Cancionero, Yo me solía acusar, y ahora me excuso

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCXCVI
Cancionero

de Francesco Petrarca


Yo me solía acusar, y ahora me excuso,
y aun encarezco, y tengo por querida
la cárcel y la amarga y dulce herida,
cuyo hierro en el pecho tuve incluso.

Ay, envidiosas Parcas, ¿por qué el huso
rompisteis de repente en que era asida
la hebra al lazo mío, y la escogida
flecha en que Amor mi muerte ingrato puso.

Que nunca tanto ansió el alma contento
o vida o libertad mientras vivía,
que no mudase el natural deseo,

gustando antes por ella del lamento
que por otra cantar, y de porfía
morir contenta, viva en tal empleo.