Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1844/Sesión de la Cámara de Diputados, en 5 de agosto de 1844

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CÁMARA DE DIPUTADOS
SESION 23.ª EN 5 DE AGOSTO DE 1844
PRESIDENCIA DE DON FRANCISCO A. PINTO


SUMARIO. —Nómina de los asistentes. —Aprobacion del acta precedente. —Renovación de la mesa. —Presupuestos de 1845. —Aumento de los sueldos de los empleados de la Secretaría. —Acta. —Anexos.

ACUERDOS[editar]

Se acuerda:

  1. Reelejir a los señores Pinto i Bustamante para Presidente i Vice-Presidente de la Cámara. (Anexo núm. 109).
  2. Aprobar los trcce primeros ítems de los Presupuestos del Interior consultando un aumento de diez pesos mensuales al sueldo de los oficiales de pluma de la Secretaría i dejar el 14 para segunda discusión. (V. sesiones del 20 de Junio, 29 de Julio i 7 de Agosto de 1844).

ACTA[editar]


sesion del 5 de agosto de 1844

Se abrió a las siete tres cuartos de la noche con asistencia de los señores Arteaga, Correa don Juan de Dios, Donoso, Errázuriz don Ramon, Formas, Gandarillas, Garcia Reyes, Irarrázaval, Larrain, Lazcano, Lastra, Leon, Lira, López, Montt, Necochea, Palacios, Palazuelos, Palma don Cipriano, Palma don José Gabriel, Pinto, Riesco, Rozas, Sanfuentes, Seco, Tagle, Toro don Antonio, Toro don Bernardo, Varas, Vial, Urriola i Renjifo.

Aprobada el acta de la anterior se procedió a la elección de Presidente i Vice-Presidente de la Sala i resultaron electos los mismos señores que lo habian sido en el mes anterior.

Se puso en discusion particular el proyecto de lei de presupuestos para el año de 1845, i habiéndose principiado por la primera partida del correspondiente al Ministerio del Interior relativa a los gastos del Cuerpo Lejislativo, se hizo por el Secretario indicación para que se adicionase esta partida con el aumento de diez pesos al sueldo mensual de cada uno de los dos oficiales de pluma de la Secretaría de esta Cámara para igualarlos con los de igual clase de la de Senadores.

Se promovió la cuestión de si debia o nó pasar a comision esta indicacion i consultada la Cámara resolvió que se votase en la presente sesion. Así se hizo i fué aprobada la indicacion quedando adicionada la partida a que se refiere i aprobadas sin alteración las demás que le suceden hasta el número 13 como parte del artículo primero de la lei en la forma siguiente:

Artículo primero. Se aprueban los presupuestos presentados por el Ejecutivo para los gastos de la administracion pública en el año de 1845 en la forma siguiente:

Ministerio del Interior i Relaciones Esteriores
1.° Para el Cuerpo Lejislativo en dietas de Diputados, Secretarías de ámbas Cámaras i de la Comision Conservadora. Documentos números 1, 2, 3 i 4
10,172 .1¾
2.° Para el Poder Ejecutivo en sueldos del Presidente de la República, Secretaría del Consejo de Estado, Capellan, Portero i sitialero. Documentos númemeros 5 i 6
14,650
3.° Para sueldos de Secretaria de Relaciones Esteriores. Documento número 7
5,590
4.° Para la Legacion a Roma. Documento número 8
18,700
5.° Para id. a Francia id. id
7,000
6.° Para id. al Perú id. id
6,100
7.° Para gastos de Consulado en Guayaquil id. id
400
8.° Para cestos de remesas de sueldos a los empleados en dichas Legaciones id. id
3,220
9.° Para gastos extraordinarios e imprevistes del departamento de Relaciones Esteriores
10,000
10. Para sueldos i gastos de la Secretaría del Interior. Documento número 9
10,209
11. Para sueldos i gastos de las once Intendencias de la República, sus Secretarías i Gobierno de Talcahuano i Constitucion. Documento número 10 al 22
56,586 .2
12. Para gastos de escritorio de los Gobiernos Departamentales. Documento número 23
3,900
13. Para sueldos, gratificaciones i costos de las administraciones de correos. Documento número 24
29,664 .4¼

La partida catorce quedó para segunda discusion i se levantó la sesion a las diez i cuarto de la noche. —PINTO. —R. Renjifo.


