Algo en prosa y en verso/Mi desvelo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Algo en prosa y en verso pg 21a.jpg


MI DESVELO.


___


Ay de mí! La noche pasa, 
Y el sueño á mis ojos niega
 Su consuelo;
Al incendio que me abrasa
De una luz á la otra llega
 Mi desvelo.

¿Qué tormento irresistible;
Qué pena ¡cielos! es esta,
 Qué dolor?
Si es amor, amor terrible,
Amor que lágrimas cuesta,
 Funesto amor.

¿Y esta es la pasión que un día
Tantas horas de ventura
 Me ofreciera?
¿Y esta la que bendecía
Anegado en su dulzura
 Placentera?

No, no es esta aquella calma,
Aquel estado dichoso,
 Lisonjero,
Que pudo inspirar al alma
Un encanto bullicioso,
 Pasajero.

Más profunda es hoy la herida
Que al incauto pecho mío
 Traspasó;
Último amor de mi vida,
Verdugo de mi albedrío,
 Ya llegó.

En vano del pecho altivo
Quiérole lanzar osado:
 ¡Necio intento!
Si vivo, por él ya vivo,
Él es mi numen, mi hado,
 Él es mi aliento.

La fatalidad entrega
La mariposa á la llama
 Matadora,
Y volando en torno ciega,
El mismo fuego que ama
 La devora.

De fatalidad guiado
Vi tu hermosura terrible;
 Quísela huir;
Mas luego vuelvo á tu lado,
Y á tu fuego irresistible
 Vengo á morir.

¿Quién ¡ay! resistir pudiera
Ese mirar halagüeño,
 Soberano,
Y esa tu voz placentera,
Más dulce que el primer sueño
 Del humano?

Si Bellini, el lastimero
Son de tu sensible canto
 Escuchára,
En el fuego en que yo muero,
Agitado en dulce llanto
 Se abrasára.

Tú, melancólica luna
Que te oistes implorada
 En fiel quejido,
¡Dime tú, si hay voz alguna
Que ser pueda comparada
Á aquel sonido!

¡Oh! si tan divino acento
Pudiera la lira mía
 Imitar,
¡Con qué puro sentimiento
Á ti ¡oh luna! elevaría
 Este cantar!

Casta diosa, que iluminas
Desde el trono rutilante
 Mi dolor ,
Á esa lumbre que fulminas
Dame á ver aquel semblante
 De mi amor.

Templa ¡oh diosa! el desvarío
Que inhumano me condena
 Al desvelo,
Y en el triste pecho mío
Haz brillar la paz serena
 Que en el cielo.