Catecismo Gnóstico: El Editor

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Querido lector:

La humanidad se encuentra en grave peligro, lamentablemente no podemos hacer conciencia de este hecho irrefutable, debido a que los sentidos del Espíritu de que nos hablan las Escrituras se encuentran totalmente atrofiados.

Sin embargo, si hacemos un balance de los acontecimientos, podremos ver en forma clara como las predicciones y profecías se cumplen. Los vicios, odios, venganzas y resentimientos etc., se apoderan de la mente de los hombres y las luchas, las guerras, son el trofeo de este desequilibrio. Por otra parte, cada día aparecen nuevas enfermedades, miseria y plagas que se agigantan y ahogan la pobre humanidad doliente en el lago del dolor.

La degeneración de esta raza ha llegado al máximo extremo y la naturaleza se revela contra su maldad. Afortunadamente el Maestro Samael Aun Weor, quinto Ángel del Apocalipsis, se encuentra al frente del Movimiento Gnóstico Cristiano Universal para entregar la clave de salvación.

Él, nos enseña a conocernos a sí mismos para despertar el germen maravilloso del amor, escudo y esencia del Cristo. Energía preciosa capaz de transformarlo todo.

Es claro, que tal actitud implica seguir el ejemplo del Salvador del Mundo, sacrificarnos para poder convivir con todos los seres humanos que son la máxima creación de Dios y nuestros hermanos en Cristo. "En que os améis los unos a los otros conoceré que me aman". Decía nuestro Señor Jesucristo, en tal forma que llegó el momento de reflexionar y meditar profundamente para poder encontrar el camino de la vida, si no queremos ser lanzados a la muerte segunda. Estudiar, investigar es mejor que criticare y juzgar, os invitamos caro lector a dialogar, tenemos centros de estudio en todas las ciudades; las direcciones se encuentran al final de este pequeño libro. En esos lugares todo el mundo tiene libertad para opinar sin ser refutados, allí concurren todas las gentes de buena voluntad, militantes de todas las religiones, credos, escuelas, sectas, etc., porque la cabeza principal de todas, es nuestro señor El Cristo y Cristiano solo es el que cumple la ley.

Fraternalmente El Editor.