Don Manuel Ausó y Monzó

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Almanaque del espiritismo (1873)
Don Manuel Ausó y Monzó
 de Prudencio Martínez

Nota: Se ha conservado la ortografía original.

DON MANUEL AUSÓ Y MONZÓ.

Escasos son los datos que poseemos respecto al Sr. D. Manuel Ausó y Monzó, cuya modestia no debe resentirse de estas líneas, puesto que su merito las reclama mas estensas.

Hijo de honrados y laboriosos artesanos. nació en la ciudad de Alicante hacia el año 1820.

Desde sus primeros años, hizo patente en aficion al estudio, y sus padres le hicieron pasar a Madrid a cursar la medicina.

Alicante fué el punto por él elegido pero ejercer su facultad.

Llena su alma de los más bellos sentimientos, Alicante le ha visto en el periodo de las repetidas epidemias que han afligido tan hermosa ciudad, tratar con igual interés á los enfermos de todos las clases de la sociedad, multiplicándose en todas partes.

Creado el instituto de Alicante, hizo oposicion a la cátedra de Historia natural, que ganó y viene egerciendo.

Amante del progreso, el estudio era para é1 una necesidad, y forzoso trabajar. La ocasion había de presentarse; organizaciones como la suya no pueden estar inactivos, y la Providencia iba a señalarle un nuevo camino.

En Marzo de 1869 se conmovió contemplando la comunicacion del trípode, que si es rudimentoria, lleva en si grandes detalles de grandeza.

Leyó con avidez los libros que brotaban de nuestra salvadora doctrina, profundizó cuanto tenia escrito nuestro maestro Allan Kardec y acudió a manifestar sus impresiones á algunos de sus más íntimos amigos.

Afortunadamente, desde las primeras conferencias encontró la cooperacion que deseaba, ya fuese por estar asi decretado por el que todo lo puede; ya por la ilustracion de las personas a quien se dirigió; ya, en fin, por la elocuencia que presta siempre el convencimiento de la verdad. El resultado fue la fundacion del primer Centro Espiritista de Alicante, y propagada con rapidez la nueva luz, pronto no contaron en aquel inteligente pueblo, infinitos circulos de estudio.

Sus amigos de Ultra-tumba le designaron para dirigir el movimiento de concentracion iniciado por varios juiciosos Espiritistas, y lleno del más ferviente ardor, realizó en breve tiempo el objeto deseado, consiguiendo inaugurar en Abril del pasado año la Sociedad Alicantina de Estudios Psicológicos, mereciendo la honra de ser nombrado para el dificil cargo de Presidente.

A su gran iniciativa se debe que Alicante pueda enorgullecerse de poseer quizá la primera Sociednd Espiritista de España, pues cuenta con unos cuatrocientos socios, y su organizacion es tal, que todas los noches, y siempre bajo la direccíon de su Presidente, hay reunion, enseñandose alli desde lo instruccion primaria hasta las nociones más útiles de los ciencias naturales.

Como escritor castizo y profundo, podemos citar á Ausó, y buena prueba de nuestro aserto son sus notables artículos en La Revelacion, periódico que sostiene nuestras doctrinas, y cuya direccion hace algun tiempo le fué confiada.

Siendo como es Ausó un verdadero Espiritista. ha sido ejemplo de hijos, modelo de esposos, y hoy padre adorado de su virtuoso familia. Manuel AUSÓ Y MONZÓ