Exploración de las lagunas Negra y del Encañado/Estudios prácticos

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

ESTUDIOS PRÁCTICOS

bajo el punto de vista de la irrigacion

DE LAS LAGUNAS NEGRA I DEL ENCAÑADO

POR

Victor Carvallo,

(delegado especial de la sociedad de agricultura en la comiision esploradora.)


FRAGMENTOS.[1]



I.

Area de la Laguna Negra.—Número de regadores que podria suministrar a la agricultura.—Su hoya hidrográfica.—Qué cantidad de lluvia deberia caer anualmente para reponer el agua que se sacase para el riego.—Cuanta nieve cae.—Observaciones que deberia hacerse para determinar este importante dato.—Evaporacion.—Filtracion.

El área total de la Laguna Negra es de 574 hectáreas, 5,490 metros cuadrados o sea 367 cuadras [2]; el área que cuenta mas de 50 metros de profundidad es de 397 hectáreas, 3,200 metros cuadrados o sea 255 cuadras [3].

Si suponemos aprovechable para desagüe solamente esta última estension de 255 i estraemos de ella una altura de 50 metros, tendremos que la masa de agua disponible seria de (3.973,200×50=) 198.660,000 metros cúbicos de agua, o sea

198.660.000,000 litros de agua; cantidad igual a
13.240.000,000 de regadores durante un segundo;
o sea
5,108 regadores durante un mes; o sea
851 id. durante 6 meses.

La diferencia entre la superficie que hemos considerado en el cálculo anterior i la superficie real, diferencia que llega a 177 hectáreas, 2,290 metros cuadrados o sea 113 cuadras, representa, si le suponemos una profundidad media de 30 metros, una cantidad de agua equivalente a 53,168.700 metros cúbicos o sea un 27% de la que hemos considerado útil. Con un márjen tan ámplio no tenemos para que preocuparnos con la evaporacion, la filtracion i los demas accidentes que hacen desaparecer el agua en su largo trayecto.

Tenemos pues que, para un caso de penuria, la Laguna Negra puede dar a la agricultura un continjente de

5,108 regadores durante un mes; o
2,554 regadores" durante" dos meses; o
1,277 regadores" durante" cuatro meses; o
1,021 regadores" durante" cinco meses; o
851 regadores" durante" seis meses.

Pasemos ahora a la hoya hidrográfica o sea la estension de terreno cuyas aguas van a rematar a la Laguna.

Segun el señor Sotomayor es la siguiente:

Hectár.
Superficie de la Laguna 574 5,490
SuperficieId. de cordilleras 3,808 9,450
4,583 14,940
o sea 2,805 cuadras.

El señor Vidal Gormaz obtiene por su triangulacion 5,449 hectáreas, 8,400 o sea 3,487 cuadras.

Si tomamos el promedio o sea 4,916 hectáreas, 6,970, tendremos que la relacion entre la superficie de la Laguna i la de su hoya es como 1 a 8.55; i que, para llenar el espacio vaciado anualmente, en el supuesto de que en una temporada se consuma los 13.240.000,000 de regadores, se necesita una lluvia anual de 5 metros 84.

Este resultado lo obtenemos suponiendo que las 574 hectáreas, 5,490 metros cuadrados, que mide la Laguna tengan una profundidad uniforme de 50 metros; mas, como hemos dicho que solo 397 hectáreas, 3,200 metros cuadrados tienen esta hondura de agua, teniendo las restantes 177 hectáreas, 2,290 solo 30 metros; tendremos, haciendo la correspondiente reduccion, que solo se necesita anualmente una lluvia anual de 5 metros 12.

¿Cuál de estos dos resultados,—5 metros 84 i 5 metros 12,—es el que merece mas confianza? Adoptando el segundo, no hacemos ninguna provision o no dejamos márjen para la evaporacion, la filtracion i las pérdidas que puede esperimentar el agua de lluvia en su curso a sus depósitos. El primero parece a todas luces exajerado. Pero estas son cuestiones que solo puede resolverse esperimentalmente.

