Gaceta del Salvador/Tomo 2/Número 99

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gaceta del Salvador en la República de Centro-América (1851)
Número 99

página 1 TOM. 2.

NUM. 99.


GACETA DEL SALVADOR
EN LA REPUBLICA DE CENTRO-AMERICA.


La suscricion a este periódico importa seis reales por trimestre vencido.—Los números sueltos se espenderán a real.

SAN SALVADOR, Enero 31 de 1851.

Este periódico se publicará el viérnes de cada semana.—Se admiten suscriciones en la Imprenta del Triunfo.



Oficial[editar]

OFICIAL.

Señor ministro de relaciones del Gobierno de Guatemala.—Cuartel jeneral en marcha.

 Con el mayor sentimiento me veo obligado en esta vez á dirijirme á U, para manifestarle la resolucion que el Gobierno del Salvador se ha encontrado en la necesidad de tomar, como único medio que se le ha dejado de terminar la desavenencia que desgraciadamente ecsiste; entre la administracion de ese Estado y los Gobiernos de Honduras y del Salvador.

 Largo tiempo ha corrido desde que esas autoridades siguen una marcha distinta y aun opuesta á la que han observado y observan los demas Estados de Centro-América, y aunque por el ejemplo y contacto inmediato debia ofenderles y perjudicarles, nada podian decir, ni han dicho contra ella miéntras no se ha pretendido hacerla trascendental á estos Estados.

 El gran desórden en que ese se vió envuelto el año de 48, obligó al Gobierno de este, á tomar medidas pacificas de precaucion para evitar sus contajio, y para que las cosas siguiesen el jiro mas conveniente á los intereses jenerales de Centro-América; y aunque la revolucion acaecida en Agosto del mismo año parecia asegurar una tranquilidad y órden durable, habiéndose malogrado, el desórden volvió aun con mas fuerza, y de peor naturaleza para estos Estados. Si antes se habia trabajado sordamente para trastornarlos y dificultar la reorganizacion nacional, que debia asegurar su libertad y paz interior y su seguridad esterior, de entónces acá se ha trabajado de todas maneras y al descubierto contra el sistema de gobierno representativo, que los rije, y contra la union nacional. Se ha hecho mas, se han aprobado y en cierta manera promovido las violencias y usurpaciones del estranjero, y se han mandado espresamente emisarios y facciosos á revolucionarlos para facilitarse despues su invasion y conquista. Por dos veces tropas de este Estado han penetrado en los territorio de este y del de Honduras, sin que sus Gobiernos hayan hecho otra cosa que disimularlo. En din el Jeneral Carrera ha ofrecido en su última proclama traer el esterminio hasta la última aldea del Salvador, y para facilitarse el camino mandaba ya, hace pocos dias, á varios facciosos á revolucionarlo, cuyos desiguios fueron rotos en el pueblo de Ipala con la muerte que dió á aquellos el patriota Bracamonte. La administracion de Guatemala con tales miras, con un ejército permanente, y un Jeneral que obra como quiere en él, y en los pueblos, no dejaba á estos Estados otro medio de ocurrir á su propia seguridad que el de levantar otro ejército; pero no pudieron conservarlo dilatado tiempo, se ven en la precision de obrar de la manera mas pronta, y que mejor asegure para lo sucesivo su integridad, su independencia, y su libertad amenazadas.

 Bajo tales conceptos, y en el de cualquiera avenimiento que hubiese entre estos Estados y esas autoridades, pudiera ser desconocido por el pueblo de Guatemala, en razon de carecer aquellas de potestad lejítima emanada de él, pues su autorizacion termino en Agosto de 1849 y no ofreciendo tampoco en tal posicion garantía que asegure el cumplimiento de sus ofrecimientos, no es dado á los Estados poder tratar con ellas, sino es en el acuerdo de los mismos de restablecer á este en el pleno goce de sus derechos, en lo cual gozaban de mejor seguridad de que siempre se han respetado los suyos.

 En virtud de todo lo espuesto, y sin que se emtienda que los Estados aliados pretenden violar el derecho de la no intervencion, sino buscar su propia seguridad como vecinos y hermanos; pues nunca dejarán de considerar á ese Estado como parte integrante de Centro-América: deseosos asi mismo de preservar la sociedad de los peligros que en ese pais la amenazan, he recibido órden de traspasar las fronteras con las fuerzas que marchan á mi mando, debiendo desde ahora manifestar que el honor, vidas y propiedades de los ciudadanos, y posicion social de los pueblos de ese Estado, quedan garantidos de la manera mas solemne, protestando que no nos llevan á ese territorio deseosos de conquista, ni la mira de desmembrar el mas pequeño de sus pueblos, limitándose nuestra demanda á los puntos siguientes:

