Elementos de economía política: 42

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Capítulo X : Del capital (continuación.) -Del capital en monedas. - De los signos representativos de la moneda. Del crédito, de los bancos y del papel moneda.[editar]

    • I. De los signos representativos de la moneda.
    • II. Del comercio del cambio.
    • III. Del crédito.
    • IV. De los bancos.
    • V. Del papel moneda o de la moneda de papel.

§. I. De los signos representativos de la moneda.[editar]

300. Ya sabemos que las monedas son una verdadera mercancía y no un signo; que las monedas de oro y de plata tienen un valor intrínseco y cambiable, al paso que un signo no tiene valor por sí mismo (o tiene muy poco, como el cobre), y saca todo su valor de la cosa que representa.
301. Los pagarés, los billetes de banco, las libranzas, las letras de cambio, en suma, todos los llamados efectos de comercio, es decir, todos los títulos pagaderos al portador (las facturas, los conocimientos, las obligaciones fácilmente trasmisibles, las acciones, los cupones de emprestito, etc.), son signos representativos de la moneda. Estos instrumentos no deben su uso, como la moneda, a un valor suyo propio, y no se consiente en reconocer en ellos un valor sino porque son simplemente títulos que aseguran a los que los poseen una riqueza positiva.
302. Los signos representativos de la moneda prestan exactamente los mismos servicios que ella, y hasta son de un uso más cómodo; en efecto, uno de los usos de la moneda es ser trasmisible, y esta cualidad se encuentra en un pedazo de papel en mucho más alto grado que en un talego de pesos duros.
303. Otra ventaja tienen además, y es la de poner en circulación créditos de que no podría hacerse uso sino cobrándose en metálico. Una letra de cambio, una acción, un billete pasan por muchas manos, y el resultado es absolutamente el mismo que si pasase por ellas el valor que representan.