Si hacemos ahora otro cálculo para estraer de la Laguna Negra solamente 30 metros de altura de agua, tenemos que, tomando su total estension, el número de regadores disponible durante un segundo es de 11.490.980,000 o sea

4433 regadores durante un mes.
2216 regadores" durante" dos meses.
1477 regadores" durante" tres meses.
1108 regadores" durante" cuatro meses.
886 regadores" durante" cinco meses.
739 regadores" durante" seis meses,

sin hacer provision alguna para la filtracion, evaporacion, etc.

Si asignamos un márjen de 25% para estas continjencias, tendremos solamente 8.618.235,000 regadores durante un segundo o sea

3324 regadores durante un mes.
1662 regadores" durante" dos meses.
1108 regadores" durante" tres meses.
831 regadores durante cuatro meses.
665 regadores" durante" cinco meses.
554 regadores" durante" seis meses.

Para este caso, la cantidad de lluvia anual que deberia caer para reponer la sangria de 30 metros, seria de 3 metros 51, sin dejar márjen para la evaporacion i filtracion en la hoya; o de 4 metros 38, dejando un márjen de 25% para estas eventualidades.

¿Es posible contar con una lluvia anual de 3 o 4 metros? Nada podemos decir a este respecto, siendo contradictorios los informes que sobre las nevazones pudimos recojer de los vecinos de San Gabriel, de San José i de otros lugares de esos contornos.

Importa, empero, sobre manera obtener estos datos con toda exactitud, ahora que hemos llegado a una situacion en que es forzoso recurrir a la cordillera en busca del agua que demandan los terrenos de los llanos cuya labranza se estiende dia a dia.

Para obtener este resultado convendria quizá colocar pluviómetros en la villa de San José, en San Gabriel, en la Laguna Negra i en algunas de las posesiones de las haciendas de San José i del Injenio.

Para saber la mayor altura que alcanzan las aguas en la Laguna Negra i en la del Encañado podria ponerse en las playas de éstas un poste impregnado de sulfato de hierro i frotado con polvo de agallas mezclado con sandaraca [4]. El contacto del agua ennegrece esta composicion. Para que el oleaje de la Laguna no hiciera marcar mas alto del nivel verdadero, podria recubrirse el poste con un tubo cilíndrico de zinc, de diámetro poco mayor que él i con un pequeño agujero en su parte superior. Asi se conseguiria que el agua que chocase esteriormente no subiese mui alto en el tubo por la resistencia que opone el aire interior.

En cuanto a la evaporacion que tiene lugar en esas alturas, su determinacion teórica demanda cálculos mui estensos, cuyos resultados daremos en algun próximo número del Boletin.

De observaciones hechas en Europa resulta, segun Mr. de Gasparin, que la evaporacion anual en la superficie de los rios i lagunas es en promedio de 1025 milímetros; lo que dá por dia 2.81 milímetros a la sombra i en un lugar abrigado; i que en Francia se calcula que al aire, al sol i bajo la influencia de las corrientes naturales aquella debe ser de 4 milímetros por dia. En la superficie del suelo despues de la lluvia se calcula que la evaporacion llegue a 1 milímetro despues de cada dia de lluvia [5].

Por lo que toca a la filtracion del agua en su tránsito, dependiendo esto en gran parte de la naturaleza del suelo, nada puede decirse con mediana certeza, sin un reconocimiento prolijo de los terrenos. Que hai filtraciones considerables lo prueba la multitud de arroyos que se encuentra por de quiera en los cerros de formacion idéntica a los que forman la hoya de la Laguna Negra, compuestos de rocas hendidas en las convulsiones o solevantamientos i recubiertas o separadas entre sí por fragmentos de las mismas o por lijeras capas de tierra, arena, i en algunos casos, por cenizas.