SESION DEL 5 DE AGOSTO [1]

Asistieron los señores Arteaga, Correa don Juan de Dios, Donoso, Errázuriz don Ramon, Formas, Gandarillas, García Reyes, Irarrázaval, Larrain, Lazcano, Lastra, Leon, Lira, López, Montt, Necochea, Palazuelos, Palacios, Palma don José Gabriel, Palma don Cipriano, Pinto, Renjifo, Rosas, Sanfuentes, Seco, Tagle don Ramon, Toro don Antonio, Toro don Bernardo, Urriola, Varas i Vial.

Aprobada el acta de la anterior, se procedió a la eleccion de Presidente i Vice, de la que resultaron 24 votos para Presidente en favor del señor Pinto, con lo que resultó electo, por haber concurrido las tres cuartas que exije el reglamento, cuando la eleccion recae sobre el que está funcionando i 18 en favor del señor Bustamante para la Vicepresidencia, contra 13, quedando tambien electo este señor.

—Principió la discusion de los presupuestos jenerales de la nacion para el año de 1845.

—Artículo primero del informe de la comision

"Artículo primero. Se aprueban los presupuestos presentados por el Ejecutivo para los gastos de la administracion pública en el año de 1845 en la forma siguiente:

Partida primera (en discusion). Se leyeron los pormenores relativos a ella.

Partida primera. Para el Cuerpo Lejislativo en dieta de Diputados, Secretarías de ámbas cámaras i de la comision conservadora.

Documento número 1, 2, 3 i 4, $ 10,005.5.

El señor Renjifo. —Sin oponerme, señor, a la aprobacion de la partida que se ha puesto en discusion, tengo que hacer a la Sala una indicacion por consecuencia de una solicitud elevada a la misma Cámara por los dos e Aciales de pluma que sirven en esta secretaria. Tiene por objeto la solicitud a que me refiero, pedir un aumento de sueldo proporcionado al trabajo que está a su cargo; aumento que nose hace exceder a mas de lo que tienen los de la misma clase en el Senado. Segun se ha visto por la lectura del documento número 2, los empleados del Senado ganan $ 720 anuales, que equivalen a $ 60 mensuales; i en la secretaría de la de diputados los mismos empleados solo ganan $ 600, que son $ 50 mensuales. Los fundamentos en que apoyan su solicitud son: que el trabajo no es ménos en esta Cámara, i que léjos de eso, aun puede apreciarse en mas; porque son mucho mas frecuentes i regulares las sesiones de esta Cámara, que las de Senadores. Otra consideracion que la Cámara puede tener presente, es que sólo ganan su sueldo estos oficiales de pluma durante el período en que está funcionando la Cámara, a pesar de que hai muchos rasos en que tienen que continuar trabajando algunos dias despues de concluidas las sesiones, sin que por esto se le abone un cuartillo. Uno de estos casos a que me refiero, tuvo lugar al terminar las sesion del año anterior, en que se aprobó la lei del réjimen interior, i en que estuvieron como 15 o 20 dias, despues de concluidos los trabajos de la Cámara, ocupados en hacer copias de esta lei, porque fué necesario sacar una para el Senado, otra para el Gobierno i otra para el archivo de esta secretaría; por estos motivos parece mui regular que no queden sin la justa recompensa que merecen los trabajos del servicio público i ahora que se trata de esta partida, seria conveniente que se determinase este asunto, porque si se esperase dar curso a la solicitud, no tendria lugar quizá, i yo no creo que la Cámara desatien la la justa peticion de estos empleados, cuando se trata de acordarles el moderado aumento de $ 10 mensuales, que no se entenderá, sino para el tiempo en que las cámaras funcionen.

Si iba a votar sohre esta partida, dando despues lugar a la indicacion i tomó la palabra.

El señor Larrain. —Yo encuentro justa la indicacion, pero creo que nos separamos del reglamento, porque las indicaciones que tienden a aumentar o disminuir una partida, son materia de un proyecto de lei que debe pasar por los trámites que exije el reglamento. Si en cada partida empezamos a hacer indicaciones, se aumentarán aquellas considerablemente. No me opongo a la indicacion, pero quisiera que se observase el reglamento.

