graves inconvenientes del presidio ambulante.

En el ramo del culto, lo primero que llamará sin duda vuestra atencion, como la mía, es la orfandad de la Iglesia Metropolitana, por el fallecimiento del mui Reverendo Arzobispo don Manuel Vicuña, cuyo celo apostólico i ejemplares virtudes eran su mas bello ornamento, i han hecho tan dolorosa su pérdida.

No he olvidado un momento ni la construccion de nuevos templos donde los reclamaban con mas urjencia las necesidades espirituales de los habitantes, ni el arreglo de las misiones, instrumento necesario de cultura relijiosa i social, cuya esfera de accion es necesario ampliar en el norte de Valdivia i en el territorio araucano.

A la instruccion primaria i superior ha consagrado tambien sus desvelos el Gobierno, ya estableciendo nuevas escuelas, ya promoviendo la creacion de otras mas por los conventos i municipalidades, ya ensanchando el plan de la enseñanza por profesional, de manera que abrace todos los ramos necesarios para el completo i lucido ejercicio de las profesiones liberales. La instruccion superior pide con urjencia un edificio mas capaz i cómodo que el del actual Instituto; i para proceder a construirlo, me propongo solicitar en el presente período la cooperacion del Congreso.

El Ejército i las Guardias Cívicas subsisten en el pié de fuerza, regularidad i órden que conviene al servicio público i se han adoptado algunas providencias parciales para el mejor arreglo de la milicia nacional.

La seguridad de la República es otro punto que trato de someter a vuestras deliberaciones. La prosperidad material de las provincias del Sur está unida al progreso de los beneficios sociales entre las tribus bárbaras, cuyos hábitos salvajes han sido una causa constante de inquietud para los pueblos comarcanos.

Los distritos espuestos a sus correrías demandan nuevas fortificaciones i guarniciones; i en la Marina Nacional se hace sentir tambien la necesidad de algunas mejoras que recomendaré oportunamente a las Cámaras.

Tengo la satisfacción de anunciaros que el producto de las rentas fiscales en 1842 excedió, como se habia previsto, al del año precedente, i que este aumento en los ingresos del Erario han permitido atesorar un sobrante en arcas despues de cubiertos todos los gastos de la administracion.

Aunque ántes de cerrar sus sesiones la anterior Legislatura, alcancé a darle cuenta del ajuste celebrado en Londres entre el representante de la República i los accionistas del empréstito anglo-chileno sobre los intereses diferidos de nuestra deuda esterna, ahora puedo añadir que, segun recientes comunicaciones, estaba recibiendo sin dificultad ni embarazo su último complemento este contrato, con la conversion de los antiguos títulos de la deuda, por los billetes de las dos series nuevamente emitidas.

Se ha puesto en actividad el fondo de amortizacion que debe ir estinguiendo gradualmente el empréstito i se han espedido las providencias convenientes para establecer un órden regular en las remesas i pagos sucesivos, a fin de que el crédito de la Nacion se afiance por una fidelidad no desmentida en el exacto cumplimiento de sus promesas.

Despues de haberos anunciado la situacion próspera en que se halla la Hacienda Nacional, fácil es colejir que sin necesidad de gravar al pueblo con nuevas contribuciones, el rendimiento ordinario de los impuestos establecidos bastará a las exijencias del servicio público, i aun a la mejora de nuestra condicion social, mediante la acertada economía de los recursos que debemos a la paz.


Conciudadanos del Senado i de la Cámara de Diputados:

Las memorias que se os presentarán por los Ministros del Despacho me dispensan de entrar en pormenores relativamente a los vanos ramos del servicio público. Me prometo que dedicareis una atencion temprana i asidua a los objetos pendientes i a los demas que tendió el honor de someter a vuestras deliberaciones; i no dudo hallar en vosotros la cooperacion constante i celosa que tan necesaria es para el complemento de los trabajos orgánicos prescritos por la Constitucion. Dígnese el Supremo Autor del Universo dirijir vuestros consejos al bien de la Patria, a la conservacion de sus libertades, al desarrollo de sus elementos de civilizacion i prosperidad. —Santiago, Junio 1.° de 1843. —Manuel Bulnes