Soneto (Menéndez Pelayo)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



 ¡Salve, titán de la cerúlea frente,   
 Sobre el materno piélago dormido;   
 De tu férrea garganta amo el rugido,   
 Amo la espuma de tu faz hirviente!   
   
 A tus arrullos despertó mi mente,   
 Mi primer llanto resonó en tu oído,   
 Eduqué con tu indómito alarido   
 Mi brava condición y ánimo ardiente.   
   
 Mas ni el fragor de tus tormentas calma   
 Esta pasión que vencedora rige   
 Mi fe, mi corazón y mi albedrío,   
   
 Ni darán tus sonrisas paz al alma,   
 Hasta que en ti sus claros ojos fije   
 La eterna luz del pensamiento mío.   


Santander, 24 de agosto 1881.