 1.º—Que dejen el mando del Estado las personas que lo ejercen actualmente para que lo tome en calidad de provisorio una persona que merezca la confianza de los Estados: 2.º que el Jeneral Carrera salga del territorio de Centro-América por alguno de los puertos del Sur, siendo conducido hasta su embarque por una partida de tropa de este ejército, que le dará toda garantía personal, no pudiendo volver sin el acuerdo unánime de los tres Estados de Guatemala, Honduras y el Salvador. Los Jefes y oficiales que hayan servido á sus órdenes serán garantidos en sus personas y propiedades: 3.º que luego de establecido el Gobierno provisorio se convoque sin pérdida de tiempo una Asamblea constituyente, dejando á los pueblos en plena libertad en sus elecciones y dictándose medidas eficaces para la pronta reunion de la Asamblea; y 4.º que el ejército de mi mando podrá ocupar el lugar ó lugares convenientes del territorio de Guatemala, mientras son cumplidos de una manera perfecta los puntos anteriormente espresados.

 Tales son, Sr. Ministro, las bases precisas del arreglo que puede tener lugar, y que yo deseo vivamente para evitar acaecimientos desastrosos. Cualesquiera que sean los negros colores con que la prensa de esa capital me ha pintado, me cabe la satisfaccion de que por mi causa nunca se ha derramado la sangre centro-americana, y estoi dispuesto á emplear el poder que ahora tengo, en embarazar que se vierta mas de la que hemos visto correr durante nuestros trastornos.

 Debo tambien declarar: que cualquiera fuerza que me moleste en mi marcha, será batida, y que cualesquiera hostilidades, castigos ó molestias que se infieran por fuerzas de Guatemala á los pueblos ó lugares que ausilien con viveres ó de cualesquiera otra manera el ejército de mi mando, será todo considerado como articulo de ofensa, que dé lugar á la ruptura de cualquiera conferencia iniciada, ó de cualquier armisticio convenido.

 Sirvase U. dar cuenta con todo á su Gobierno, esperando en marcha la contestacion que se tenga á bien dar dentro de......dias, subscribiendome entre tanto, Sr. Ministro, su atento S. S.—D. U. L.

Doroteo Vasconcelos.

El Presidente del Salvador a los habitantes de Guatemala[editar]

El Presidente del Salvador.
A los habitantes de Guatemala.

 DOS ejército poderosos que obran á mis órdenes han atravesado las fronteras de vuestro Estado. Resueltos vamos á no retroceder un solo paso sin haber obtenido todo aquello que los Gobiernos de Honduras y del Salvador tienen que reclamar á los usurpadores que gobiernan en la capital.

 GUATEMALTECOS TODOS. Nada temais de nosotros: somos vuestros hermanos y amigos: permaneced tranquilos: proseguid vuestras labores y negociaciones. El ejército no viene á molestaros ni vejaros. Vuestras vidas, vuestras esposas, el pudor de vuestras hijas y hermanas, y vuestros bienes son objetos sagrados para nosotros, y ¡desgraciado del individuo que se atreva á haceros el menor daño! á vuestra vista será escarmentado inmediatamente: yo os lo aseguro bajo el honor de la palabra de los Gobiernos de Honduras y el Salvador.

 PUEBLOS DE GUATEMALA. ¿Queréis saber cuales motivos han puesto en armas á los Gobiernos de los Estados? Yo os los diré.

 Hace dos ó tres años que estais en guerra por alcanzar vuestra libertad.—No la habeis logrado. Hace mas tiempo que sois juguete de una faccion que vende al estranjero los mas caros intereses de la patria: no lo ignorais, pero sabeis bien que sus miras estaban encubiertas. Los gobiernos entre tanto no eran árbitros de violar el principio de no intervencion; pero desde que han visto el derramamiento escandaloso de la sangre de estos habitantes, y cuando se persuadieron de que las negras tramas de traicion se llevában á efecto, y cuando se amaga la independencia de estos Estados y se maquinó sin embozo para trastornarlos segun los documentos que se han publicado, el honor, el deber y la fraternidad los han movido á tomar la defensa de la patria comun.

 MINISTROS DEL ALTAR. Seguid tranquilos en el desempeño de vuestras sagradas funciones: nosotros nada tenemos que hacer cono vosotros sino impetrar vuestras oraciones y respetaros.

 COMERCIANTES Y ESPECULADORES: comprendemos bien cuanto importa á la riquieza pública vuestra útil ocupacion. COntinuadla sin temores de ninguna clase.

 LABRADORES Y ARTESANOS. Los que componen este ejército tambien son artesanos y labradores como vosotros: saben por tanto apreciar el trabajo ajeno y darán seguridad al vuestro.

