El crimen de Sylvestre Bonnard: 032

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 032 de 039
El crimen de Sylvestre Bonnard Anatole France



3 de octubre.


Aquel jueves, día de salida, encontré en las proximidades de la calle Demours a las tres señoritas Mouton. Después de saludar a su madre, pregunté a la mayor (de unos doce años) qué tal estaba la señorita Juana Alexandre, su compañera.

La señorita Mouton me respondió de carrerilla.

—Juana Alexandre no es mi compañera. Está en el colegio por caridad y para barrer las clases. La profesora nos lo ha dicho.

Las tres señoritas continuaron su camino, y la señora Mouton, sin abandonarlas, me lanzó por encima del hombro una mirada recelosa.

¡Ay!, me veo reducido a intentar diligencias comprometidas. La señora de Gabry no volverá a París hasta dentro de tres meses. Sin ella carezco de iniciativa y de tino; sólo soy una máquina dificultosa y perjudicial.

Sin embargo no puedo tolerar que Juanita esté de criada en el colegio, y soporte los ofensivos conceptos del señor Mouche.




<<<
>>>