De las esperiencias de Dalton, Wilkinson i Charnock resulta que en Europa la filtracion fluctúa entre un 60 i un 25% del agua caida.

II

Laguna del Encañado.—Su posicion.—Su área.—Su hoya.—El estero del Manzanito.

La laguna del Encanado, situada al S. S. O. de la Negra, en el centro de un pequeño valle 220 metros mas bajo que el nivel de ésta, mide 48 hectáreas, 4995 metros cuadrados o sea 31 cuadras. Su valle tiene una estension de 47 hectáreas, 0627, i las cordilleras que forman su hoya 3413 hectáreas, 9417.

Recibe, pues, las aguas de una estension de 3509 hectáreas, 5039 metros o sea 2247 cuadras. La relacion entre la laguna i la hoya es como 1 es a 73.

Esta laguna tiene una profundidad media de 30 metros; por manera que su caudal es de 14.549,850 metros cúbicos o de 969.990,000 regadores durante un segundo o sea 374 regadores durante un mes.

Aquí tiene su oríjen el Estero del Manzanito, que parte de una garganta que forman los cerros que rodean el valle del Encañado, i cuyo caudal, medido por el señor Vidal, dió 215 regadores.

III

Esplotacion de las Lagunas.—¿Conviene el desagüe de la Negra?—Medidas que podria tomarse para aumentar su caudal.—Cerramiento del ralle del Encañado.

¿Cuál es la esplotacion que podria hacerse de estas Lagunas? ¿Conviene desaguarlas derechamente? No es posible negar que entrambas concurren en la actualidad a formar el estero del Manzanito, uno de los mayores tributarios del rio Yeso, a su vez, uno de los afluentes del Maipo. La sangría total de las lagunas indudablemente que daria durante un año un número mui considerable de regadores; pero acabaria también con la cantidad de agua constante con que ahora el rio Yeso contribuye al caudal del Maipo. Semejante procedimiento, se ha dicho con toda propiedad, equivaldria a matar la gallina de los huevos de oro.

Solo un caso de penuria estrema, de calamidad pública, podria disculpar medida tan fatal.

Lo que en razon puede estraerse anualmente de las lagunas es lo que anualmente también cae a ellas de las lluvias o nevazones del invierno, manteniendo intacto el caudal que les diera la naturaleza i que es el que a la vez mantiene en su integridad el gasto del Manzanito; volúmen de aguas sobre el cual cuentan infinidad de dueños o interesados.

La proposicion que acabamos de sentar no puede tampoco aceptarse en absoluto, ya que es posible no se pierdan en el invierno las aguas que, en forma de lluvias o de nieves, caen a las hoyas de ambas lagunas.

Antes de poder proyectar, pues, un sistema de esplotacion intelijente de estos depósitos, convendria determinar a punto fijo:

1.º El caudal actual del rio Yeso.
2.º El mismo en el invierno, para saber si la cantidad de agua que lleva en esta estacion este rio, implica alguna pérdida considerable de líquido de estas lagunas. [6]

Todas estas cuestiones no tienen sino una solución: la observacion. En este órden de ideas, propondríamos que se colocase en algun paraje que se pueda medir fácilmente de la caja del rio Yeso, i cercano a las casas de la hacienda del Volcan, un poste graduado, para que algun vecino pueda de dia en dia observar desde su borde o barranca la altura de las aguas que bajan en el invierno.

En el entretanto, podemos afirmar, por los informes recojidos de los vecinos, que el volúmen de aguas invernales es próximamente la mitad de las veraniegas. Sobre esta masa de agua, solamente, puede, a nuestro juicio, recaer cualquier providencia que se tome para aumentar en el verano las aguas disponibles para el regadío. Lo demas es ilusion.

Bajo este supuesto, lo indicado es el cerramiento del valle del Encañado, para suprimir el Manzanito en cinco meses del invierno, depositando en él 20.800,800 metros cúbicos o sea 1337 regadores durante seis meses, tornando por base un gasto de agua mitad del que ahora tiene.