El señor Toro. —Todas las partidas son susceptibles de aumento o disminucion. Podemos oponernos a ellas en cuanto no nos parezcan justas, i aprobarlas en cuanto estén conformes a la equidad i a las necesidades. Si es justo lo que se pide en la solicitud de los empleados de esta Cámara, como lo demuestra su solicitud i la esposicion hecha por el señor Secretario, reconocida ya esta justicia, perderíamos tiempo haciéndola pasar por todos los trámites del reglamento miéntras que ganaríamos mucho aprobando desde luego la partida con el aumento que propone la indicacion que hemos oido, i de este modo haríamos tambien obvia la aprobacion de aquella paitida. Puede ser que tengamos que suprimir algunas o que aumentar otras; i si para cada indicacion hemos de necesitar un proyecto aparte, seria de nunca acabar.

El señor Larrain. —Yo no me fijo en la justicia de la peticion, me rijo solamente en el órden i en el deber en que estamos de cumplir con el reglamento. Segun he visto, toda indicacion que se hace pasa a comision, tiene primera i segunda discusion i esto mismo debe observarse al aprobar los presupuestos. Yo creo que la Cámara debe ver sólo que estén conformes a las leyes todas las partidas, porque si fuéramos a hacer observaciones en los presupuestos, como éstos pasan al Senado i talvez allí no se aprueban las agregaciones que ha hecho esta Cámara, tienen que volver de nuevo a ella i el Gobierno miéntras tanto se veria embarazado en sus operaciones. A la partida aprobada yo le habria hecho una observacion, pero en obsequio de la brevedad i por estar autorizada por una lei, omití hacerla. Mi único objeto es consultar el órden.

El señor Renjifo. —Frecuentemente ocurre en las disensiones que se presentan a la Cámara lijeras indicaciones que no contribuyen a alterar esencialmente los proyectos i se ba visto muchas veces que han sido aprobados por la Cámara sin necesidad de someterse a los trámites que el reglamento tiene prefijado para los proyectos de leí. Yo creo que en el caso presente debemos estarnos a la práctica que respecto de estas indicaciones se ha observado hasta aquí en la Cámara, mucho mas cuando tenemos a la vista un largo proyecto sobre el cual podrían hacerse infinitas observaciones, como se ha dicho por uno de los señores diputados. Seria interminable si a cada una que se ofreciese se hubiese de someter la partida a los trámites del reglamento; ademas este es un proyecto sobre el cual ha informado ya la Comision i si estan de acuerdo los miembros de ella en que se aprueba la partida con arreglo a la indicacion, parece escusado que pase a Comision puesto que ésta no ha de informar otra cosa que lo que han manifestado sus miembros en la Sala; de modo que podrá considerarse el asunto concluido i parece que no habria inconveniente en que la Cámara resolviese si ha de pasar o nó a Comision esta indicacion, i ya el señor Presidense habia propuesto la partida en los mismos términos en que yo opino que se apruebe.

El señor Larrain. —Que se consulte el reglamento, señor.

El señor Presidente. —El reglamento no dice nada a este respecto; mas, aquí se ofrece otra duda, i es que hai un Diputado que pide que la indicacion pase a Comision i esto basta para que se consulte a la Cámara sobre el particular; así es que se va a votar si pasa a Comisión o se resuelve sobre tabla.

El señor Palma. —Los presupuestos que el Gobierno ha pasado son materias de importancia i es de necesidad que se discutan prontamente. Puede considerarse como parte de la partida el aumento de que ha hablado el señor Secretario; pero creo debe tenerse presente lo que ha dicho un señor Diputado que va a complicarse i embarazar esta otra indicacion la via de los presupuestos. Yo creo, señor, que tratándose de esta indicacion por separado, puede la Sala conceder lo mismo que se solicita sin mezclar éste con los presupuestos, porque éstos son de interes público e importa que el Gobierno tenga luego la respuesta, i si se embarazan con estas i otras cuestiones, pueden talvez resultar algunos inconvenientes. El mejor modo de proceder seria, a mi juicio, consultar a la Sala si le parece, sobre la peticion de los interesados, sin mezclarla con la partida en cuestión; de este modo se consigue el mismo objeto sin perjudicar la resolucion interesante de los presupuestos.