 A todos os reputamos por hermanos y amigos; pero debo ser franco. Aquellos que den ausilios voluntarios al tirano serán tratados como él mismo lo fuera, y reputándose por enemigos de los Estados no podrán acojerse á la protecion de estos. A mi pesar obraré contra ellos como convenga hacerlo.

 Con una mano os presento el olivo de la paz, y con la otra reprimiré vigorosamente á los que prefieran la guerra desconociendo los verdaderos intereses de la patria.

 Confio mucho en vuestros sentimientos por la libertad y el órden, y espero que no dejandoos engañar, recibiréis á los valientes que componen estos ejércitos, no como á enemigos, sino como á vuestros hermanos.

Doroteo Vasconcelos.

página 2

El Presidente del Salvador, Jeneral en Jefe de los ejércitos unidos, a los señores Jefes, Oficiales y Soldados Hondureños[editar]

El Presidente del Salvador.
Jeneral en Jefe de los ejércitos unidos,
A los Señores, Jefes, Oficiales y Soldados Hondureños.

 VALIENTES COMPATRIOTAS: os doi la mas cordial enhorabuena por la parte que tomais en la defensa de la Patria. Ella sabrá premiar vuestros sacrificios, y la posteridad recordará agradecida vuestros nombres, porque supisteis asegurar su Independencia y Libertad.

 HONDUREÑOS: os saludo en nombre del Salvador y de su ejército: en éste no encontrareis mas que fraternidad y union: los slavadoreños son hermanos vuestros; profesan los mismos principios y defienden la misma causa: que no haya, pues, entre nosotros otra emulacion, que ser los primeros en alcanzar los laureles del a victoria.

 Vuestro Gobierno estrechado como el del Salvador á defender con las armas la Independencia y Libertad de sus pueblos, os ha confiado tan grandiosa empresa, y no dudo de vuestro valor, que sostendreis dignamente tan caros intereses, haciendo que la administracion de Guatemala, enemiga de estos Estados, respete sus derechos, y lo consume su inicuo intento de entregar la Patria al estranjero. Daréis al mismo tiempo Libertad y paz á los guatemaltecos, nuestros hermanos, que sufren y jimen bajo el yugo ominoso de un poder usurpado.

 Marchad, pues, unidos á vuestros compañeros de armas á coronar con la victoria, la gloriosa empresa que habeis comenzado.

 El honor y la gloria os esperan en el campo de batalla, y estoi seguro que dareis en esta [...]easion una nueva prueba de vuestro valor y patriotismo.

 Cuartel jeneral en marcha: Metapan, Enero 27 de 1851.

Doroteo Vasconcelos.
———

Gobierno del Departamento de Sonsonate[editar]

Gobierno del Departamento de Sonsonate.=Santa Ana, Enero 24 de 1851.=Sr. Ministro jeneral del Supremo Gobierno del Estado.=Ayer á las diez de la mañana ha salido el ejército del Estado de esta ciudad con todo el tren de guerra con dirección á Metapan; y al tener la satisfaccion de dar al Sr. Senador Presidente este parte, por el honroso conducto de U., no es de menos

Contestación[editar]

Contestacion.

Ministerio jeneral del Supremo Gobierno del Estado del Salvador.=Casa de Gobierno: San Sal-



La Gaceta[editar]

La Gaceta.
San Salvador, Enero 24 de 1851.

EN el manifiesto del Presidente á los pueblos del


Boletín de Noticias[editar]

Boletin de Noticias

Número 5[editar]

Numero 5.

Acaban de recibirse noticias del ejército y nos apresuramos á ponerlas en conocimiento de nuestros lectores. El movimiento que anunciamos en el Boletin de ayer, se ha ejecutado con toda felicidad. Una division de guatemaltecos al mando del Jeneral Agustin Perez y la division migueleña al mando del Jeneral Jerardo Barrios ocuparon la aldea del Chingo el dia 22, cuyo movimiento produjo una gran alarma en los pueblos y fuerzas de Guatemala.

 El Jeneral Carrera segun todos los partes esta ejecutando un movimiento retrógrado sobre la Capital de Guatemala á causa, segun se dice, de repetidos llamamientos que le hacen. En Jutiapa no ha quedado mas que una pequeña fuerza y otra en Chiquimula, asegurándose que el cuerpo principal de tropas está en Mita.

