Fantasía al Sr. Muriel: 2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
I.
Fantasía al Sr. Muriel. Introducción del poema Granada. Poema oriental de José Zorrilla
II.


II.[editar]

Mas la planta ¡oh Muriel! ten un momento
Antes que huelles su frondosa Vega,
Porque traidor me asalta un pensamiento.

Mal retenida entre tus labios juega
La sonrisa del que oye y, caballero,
Aunque tenáz no crée, cortés no niega.

Que estrañas ¡ay de mi! por ella infiero,
Que con sincera conviccion cristiana,
Hoy en són tan veráz como severo

Mi voz resuene, cuando ayer mundana
Y de la tierra escándalo profano
El vicio y el placer cantó liviana.

¿Quieres saber, Muriel, porqué el mundano
Laüd dejando, en harpa vibradora
Las glorias de la Cruz canto Cristiano?

¿Quieres saber porqué, bebiendo ahora
Mi inspiracion en el venero vivo
De nuestra Fé, mi voz consoladora

Levanto en el tumulto revulsivo
De nuestro siglo turbulento, al duelo
Del corazon buscando lenitivo?

Pues voy audáz á descorrer el velo
Que tal misterio encubre, en una historia
Que con orgullo y sin temor revelo.

Reservada y recóndita memoria
Del libro inmaterial del alma mia:
Historia solo para mí: ílusoria,

Poética y gentil alegoría
Nada mas para el mundo, à cuyo oido
Jamás imaginé que llegaria.

Aparta, pues, del límite florido
De granada, que estás casi pisando,
Tu pié, menos feráz y entretenido

Sendero agreste tras de mí tomando,
Y avancemos, Muriel… pero medita
Que en la region del alma vás entrando.