El señor Presidente. —Se va a consultar a la Sala sobre si se procede a tratar esta indicacion o se pasa a Comision, porque en las diferentes opiniones no hai otro juez que la Cámara misma.

El señor Larrain. —Yo, señor, no me he fijado sólo en esta indicacion sino en todas las que pueden hacerse. La Cámara resuelva si se pueden discutir semejantes indicaciones cuando se discutan las partidas a que se refieren.

El señor Renjifo. —Considero, señor, que la resolucion de esta duda es de importancia por que influye en el orden que debe seguirse cuando hayan de discutirse estas indicaciones, porque ocurrirán mil de estas indicaciones sobre las cuales tenga que conocer la Cámara en las sesiones siguientes, i si la Sala se ocupa ahora mismo de la resolucion de este asunto, habrá fijado una regla para lo sucesivo i habrá llenado tambien un vacio del reglamento que nada dice a este respecto. Esto importa, a mi juicio, la resolucion sobre este particular. Si se dice que pasa a Comision, todas tambien pasarán, i si se dice que nó, podrá conocerse sobre tabla de todas las indicaciones que se hagan.

Se consultó a la Sala sobre si la indicacion debia o nó pasar a Comision, i resultó que nó por una mayoría de 22 votos contra 9.

—A consecuencia de esto se fijó la siguiente proposicion: "Se aprueba o nó el aumento de diez pesos mensuales para los oficiales de pluma de esta Secretaría." Se procedió a votacion secreta i resultó que sí por mayoría de 27 votos contra 5.

El señor Larrain. —Antes de continuar adelante, quisiera saber si la Cámara ha señalado en estos asuntos una regla jeneral o si es sólo para el caso presente.

El Secretario. —Para el caso presente.

—Se puso en discusión la partida 2.ª

"Partida 2.ª Para el Poder Ejecutivo, en sueldos del Presidente de la República, Secretaria del Consejo de Estado, capellan, portero i sitialero. Documentos números 5 i 6, 14,650 pesos".

El señor Larrain. —¿Estas partidas están autorizidas por una lei especial?

El señor Ministro del Interior. —¿Quiere usted que le lea el pormenor?

(Leyó).

Se pusieron en discusion las partidas 3.ª, 4.ª i 5.ª

"Partida 3.ª Para sueldos de la Secretaría de Relaciones Esteriores. Documento número 7. $ 5.590."

"Partida 4.ª Para la Legacion a Roma. Documento número 8 $ 18,700."

"Partida 5.ª Para id. a Francia id. id. $ 7,000."

Leida el pormenor de cada una de ellas, fueron aprobadas la 3.ª i 5.ª por unanimidad de 30 votos i la 4.ª por mayoría de 29 votos contra 1.

Se puso en discusión la partida 6.ª.

"Partida 6.ª Para id. al Perú. Documento número 8, $ 6,100.

Fué aprobado por mayoría de 30 votos contra 1.

Las partidas 7, 8, 9, 10, 11, 12 i 13 i leido el pormenor de cada una de ellas, se pusieron separadamente en discusión i fueron aprobadas por unanimidad de 31 votos. Las partidas aprobadas son las siguientes:

"Partida 7.ª Para gastos de Consulado en Guayaquil. Documento número 8, $ 400,"

"Partida 8.ª Para costos de remesas de sueldos a los empleados en dichas Legaciones id. id. $3,220."

"Partida 9.ª Para gastos estraordinarios e imprevistos del departamento de Relaciones Esteriores $ 10,000."

"Partida 10.ª Para sueldos i gastos de la Secretaría del Interior. Documento número 9, $ 10,209."

"Partida 11.ª Para sueldos i gastos de las once Intendencias de la República, sus secretarías i Gobiernos de Talcahuano i Contitucion. Documentos 10 al 22, $ 56,586.2."

"Partida 12.ª Para gastos de escritorio de los Gobiernos departamentales. Documento número 23, $ 3,900."