Al mismo tiempo, podria cerrarse la garganta que, en tiempo de creces permite a la Laguna Negra descolgarse sobre el valle del Encañado, trabajo que con poco costo permitiria a aquella alzar su nivel 10 o 15 metros i almacenar mas de 86.182,350 metros cúbicos de agua o sea 5541 regadores durante seis meses.

IV

Trabajos que deberia ejecutarse.—Su costo.—Empleo de presidarios.

Los trabajos que podria emprenderse son, pues, a nuestro entender:

1.º El cerramiento del valle del Encañado por medio de un malecon de 25 metros de altura en su garganta, lo que demandaria un cubo de mampostería de 72,250 metros i un costo aproximado, con válvulas de evacuacion, etc., etc., de 435,000 pesos.

Si el malecon se construyera de mas altura, podria almacenarse una cantidad de agua mucho mayor (955,622 metros cúbicos por cada metro adicional de altura); pero el mayor costo no guardaria quizas proporcion con el valor de aquella, i como veremos mas adelante, hai lugares cercanos en la Cordillera donde se obtendria resultados mas halagüeños.

2.º El cerramiento de la garganta que separa el valle de la Laguna Negra del valle del Encañado, para que no se pierdan las creces de aquella. Este trabajo, que demanda un cubo de maniposteria de 9,330 metros, costaria 55,980 pesos.

Para el caso de desaguar la Laguna Negra en caso de penuria, se necesitaria un túnel, cuyo costo, con sus válvulas etc., etc., seria de 9,500 pesos. [7]

Haciendo estos trabajos con presidarios, cuya vijilancia en estos desamparados parajes seria tan fácil, se realizaria una economia de 33%.

El valor de los malecones de cierro i demas trabajos propuestos para las dos lagunas podria, pues, llegar solamente a 333,654 pesos.

V

Sistema de represas.—Valle del Yeso.—Posibilidad de hacer en él lagunas artificiales.—Cantidad de agua que podria almacenarse.—Costo de los trabajos.—Quienes debieran emprenderlos.

Acabamos de dar los resultados que ha tenido para nosotros esta espedicion por lo que respecta a las lagunas cordilleranas. Pero también llamará la atencion hácia otro punto que a todas luces es harto mas importante i mas fecundo en resultados: nos referimos a la creacion de estanques en los valles o cajones que presentan alguna angostura o garganta fácil de amurallar.

"Donde quiera, dice Mr. de Gasparin, un valle que recibe las aguas de una vasta superficie de colinas dá salida en tiempo de lluvias i de tormentas a un torrente pasajero que con frecuencia degrada los terrenos inferiores; donde quiera un arroyo inútil por la poca abundancia de sus aguas puede ser retenido i almacenarse aquellas para las épocas de escasez; la construccion de un depósito puede ser un manantial de riqueza. Basta calcular la cantidad de agua que se puede recibir, la estension del estanque que debe formarse i los gastos que orijinen las construcciones, i despues balancear estos gastos con el aumento de valor que cobrarian los terrenos que pueda regarse."

"En España i en Italia existen, dice Mr. Hervé-Mangon, un gran número de lagos artificiales para el riego. Entre otros, se cita en este último pais el depósito de Ternevasio, que tiene 23 hectáreas de superficie, una profundidad media de 5 metros i sirve para el riego de 57 hectáreas. En Francia uno de los mas notables es el de Caromb (Vaucluse), que contiene 250,000 metros cúbicos de agua; su muralla es de mampostería i tiene 17 metros de altura i 78 metros de largo. Los depósitos ménos importantes son mui numerosos."

En 1848, el injeniero de puentes i caminos frances, M. Boulangé, [8] propuso, para evitar las inundaciones del Loira, 24 represas escalonadas en el mismo rio i en sus afluentes.

