Círculos sin centro

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CIRCULOS SIN CENTRO

Esponja del cielo,
carne verde del mar,
por tus carreteras húmedas
hube de andar.

Hacia adelante se partían
los caminos para no caminar;
a los costados se abrían
las carreteras para navegar
y hacia atrás se dirigían
las rutas para desandar.

Largas noches y días
una proa te cortó sin parar
y tu centro no cambiaba nunca,
círculo verde del mar.


Sobre tu esmeralda fría
mi carne no quería quemar,
mi corazón se volvía
verde como la carne del mar.

Le decía a mi cuerpo: ¡renace!
A mi corazón: ¡no te quieras parar!
Mi cuerpo quería echar raíces.
raíces verdes en la carne del mar.

El banco que me conducía
no sabía más que zarpar,
pero el cuerpo que me contenía
se quedó estático sobre el mar.

Círculos circulaban arriba
y subían del fondo del mar;
un pez levantó la cabeza
contra la noche y se puso a aullar.