"Partida 13.ª Para sueldos, gratificaciones i costos de las Administraciones de Correos. Documento número 24, $ 29,664. 4 ."

Partida 14.ª En discusion. (Se leyó el pormenor.)

"Partida 14.ª Para sueldos i viáticos del cuerpo de injenieros civiles, compra de instrumentos i herramientas i composturas i apertura de caminos. Documento número 25, $ 108,600."

El señor Ministro de Interior. Esta partida en parte está arreglada a la presente leí de caminos que se presentó en 1842 i en parte no está arreglada a lei alguna, sino que el Gobierno pide la misma suma que se votó en el año anterior por indicacion de un señor Diputado.

El señor Renjifo. —Por indicacion que se hizo en esta Cámara, como acaba de esponer el señor Ministro, se aumentó esta partida a la suma de 100.000 pesos, cuando ántes estaba reducida a 12,000. Tengo noticia de que en el dia se trata de un proyecto de grande importancia i en el cual será necesario invertir algunos fondos. Felizmente se halla presente el señor Ministro del Interior, que podrá instruir a la Cámara de este proyecto. Es el de canalización de los rios Ñuble sobre el Perquilauquen en la ribera sur del Maule, i Lontué sobre el Claro en la ribera norte del mismo Maule.

Señor, este proyecto concebido por el Gobierno con alguna anticipacion, le sujirió la idea de comisionar una persona práctica a este respecto, para que hiciese la nivelacion de estos ríos i levantase el presupuesto de los gastos que demandaría la obra de canalizarlos; se halla en Santiago el comisionado i tiene concluido el trabajo, i según creo, los gastos de ese presupuesto ascienden sólo a la suma de 160,000 a 170,000 pesos. Está fija la atencion del Gobierno en este proyecto, de tal manera que será posible que se someta a la consideracion de la Cámara dentro de poco tiempo. Si la Cámara creyese conveniente aumentar con 50,000 pesos mas la suma de 108,000 pesos que comprende la partida a que me riflero, se habria llenado un importantísimo objeto i se habría ahorrado de entender la Cámara de este asunto en otra ocasion.

El señor Ministro del Interior. —Siento no poder suministrar a la Cámara todas las nociones que podrían esperarse de mí, segun el discurso del señor Diputado que acaba de hablar.

El año pasado se nombró la comision a que ha aludido, con el objeto de hacer un plan i nivelacion de los rios Ñuble, Perquilauquen, Lontué i Claro, a fin de formar con el Maule un gran canal. Este trabajo, delicado e importante, se ha concluido ya. Mas, sólo han llegado a mis manos los planos levantados por esa comision i los presupuestos de los gastos que demandará la obra. No puedo anticipar el concepto que el Gobierno for4me cuando haya pedido verificar el exámen de tales piezas, pero entiendo que por mucha importancia i gran costo tendrá el Gobierno que meditarlo mucho, que creo no será ménos de 300,000 pesos; será un objeto a que deba llamar la atencion de las Cámaras. Me he propuesto, al tomar la palabra, manifestar con sentimiento que no puedo por ahora suministrar los pormenores sobre la canalizacion del Maule, los cuales pondré en breve en estado de suministrar a la Cámara.

El señorGarcía Reyes. —Para aprobar este artículo desearia oir el señor Ministro del Interior si los medios corresponden a las necesidades que se hacen sentir i si cree ademas que la suma de 108,000 pesos bastaría para pener en movimiento estos medios. Sin ésto me es imposible poder votar.

