Elementos de economía política: 76

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Capítulo XX : De la contribución.[editar]

    • I. Definición de la ciencia económica.
    • II. De los efectos y de la naturaleza de la contribución. -Contribución proporcional y contribución progresiva.
    • III. De la base de la contribución. -Contribución directa e indirecta.
    • IV. Administración y contratas. -Contribución única.

§. I. Definición de la ciencia económica.[editar]

512. La ciencia económica, rentística o de la hacienda, está todavía poco adelantada, y sin embargo es uno de los ramos principales de la economía política. Cuando se llegue a conocerla suficientemente, enseñará los medios de proveer a las verdaderas necesidades del Estado con sus verdaderos recursos.
Hasta ahora la mayor parte de los gobiernos han considerado más cómodo poner los recursos a la discreción de las necesidades, y más de una vez han cortado el árbol para coger los frutos. No es esto decir que la ciencia consista siempre en regular las necesidades por los recursos ordinarios; este modo de proceder, que no exige a mayor abundamiento más que conocimientos de un orden más secundario, puede comprometer el servicio del Estado. La ciencia económica bien entendida debe dominar a un mismo tiempo las necesidades y los recursos; pero en el momento presente, este ramo de la economía de las naciones se confunde con el arte del rentista o del hacendista, cuyo objeto primordial es la extracción más abundante posible de los caudales de los ciudadanos, para hacer con harta frecuencia un empleo más rutinero que razonable de esos mismos caudales, cuyo receptáculo común es el tesoro público.
513. El tesoro público no puede alimentarse sino por medio de las contribuciones y de los empréstitos, y éstos no pueden tener más origen que los rendimientos de los tres instrumentos generales de la producción: la tierra, el trabajo y el capital.
La guerra, es cierto, puede llenar un tesoro por medio de la rapiña; pero la misma rapiña se alimenta con los fondos productivos de los vencidos.
514. Este punto es el más escabroso de cuantos puede tocar un publicista; por cuestiones de hacienda han empezado las emancipaciones sucesivas de los pueblos y de las clases medias; con ocasión de las contribuciones se separaron de su metrópoli los Estados-Unidos; los descalabros de la hacienda precipitaron el advenimiento de la revolución francesa, nueva era de las sociedades presentes y futuras.