Tan vergonzosa Venus, tan mirlada

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Juicio astronómico del día


Tan vergonzosa Venus, tan mirlada
Iris salió del sol, que parecía
que, celosa de Dafnes, daba al día
escrúpulos de luz anticipada.

Ni agua ardiente francés, desentonada
vocal crepusculaba chirimía,
ni despertaba el alba a la poesía,
ni el pájaro marcial su prenda amada.

Tan ronco un búho del gaznate arranca
la arteria en voz, con tal agüero en ella,
que le quisiera dar con una tranca.

Dulce reinaba la amorosa estrella.
Yo finalmente amanecí sin blanca:
debió de ser que me acosté sin ella.