El señor Ministro del Interior. —Ha tocado el señor Diputado preopinante una cuestion difícil de resolver i a la vez de importancia. Yo no dejaré pasar esta indicacion sin manifestar a la Cámara que uno de los negocios que llama mas la atencion del Gobierno es el estado de nuestras vias de comunicacion. De palabra i por escrito he manifestado muchas veces que el Gobierno espera el bien jeneral del pais de un buen sistema de comunicacion, en toda la estension de la palabra. De aquí partió para presentar el proyecto de lei de caminos, puentes i calzadas, que la lejislacion tuvo a bien aprobar; al discutir este proyecto de lei, bien conocíamos que no era ni podria ser tan completo como pudiera desearse; se advirtieron en la discusion defectos no despreciables, pero conociendo la necesidad que de él habia, se apresuraron las Cámaras a sancionarlo para que en adelante pudieian hacerse las mejoras que la esperiencia diese a conocer como es necesario. El Gobierno se propuso subsanar algunos ce los vacíos de esa lei en el reglamento que espidió en 8 de Agosto del año pasado, pero en un reglamento no podian ni con mucho correjirse les defectos sustanciales, ni mucho ménos suplir las necesidadades que se hacian sentir en el ramo de caminos, que es uno de los principales de la administracion pública. Desde luego se pensó en un cuerpo de injenieros civiles, el que organizado se principió a ocupar en aquellos puntos a que por las circunstancias era de mas urjencia ocurrir, i puedo asegurar que todos los oficiales de dicho cuerpo que no han estado impedidos para trabajar, se han ocupado constantemente en este importante ramo.

Yo entiendo, señores, contrayéndome a la interpelacion que se me hace por un señor Diputado, que no son suficientes los medios con que el Gobierno cuenta para el arreglo de nuestros sistemas de caminos. Los fundamentos son los siguientes: en primer lugar el cuerpo de injenieros civiles es del todo insuficiente para llenar estos fines a que está destinado. Creo que se necesitaría en él mucho mayor número de oficiales i mejores dotaciones. La razón de uno i otro i mui especialmente de lo primero, está a la vista porque no hai un departamento, una provincia en la República en que no sea necesario hacer algo en materia de caminos, i pudiera decirse que en alguna de ellas hai necesidad que pueden calificarse de verdaderamente urjentes; i con siete oficiales, incluso el jefe que hoi tiene la oficina de injenieros civiles, no se puede atender sino a una pequeña parte del trabajo que demandan tantas necesidades.

El segundo inconveniente que encuentro, o la segunda razón que tengo para decir que son insuficientes los medios con que cuenta el Gobierno, consiste en la falta de hombres intelijentes en la materia. Hai entre nosotros algunos jóvenes distinguidos que tienen bastantes conocimientos teóticos, al ménos en aquellos principales ramos que pueden servir para emplearse con provecho en la mejora de caminos, pero no tenemos ni podemos tener por ahora individuos que a esos conocimientos teóricos reúnan también los prácticos. El Gobierno, al dictar el reglamento que antes cité, quiso constituir en una especie de academia el cuerpo de injenieros civiles, juagando de necesidad abrir cursos de algunos ramos de matemáticas de las necesarias para trabajar con acierto en caminos, puentes i calzadas. Mas, el reglamento no ha podido hasta hoi llevarse a cabo por las razones ántes apuntadas, de que todos han estado ocupados en trabajos prácticos. Si no tenemos ni es posible que tengamos por ahora un número competente de individuos que se empleen en los trabajos de apertura, mejoras de caminos, se puede decir que el Gobierno no tiene medios suficientes para obrar en este importante ramo. Se ha tocado un recurso, a consecuencia de lo mismo, que acabo de esponer i es el procurar empresas o comisiones particulares, para que por medio de ellas se abran algunos caminos; al efecto, se han hecho varias invitaciones, desde el año 35 que fué cuando se concedió al Gobierno la facultad de imponer derechos de peajes i pontazgos, hasta hoi no se han presentado mas que dos propuestas, la una para el camino de Quillota a Valparaiso que se realizó, i la otra para el camino de Santiago a San Felipe, que no se ha llevado aun a cabo porque han parecido sobre manera exhorbitantes las proposiciones que se han elevado al Gobierno.

Cuál sea, señor, el medio que se debe tocar para hacer mas efectiva la mejora que ya se ha emprendido en nuestro sistema de caminos, verdaderamente no lo sé por ahora; porque varios que se me han ocurrido i que podria presentar a la Sala, creo que no satisfarian a los señores Diputados, como tampoco me han satisfecho a mí.

