Soneto (Silva, 1)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

¡Oh, silenciosa Reina, coronada
de sombras y de pálido asfodelo,
cuyos míticos ojos de consuelo
tienen el infinito en su mirada!:

¿Ha crujido la fúnebre enramada
bajo tu pie levísimo de hielo?...
Y ese rumor, ¿es el nocturno vuelo
de tu ligera sombra desolada?...

La brisa zumba en la terrasse desierta
y pronuncia, rozando las cortinas,
el nombre de una idolatrada muerta.

¡Hay ruidos de trajes en la alfombra,
y yo no sé qué frases sibilinas
una voz de mujer dice en la sombra!