Al borde de la tumba

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Cien sonetos
Sonetos serios y amorosos

de Manuel del Palacio

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


AL BORDE DE LA TUMBA.[editar]

(Imitación del portugués.)


Pequé, Señor, mas no porque he pecado
De vuestra alta clemencia me despido,
Que cuanto más hubiere delinquido
Os tengo á perdonar más empeñado.

Si verme pecador os ha indignado
Cedereis al mirarme arrepentido;
La misma culpa con que os he ofendido
Os tiene á la indulgencia preparado.

Cuando vuelve al redil de sus amores
Una oveja perdida y recobrada,
En júbilo se inundan los pastores;

Yo soy, Señor, oveja descarriada;
Mirad, Pastor divino, mis dolores,
Y recobradme al fin de la jornada.


Madrid, 1859.


◄  Anterior
Siguiente  ►