El aumento de los oficíales que hoi tiene el cuerpo de injenieros civiles, por ejemplo, seria un medio mui apropósito; pero como no encontraríamos suficiente número de individuos capares de emplear, resulta que no se llenaria bien, i desde hoi, el objeto que nos proponemos. Creo que presentaria tambien alguna utilidad el aumento de sus dotaciones, porque trabajarian con mas gusto, con mas celo: mas este es un medio que todavia lo considero insuficiente. El hacer venir de Europa esta clase de personas es el partido que yo propondria como el ménos sujeto a inconvenientes; sin embargo de que podria parecer de mucho costo porque no encontraríamos un injeniero conocedor, práctico e intelijente que viniese a servirnos por menos sueldo, igual al que ganan algunos funcionarios de la República que son los que se hallan mejor dotados, i al decir esto, me refiero a los informes que he recibido sobre las demandas hechas por algunos de tales injenieros que se ha intentado contratar.

El Gobierno, no obstante de no tener los medios suficientes para poner mano en la apertura i composicion de caminos, ha hecho cuanto ha podido a este respecto, sirviéndose para ello de los mismos medios que se aplicaron en el año anterior i de los que se ha estado hechando mano en el actual, con respecto a aquellas obras que mas reclamaban su atencion; así es que esta la ha fijado especialmente en el camino que media entre Santiago i Valparaiso como que, a su juicio, es el que se presenta con mas urjencia; i puedo asegurar con alguna satisfacción a la Cámara que en esta obra se ha hecho cuanto se podia hacer.

Los señores diputados habrán visto en el período oficial el plan propuesto, i se habrán hecho cargo del modo como se va desenvolviendo; se habrán fijado en las cantidades que se han invertido por el gran número de trabajadores que, casi desde que se principió la obra, se ocupan en ella; i tengo tanta mas satisfaccion, cuanto que puedo pronosticar que la obra se llevará a cabo con acierto; pues habiéndose publicado el plan a que me he referido en el período oficial i habiéndose invitado para que se hiciesen observaciones sobre él por los intelijentes, no se ha hecho ninguna hasta ahora. Finalmente, señor, si a este respecto no se coronan los deseos del Gobierno, será por una fatilidad que no está en nuestra mano evitar; porque, lo vuelvo a decir, no ha quedado un sólo arbitrio que no se haya tocado en lo concerniente a este ramo. Se ha atendido igualmente a algunas mejoras i aun a algunas obras que pudieran calificarse de nuevos caminos; tal como la habilitacion del principal de la provincia de Valdivia, la reparacion del que media entre Valparaiso i Quillota; se va ha hacer la que está entre este mismo punto i Limiche; en fin, se han acometido, señor, otras cuantas obras de mediana importancia que no tengo presentes, pero que han ocupado hasta hoi a los injenieros civiles, en cuanto lo permite su número.

Talvez no he presentado, señor, una relacion bastante clara del modo de pensar del Gobierno por lo que respecta al ramo ds caminos; de las necesidides que se hacen sentir i que no están satisfechas i de las dificultades que se ofrecen para realizar nuestros deseos en este punto, tan pronto como al pais convendría. Mi esposicion se resiente talvez del desorden de un discurso al que he sido invitado en este momento i en el que me he propuesto comprender mas de lo que era bastante para satisfacer a la interpelacion que se me ha hecho; pero por lo espuesto podrá talvez firmar su juicio el señor Diputado.

El señor García Reyes. —Por la esposicion que acaba de oir la Cámara, se ve que, en buenos términos, casi no tenemos elementos para mejorar los caminos, porque si el cuerpo de injenieros civiles no puede llenar los fines de su formacion, es claro que no se habrá dado un paso en este ramo importantísimo. Yo propondria autorizar al Gobierno para que trajese de Europa el número necesario.

Por haberse notado que no habia número suficiente i ser la hora avanzada se acordó que quedase el señor García Reyes con la palabra, para poder usar de ella en la próxima sesion.

Se levantó la de este dia.

ANEXOS[editar]

Núm. 109[editar]

Esta Cámara, en sesión del 5 del corriente, ha reelejido para su presidente al que suscribe, i para Vice al señor don José Javier Bustamante. —Dios guarde a V. E. —Santiago, Agosto 5 de 1844. —Francisco Antonio Pinto, Presidente. —Ramón Renjifo, Diputado-Secretario. —A S. E. el Presidente de la República.


  1. Esta sesion ha sido tomada de El Progreso del 17 de Agosto de 1844, núm. 547 —(Nota del Recopilador).