Gaceta del Salvador/Tomo 11/Número 6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gaceta del Gobierno del Salvador en la America Central (1862)
Tomo 11

página 1

Republica del Salvador.

America Central.


Gaceta Oficial.

Tomo 11.Num. 6.

San Salvador, 20 de noviembre de 1862.

Indice[editar]

Indice.
Pág. Col.
PARTE OFICIAL.—Comunicacion dirijida al Supremo Gobierno de Honduras y contestacion
1 1
PARTE OFICIAL.—La Gaceta: la prensa de Guatemala
2 2
 La Gaceta de Guatemala
4 3
 INTERIOR.—Tribunal de Cuentas
5 2
 EXTERIOR.—Guatemala
5 2
 Chile
5 3
 VARIEADES.—Noticias especiales de Lanman y Kemp
7 2
 MOVIMIENTO MARÍTIMO.—Del puerto de Acajutla
7 2
 AVISOS
8 1


Parte Oficial[editar]

Parte Oficial.

Comunicacion dirijida al Supremo Gobierno de Honduras[editar]

Comunicacion dirijida al Supremo Gobierno de Honduras.

República del Salvador. Ministerio de Relaciones del Supremo Gobierno.--San Salvador, Octubre 25 de 1862.--Señor Ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de la República de Honduras.--Tegucigalpa.

Señor Ministro:

Antier tuve el honor de recibir el despacho que US. se sirvió dirijirme con fecha 11 del corriente, participándome, para conocimiento de este Gobierno, los acontecimientos que que tuvieron lugar en esa Ciudad la tarde del 7 del mismo; y la resolucion en que está el Excelentisimo Señor Presidente, en vista de la obstinacion de cierto partido enemigo del órden y de la regularidad, de tomar una actitud enérjica y resuelta, cual demanda la conservacion del reposo de que tanto necesitan los pueblos de esa República.

Desde antes que llegara á noticia del Gobierno del Salvador la asonada de 7 del actual en esa Ciudad, que se supo aquí el 15; ya habia tales datos en el Ministerio, que indujeron á creer inminente un trastorno, promovido por los colaboradores que tuvo el Jeneral Guardiola en su tarea de aniquilar y humillar á Honduras. Así se manifestaba á ese Gobierno, á tiempo que el suceso justificaba el pronòstico. Por lo mismo el Excelentisimo Señor Presidente, desde luego hizo aprestar fuerzas en el Departamento de San Miguel, para que estuviesen listas á marchar al primer requerimiento de US.; con el fin de que, evitándose por la pronta represion el desarrollo de los trastornos, los conatos de perturbacion cayesen en la impotencia. Al enterarse S. E. de lo acaecido el 7, dió órdenes á dichas fuerzas, para que se colocasen en un pueblo fronterizo, como lo efectuaron sin dilacion, y se pusiesen allí á disposicion de ese Gobierno.

La espontaneidad y prontitud con que los jefes militares y todo el comercio de Tegucigalpa acudieron á defender al Gobierno y reprimir á los perturbadores del órden, testifican el buen sentido en que se halla toda la parte sensata de esa sociedad; pero eso mismo hace indispensable que la autoridad pública, establecida principalmente para mantener ilesos los derechos de los particulares y asegurar la tranquilidad de los buenos, use, por mas que ello sea repugnante y sensible, de severidad y de enerjía contra los perversos. Por tanto, el Gobierno el Salvador no vé en la nueva actitud que toma el de Honduras, sino el resultado lójico de los sucesos: actitud única que puede salvar á una sociedad tan labrada por un dilatado réjimen abusivo.

S. E. el Presidente, felicita al Supremo Mandatario de Honduras, por el buen desenlace que tuvo la asonada de 7 del corriente, y por los testimonios de adhesion sincera que entónces recibió de la parte mas distinguida del vecindario de esa Ciudad; y aplaude al mismo tiempo, la decision que ha tomado el mismo Majistrado Supremo, de obrar con el vigor que las circunstancias demandan para el logro de la consolidacion del órden y el mantenimiento de la tranquilidad pública.

Espero que US: se sirva significar lo espuesto al Excelentisimo Señor Presidente; y asì mismo aceptar las muestras de aprecio y distinguida consideracion con que soi de US. mui atento servidor.

M. Irungaray.

Contestacion[editar]

contestacion

República de Honduras. Ministerio de Relaciones Exteriores.--Tegucigalpa, Noviembre 6 de 1862.--Señor Ministro de Relaciones Exteriores del Supremo Gobierno de la República el Salvador.

Señor:

He tenido el honor de recibir y dar cuenta al Excelentisimo Señor Presidente de esta República, con el estimable despacho de US. datado el 25 del pasado. Impuesto de sus conceptos S. E. no ha podido ménos de esperimentar una viva complacencia, por los sentimientos que animan al Gobierno e US. con motivo de los sucesos del 7, los mismos que se han espresado por hechos que confirman del modo mas auténtico, la íntima amistad y union que felizmente reina entre el Salvador y Honduras, y la actitud resuelta y eficaz con que el Excelentisimo Señor Presidente de esa República, demuestra que la suer- página 2

te de este pais jamás la verá con desvío, y que es un fiel aliado de su Gobierno.

No es ahora que el Excelentisimo Señor Presidente se persuade y afirma, de que la alianza con el Salvador es una condicion indispensable, para que Honduras conserve sus libertades y consolide un Gobierno de órden y regularidad. Los acontecimientos que se han sucedido durante el curso de los hechos polìticos en el corriente año, han confirmado esta verdad: muchos documentos podrian aducirse para demostrarla, y al propio tiempo, la nobleza y desinteres del Jefe Salvadoreño, en su conducta pública con relacion á Honduras.

Es por tanto para mi Gobierno una verdadera causa de satisfaccion, poder anunciar á los pueblos de Honduras que la alianza con el Salvador no es una amista estéril é infructuosa á la causa de sus libertades, y señalarles como una incontrastable prueba, la rapidez con que el Excelentisimo Señor Presidente de esa República, aprestó fuerzas en la frontera, á que estuviesen al primer llamamiento que les hiciese mi Gobierno para su defensa y sostenimiento del órden, y que la alianza ofensiva y defensiva con que se ligaron por el tratado de Santa Rosa, es una doble garantia para la conservacion y estabilidad de ambos Gobiernos.

Deseando el Excelentisimo Señor Presidente, que los pueblos comprendan y palpen la verdad de la union, y sus ventajosos resultados: que ademas el conocimiento de los ciudadanos y autoridades de ambas Repúblicas, robustezca la union de los Gobiernos y la fraternidad de los pueblos, dió órden para que la fuerza situada en el Sauce, al mando del Señor Coronel Lara, pasase á Guascorán y permaneciese allí algunos dias, ordenando al propio tiempo á las autoridades el Departamento de Choluteca, la recibiesen y agasajasen del mejor modo posible, lo cual están dispuestos á cumplir con jeneral satisfaccion de aquellos pueblos.

En conclusion, Señor Ministro, el Excelentisimo Señor Presiente de Esta República me ha ordenado, significar por el honroso medio de US. al Excelentisimo Señor Capitán Jeneral Presidente de esa República, los sentimietnos de gratitud que le animan por las inequívocas muestras que le prodiga de su fiel amistad. Y el infrascrito al cumplir mui gustoso este mandato, tiene la honra de protestar á US. los respetuosos sentimientos de estimacion con que se suscribe de US. atento servidor.

Cárlos Madrid.


Parte No Oficial[editar]

Parte No Oficial.

La Gaceta[editar]

La Gaceta.

San Salvador, Noviembre 20 de 1862