El sagrado laurel ciña tu frente

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

De Doña Catalina de Eslava,
sobrina del autor

El sagrado laurel ciña tu frente.
La yedra, el arrabian, trébol y oliva.
Porque (aunque muerto estás) tu fama viva
Y se pueda extender de gente en gente.
El tiempo la conserve, pues consiente
Que el levantado verso suba arriba,
Y en láminas de oro el nombre escriba
Del que no tiene igual de Ocaso á Oriente.
En el carro de Apolo te den gloria,
Digo de aquel Apolo soberano
A quien con tanto amor tan bien serviste:
Y pues él hace eterna la memoria,
Con que muevas mi pluma con tu mano
La gloria alcanzarás que acá nos diste.