Bajo el reinado de Napoleon III, se ha construido el estanque de St. Furens [9] (St. Etienne), i el de Settons, uno de los mas grandes del mundo.

En Inglaterra i sus colonias, los depósitos artificiales de agua se encuentran por millares. Citaremos, entre otros, los de Manchester, Sheffield i Glasgow, destinados a surtir de agua a estas ciudades, los de Greenock, Bombay, Melboume, etc. El de Long-Island Reavy, construido por Mr. Fairbairn, [10] para obtener fuerza motriz para cinco fábricas de 1,166 caballos efectivos.

En los Estados Unidos, las represas de agua son asaz numerosas.

Respecto de la América del Sur, encontramos en una obra francesa lo siguiente:

"El rio que baña la ciudad de Lima en el Perú es casi esclusivamente alimentado por las aguas provenientes de la fusion de las nieves acumuladas en las cúspides de la cadena de cordilleras vecinas. Casi nunca llueve en Lima; el injeniero M. Faraguet, que ha vivido en ella bastante tiempo, solo una vez ha sido testigo de este fenómeno. De aquí resulta que, cuando las nieves están fundidas, el rio se seca.

"Antes de la invasion del Perú por los españoles, los Incas, para poner remedio al inconveniente de las sequías, tan graves en los paises cálidos, habian concebido i ejecutado el proyecto de retener en vastos estanques una cantidad considerable de las aguas provenientes de la fusion de las nieves. Estos estanques, formados por fuertes diques construidos en las partes estrechas de los valles, servian para el abastecimiento de la ciudad i de sus alrededores en las épocas en que el rio dejaba de correr.

"Después de la conquista, la civilizacion europea, mas improvidente que el gobierno indíjena, no prestó ninguna atencion a la conservacion de estos diques i estanques, que se degradaron poco a poco i cesaron de funcionar. Sin embargo, la totalidad de los trabajos no ha desaparecido, quedando aun imponentes vestijios. Durante la permanencia de M. Faraguet, un habitante del pais se habia dedicado a un estudio bastante completo de la reconstruccion de los estanques, i habia dirijido al gobierno una memoria justificativa acompañada de planos i de presupuestos que demostraban con bastante evidencia la posibilidad de la ejecucion. M. Faraguet debia proceder a un reconocimiento de la localidad; desgraciadamente, las dificultades financieras i la instabilidad de las instituciones del Perú han forzado a postergar la ejecucion de estos proyectos." [11]

La hora de las represas ha sonado ya una vez para Chile, Sabemos que existe una en la hacienda de la Viñita i otra en la de Catapilco, que han correspondido a su objeto. Pero el mal resultado obtenido con otras ha amilanado a nuestros agricultores. La represa de Chacabuco, en que se nos ha asegurado se invirtieron 32,000 pesos, no resistió a un invierno i la de Batro funcionó solo un año.

En ambos casos, el descalabro debe atribuirse a la mala disposicion i peor ejecucion de los trabajos, dirijidos por personas sin competencia.

Pero no ha de tardar mucho en abrirse una nueva era de construccion de represas, ya que la necesidad de agua para regar se hace sentir cada año de una manera mas alarmante por la merma de las lluvias i por el aumento en la estension de terrenos cultivados. Contamos para estos trabajos con una zona inmensa de cordilleras en que, a cada paso, se encuentra parajes a propósito para depósitos de agua i de donde, podemos afirmarlo con seguridad, parte, durante seis meses del año, para perderse en el mar, una cantidad de agua igual a la mitad de la que se aprovecha en los otros seis meses de regadío.

Es el caso de decir con Vallés en su obra citada: "En jeneral, no es la naturaleza la que falla a la humanidad, es mas bien la voluntad del hombre que, dejándose encadenar por los lazos de una inercia fatal, no sabe aprovechar los preciosos recursos que el cielo ha legado a la tierra..."

