A fuerza de arrastrarse: 37

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Escena III[editar]

PLÁCIDO y TOMÁS.


PLÁCIDO.-¿Quién hablaba en voz alta? ¿Eras tú? ¿No te he dicho que no me gusta que se hable a gritos?

TOMÁS.-No era yo, señor vizconde.

PLÁCIDO.-¿Pues quién era?

TOMÁS.-Un amigo del señor vizconde.

PLÁCIDO.-¡Mentira! ¡Mis amigos no hablan en forma grosera!

TOMÁS.-Pues el tal dijo que era amigo del señor vizconde y quería verle a todo trance.

PLÁCIDO.-¡Su nombre!

TOMÁS.-Uno de Retamosa del Valle: un patán insolente y grosero.

PLÁCIDO.-(Impaciente.) ¡Su nombre!

TOMÁS.-¡El tío Lesmes!

PLÁCIDO.-¡El tío Lesmes! ¿Ha estado aquí el tío Lesmes?... Pero ¿dónde está, dónde?

TOMÁS.-¡Señor!

PLÁCIDO.-¿Por qué no entró?

TOMÁS.-Yo creí...

PLÁCIDO.-Siempre crees y nunca aciertas. ¡Corre, corre a buscarle!...

TOMÁS.-Ya no está en la casa.

PLÁCIDO.-Pero ¿en dónde para? ¡Su posada!... ¿Cuál es su posada?

TOMÁS.-(Complaciéndose en molestarle.) No lo dijo.

PLÁCIDO.-¿Y cuándo vuelve?

TOMÁS.-(Respetuoso, pero siempre gozando en mortificarle.) Se marcha esta noche al pueblo.

PLÁCIDO.-¿Lo ves?... ¿Lo ves, imbécil?

TOMÁS.-Nada hay perdido, señor vizconde.

PLÁCIDO.-¿Nada perdido? ¿Tú qué sabes?

TOMÁS.-No se incomode el señor vizconde. El retrato de la madre del señor vizconde aparecerá.

PLÁCIDO.-(Dominado.) ¡Ah!... ¿Te ha dicho...?

TOMÁS.-Todo. Sí, señor, todo. Sin preguntarle yo nada.

PLÁCIDO.-Acaba.

TOMÁS.-Don Rufino ya no tiene el retrato: «lo vendió».

PLÁCIDO.-Acaba.

TOMÁS.-El comprador vino a Madrid... «y lo vendió».

PLÁCIDO.-¡Ah, qué maldita casualidad!

TOMÁS.-Comprendo el disgusto del señor vizconde: ¡el retrato de su señora madre, tan buena..., corriendo de almoneda en almoneda y de baratillo en baratillo!

PLÁCIDO.-¿Tú quieres que te tire por el balcón?

TOMÁS.-Como el señor guste. Pero yo encontraré el retrato. No hay cuidado. El domingo iré al Rastro.

PLÁCIDO.-¡Insolente! ¿Y los nombres de esas personas que decías?

TOMÁS.-En este papel están.

PLÁCIDO.-(Cogiendo el papel.) Venga... y vete.

TOMÁS.-¿A la calle?

PLÁCIDO.-No, a la antesala.

TOMÁS.-(Aparte.) Ya lo sabía yo. (Sale.)



◄  Anterior
Siguiente  ►