¡Volved!

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: Poema publicado en el libro En las orillas del Sar (1909).


¡VOLVED!

I

 Bien sabe Dios que siempre me arrancan tristes lágrimas
  Aquellos que nos dejan,
Pero aún más me lastiman y me llenan de luto
  Los que a volver se niegan.

 ¡Partid, y Dios os guíe!... pobres desheredados,
Para quienes no hay sitio en la hostigada patria;
Partid llenos de aliento en pos de otro horizonte,
Pero... volved más tarde al viejo hogar que os llama.

 Jamás del extranjero el pobre cuerpo inerte,
Como en la propia tierra en la ajena descansa.

II

   Volved, que os aseguro
Que al pie de cada arroyo y cada fuente
  De linfa transparente,
Donde se reflejó vuestro semblante,
  Y en cada viejo muro

Que os prestó sombra cuando niños erais
  Y jugabais inquietos,
Y que escuchó más tarde los secretos
  Del que ya adolescente
  O mozo enamorado,
En el soto, en el monte y en el prado,
  Dondequiera que un día
  Os guió el pie ligero...,
  Yo os lo digo y os juro
  Que hay genios misteriosos
Que os llaman tan sentidos y amorosos
Y con tan hondo y dolorido acento,
Que hacen más triste el suspirar del viento,
Cuando en las noches del invierno duro
De vuestro hogar que entristeció el ausente,
Discurren por los ámbitos medrosos,
Y en las eras sollozan silenciosos,
  Y van del monte al río
Llenos de luto y siempre murmurando :
"¡Partieron!... ¿Hasta cuándo?
¡Qué soledad! ¿No volverán, Dios mío?"
 
 Tornó la golondrina al viejo nido
Y al ver los muros y el hogar desierto,
Preguntóle a la brisa: — ¿Es que se han muerto?-
Y ella en silencio respondió : — ¡Se han ido
  Como el barco perdido
Que para siempre ha abandonado el puerto!