Don José Vicente Sotomayor, en cumplimiento de las órdenes del Intendente Echáurren, esploró el cajon del rio Yeso, al tiempo de su primera espedicion, con el objeto de señalar los parajes convenientes para represas, i el lugar elejido por él ha resultado ser en estremo conveniente: es el valle del Yeso, ántes de formar la garganta entre la cuesta del Inca i el cerro del Meson. Este valle tiene un desnivel de 6 milímetros por metro en un largo de 5,280 metros, con un ancho medio de 3,550, contando con la superficie de las curvas entrantes o ensenadas que forman los cerros, lo que dá una superficie total de retencion de 18.745,000 metros cuadrados.

Construyendo en su garganta, que mide 300 metros, un muro de contencion de 57 metros de altura, se podria almacenar, calculando una profundidad media de 25 metros solamente, 468.625,000 de metros cúbicos de agua o sea 31,241.600,000 de regadores durante un segundo o sea 2,008 regadores durante seis meses.

El fondo del cajon es impermeable, existiendo ahora a cada paso pequeños depósitos de agua, i la boca o garganta presenta las condiciones de solidez i de densidad que requieren los apoyos del muro o represa.

El costo de este trabajo, que demandaria un cubo de mampostería de 684,000 metros, seria, con las válvulas, etc., etc., de $4.108,000.

Por lo demas, este trabajo puede hacerse de la importancia que se desee, como puede verse en la memoria presentada por don Fernando Llona a la Facultad de Matemáticas, i que está inserta en los Anales de la Universidad, correspondientes al mes de noviembre de 1870.

¿Quiénes debieran emprender estos trabajos tan fecundos? A primera vista salta que los que están mas en medida de verificarlos son los accionistas del rio Maipo, para quienes seria un negocio en estremo lucrativo. Así se ahorrarian muchas cuestiones, muchas disputas i muchos pleitos.

Pero, dado el caso que estos accionistas no quisieran sacudir su apatía, no vemos por qué los que primero se repartieron el caudal del Maipo, que ahora satisface plenamente sus exijencias, impedirian a los últimamente llegados el derecho de crear nuevas fuentes de riqueza para ellos i de prosperidad para el pais.





  1. Este interesante estudio se publicó, con algunas observaciones preliminares sobre diversos temas agrícolas e industriales relativos al camino y tráfico de las cordilleras por el paso del Portillo, en el Boletin de la Sociedad Nacional de Agricultura del 5 de abril de 1873. A fin de evitar repeticiones (especialmente en el diario del señor Hempel) nos limitamos a reproducir únicamente la parte relativa a la apreciacion práctica del partido que la agricultura del valle de Santiago puede sacar de esos depósitos de agua.
  2. Señor Sotomayor.
  3. Señor Vidal Gormaz.
  4. Véase lo que acerca del pluvióscopo Hervé Mangon, dice Mr. Figuier Année scientifique. 1862. pajina 29.
  5. Valles: Etudes sur les inondations.
  6. Lo que avanzamos parece trivial, a primera vista. No lo es, si sucede que en la Cordillera poco llueve i la nieve que cae solo se derrite con los primeros calores de la primavera, como sostienen muchos vecinos del rio Maipo.
  7. El espesor de las murallas está calculado por las fórmulas de Molesworth ("Engineering formulae"), que concuerdan con las de Navier que discute Monestier Savignat: "Etudes sur les phénomenes, l' aménagement et la législation des eaux au point de vue des inondations."

    Para el túnel hemos tomado por base 15 pesos por metro cúbico de desmonte, precio doble del que se paga a los mineros del cerro de San Pedro Nolasco que trabajan en el cuarzo.

  8. Annales des Ponts et Chanssées, 1848.
  9. Véase «The Engineer,» octubre 11, 18, 25 de 1867.
  10. Mills and Mill works, tomo I.
  11. Valles, Les Inondations.