Gaceta del Salvador/Tomo 1/Número 27

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gaceta del Gobierno Supremo del Estado del Salvador en la República de Centro-América (1847)
Número 27

página 105

Gaceta
del Gobierno Supremo del Estado
Del Salvador,
en la República de Centro—America.

T. 1.º} {N. 27.

San Salvador, Setiembre 24 de 1847.

Editorial.[editar]

Editorial.

 Por las recientes correspondencias de los señores comisionados del Salvador á la Dieta Nacional, se sabe que en la última sesion acordaron esperar á los señores comisionados de Costarica, hasta el 30 del corriente; y que si dentro de este término no concurrian, preceder sin mas demora á los arreglos que tienen preparados y en que están de acuerdo las legaciones de los tres Estados. Como el objeto es allanar toda clase de dificultades y no demorar por mas tiempo la reorganizacion del pais, nos parece mui acertada la medida.—En Este concepto esperamos de un dia á otro el formal arreglo del pacto nacional que comunicarémos inmediatamente á nuestros lectores.—Si la paz pudiera establecerse de una manera sólida en cada Estado, no juzgariamos tan necesaria la organizacion de un poder jeneral; pero ninguna seccion de Centro—América puede considerarse escenta de terribles conmociones.—Circunstancias mui accidentales pueden mantener en el puesto por algun tiempo á los que gobiernan; pero la mas pequeña chispa basta para producir un incendio en un pais que no tiene base ni principio fijos de gobierno. Habrá si se quiere en todos los Estados, algun hombre que conserve un sistema para mantenerme al frente de los negocios públicos; pero este sistema acabará con su ecsistencia y de aquí dimana la diferencia que hacen los publicistas entre un pais rejido por el sistema de un hombre, y el otro rejido por principios.—Nosotros debemos buscar alguna cosa mas duradera y mas indestructible, porque como ha dicho el héroe de nuestro siglo ,,Los hombres no tienen la fuerza necesaria para segurar el porvenir de las naciones." Necesitamos pues, para fijar nuestro porvenir, hacer algun arreglo comun que evite lo transitorio de nuestros hombres públicos, y asegure nuestra marcha en el escabrosos camino que hemos emprendido.—Mientras que haya gobernantes, dice un célebre contemporáneo, que para conservar su ecsistencia, necesiten hacer seguir sus pasos por jentes armadas, y mientras que halla otros que puedan pasear solos con toda seguridad, habrá gobiernos basados sobre sistemas y gobiernos fundados sobre principios; porque los sistemas siendo el resultado de las especulaciones humanas, son atacables, y desde que un hombre representa un sistema pueden quererle matar para ahogar con su muerte su sistema; pero hai del mismo modo principios, cuya esencia es eterna y es precioso otra cosa que la muerte de un hombre, para destruir un principio; el imperio pudo ser sofocado con la sangre del César; pero en la batalla donde pereció Decio, la república no perdió sino un hombre—Así pues, mientras haya en el mundo sistemas que se opongan á los principios, habrá hombres obedientes á los unos y hombres rejidos por los otros."—Debemos pues, los Centro-Americanos, fijar por medio de instrucciones análogas y jenerales el porvenir de nuestra nacion, y no limitarnos á lo presente que no puede ser duradero cualquiera que sea el aspecto político, por el cual quiera considerarse. Es menester no hacernos ilusiones, ni querernos engañar á nosotros mismos, porque este engaño afectando nuestros mas vitales intereses, puede producirnos funestos resultados. Es necesario que confesemos, que mientras la nacion permanezca dislocada, no puede ser duradera la ecsistencia política de ninguna seccion, porque ninguna de ellas tiene el poder necesario para consrvarse una vez perdido el equilibrio que casualmente los sotiene—Y es menester por último, no vivir de casualidades; pudiendo asegurar con mas firmeza nuestro edificio social.=Estas y otras muchas consideraciones nos hacen agotar todos los medios posibles para conseguir nuestra deseada nacionalidad; si ellos fuesen frustrados, si obstáculos insuperables seoponen á su realizacion, no por esto serán menos ecsactos nuestros discursos en esta materia.

 El Estado del Salvador se halla en el dia en una posicion la mas bella y ventajosa para su modo de ser particular.—Una perfecta tranquilidad reina ne todos sus ángulos: una poblacion agricultora entregada enteramente á sus trabajos se encuentra por todas partes; los partidos han desaparecido y la seguridad pública está perfectamente afianzada.—Lijeras discusiones sobre ciertas medidas de gobierno vienen de cuando en cuando á anunciarnos que hai libertad para pensar y para escribir lo que se piensa.—Por lo demas nada hai notable en todo el Estado sino el deseo de conservar la paz y el orden que felizmente se disfruta; sin embargo de esta bella posicion y de las ventajas que cada dia adquirimos, quisieramos afianzar con vinculos indisolubles nuestro porvenir y alejar hasta la mas remota probabilidad de nuevos desastres, y por esto deseamos que la república vuelva á reaparecer y que se organize un poder nacional.

Jurisprudencia Usual N.º 5.º[editar]

Jurisprudencia Usual. N.º 5.º

Resumen de los diferentes derechos de que gozan las personas por nuestras leyes en razon de la edad, desde que se hallan en el útero materno hasta que llegan á setenta años.

Intra—Uterinos.

 Un niño en el útero materno se reputa nacido para todo lo que puede aprovecharle y no nacido para todo lo que puede serle nocivo. (a.) En consecuencia puede dársele tutor en testamento, instituírsele heredero, nombrársele, y ser nombrado sustituto. (b.) Le competen los remedios posesorios, los de tenuta y restitucion in integrum. Es heredero forzoso de sus padres, y por tanto, rompe el testamento de éstos; si en él no se le ha dejado su parte lejítima en calidad de heredero. (c.) Mas para esto es preciso que nazca en tiempo y con figura humana, que viva vinticuatro horas despues de nacido y sea bautizado. (d.) Libra miéntras esté en el vientre á su madre de la pena de muerte. En efecto, si alguna mujer embarazadoa fuere condenada al último suplico, la sentencia no puede ejecutarse antes, es por el mismo hecho reo de homicidio. (e.) Los autores fundados en la razon y en la equidad, añaden que tampoco puede imponerse á la mujer preñada pena aflictiva de que pueda resultar lesa la criatura. El que con yervas ó de otra manera hace abortar á una mujer teniendo ya vida la criatura, es reo de muerte, y si todavía no tenia vida, la lei impone al reo la pena de destierro por cinco años. La misma pena tiene la madre que se procure el aborto. El intra-uterino impide á los padres, hermanos y demas parientes del difunto el ser herederos, pues debe esperarse el parto y si en el niño concurren las cuatro cualidades ya espresadas, excluirá á todos los consanguíneos del muerto. (f.)

Extra—uterinos.
Infantes.

 Las leyes llaman infantes á los niños de

Prócsimos á la infancia.

 Se llaman prócsimos á la infancia los va-

Prócsimos á la Pubertad.

 Los varones se llaman prócsimos á la

S. C.

Costumbres. XIII.[editar]

Concluyen las reflecciones sobre la guerra entre los Estados Unidos y Méjico, y sus consecuencias.[editar]

Noticias Varias.[editar]

Esterior.[editar]

Variedades.[editar]