 Por una persona fidedigna que salió el dia 20 de este mes de la ciudad de Guatemala y llegó el 22 á la villa de Ahuachapan se sabe, que el comercio ha interpelado al gobierno para que á todo trance evite la guerra, cuya interpelacion ha sido aplaudida por el pueblo de aquella capital, que cree que Carrera es la causa de todos los males que sufre: que las fuerzas de la frontera se están regresando á Guatemala, habiendo encontrado la misma persona como trecientos hombres en Cuajiniquilapa: que Simoncito se presentó á aquel gobierno: que en aquella ciudad no habia mas que docientos hombres en el castillo; pero que el dia 19 entró una recluta de indíjenas que absolutamente saben el manejo de la arma: que hai mui buena disposicion en todos los pueblos de Guatemala y en la misma capital, para recibir como amigo á los ejércitos unidos de Honduras y el Salvador, y que todos ansian por la aprocsimacion de nuestras fuerzas: que en Guatemala se anuncia un pronunciamiento contra el gobierno: que se desconfia de todo el mundo: que D. Arcadio Gatica ha sido puesto preso en el castillo; y que en las tropas de Carrera se manifiesta mucho desaliento y disgusto, por lo cual éste amenazaba con destruir á Guatemala antes de irse si no lo ausiliaban.

 El ejército unido de Honduras y el Salvador marcha siempre avanzando sobre el enemigo con entusiasmo y decision. Mui pronto informarémos al público de sus nuevos movimientos.


Número 6[editar]

Numero 6.

Acaban de recibirse noticias del ejército, que alcanzan hasta el 25 del corriente.

 El 24 llegó á Metapan el Jeneral Cabañas con mil quinientos hombres de buena tropa. El Jeneral Vaquero [Dn. Vicente] conducia quinientos mas que debian reunirse en Esquipulas al resto de las divisiones.

 El ejército salvadoreño no llegó á Metapan sino hasta el 25, á causa de la dilatacion en las página 3 marchas, que produce la conducion del tren y almacenes de boca y de guerra, y tambien influyó en este corto retardo el movimiento que los Jenerales Barrios y Asturias ejecutaron sobre el Chingo.

 En dicho dia 25, pues, se verificó la deseada union de los ejércitos de Honduras y el Salvador. Luego que el Sr. Presidente Jeneral en Jefe se presentó en Metapan, pasó el jeneral Cabañas con su estado mayor á ponerse bajo sus órdenes y á felicitarle en nombre de su Gobierno, y en el de los jefes y oficiales de Honduras. En el mismo dia se dieron las manos de la manera mas amistosa y cordial, el espresado Sr. Cabañas y sus jefes, con el Jeneral Dn. Santos Guaridola: conversaron larga y familiarmente y se despidieron mútuamente satisfechos.

 El 27 era el dia señalado para abrir las operaciones, emprendiendo la marcha sobre el territorio de Guatemala.

 El Jeneral Carrera con una fuerza como de mil ochocientos hombres se habia concentrado en Chiquimula, dejando abandonados sus acantonamientos de Jutiapa, Santa Catarina, la Azacualpa, y Mita. Todos estos puntos y su comarca han sido ocupados por el comandante Perez, cuya division se engrosa cada dia mas; y tenemos la satisfaccion de añadir, que estas fuerzas se confucen con la mayor regularidad y órden.

 Nunca antes de ahora habiamos visto tan numeroso y aguerrido ejército. ,,Una legua no interrumpida ocupa en su marcha" nos escriben de Metapan. La union, la armonia y atenciones recíprocas de que usan todos los jefes, nos dá á entender que comprendiendo su mision, no tienen mas que un pensamiento, que á todos les anima. Si á esto añadimos el recuerdo de los encuentros en que los doce Jenerales que gobiernan esas huestes se han cubierto de gloria; y la conducta nunca mancillada de los señores jefes y oficiales subalternos, nos formaremos una perfecta idea de la fuerza moral y de la unidad de accion que marcará los pasos victoriosos de esa columna poderosa.

 El Salvador y Honduras adunados ahora de la manera mas franca y desinteresada presentarán en todo tiempo una fuerte muralla á las pretensiones torticeras de algunos malos hijos de Centro-América. Y en este lugar es mui debido consignar una linea al Jeneral Dn. Jerardo Barrios, cuyos esfuerzos tanto han contribuido á esa feliz union.

 Mui luego esperarémos noticias mas decisivas que nos apresurarémos á poner en conocimiento del público.


Número 7[editar]

Numero 7.

 SE han recibido comunicaciones del Ejército de fechas 26 y 27 del corriente.

 El 27 segun anunciamos en el número anterior, se movieron sobre el territorio de Guatemala la fuerza de Honduras y la division número 4 con los jenerales Barrios, Cabañas y Asturias. Y el 28 salió con la misma direccion el grueso del Ejército.

 El 26 llegaron á Metapan ciento treinta hombres mas, pertenecientes á la fuerza hondureña que venían desde Yoro al mando del valiente coronel Gauda.

 El movimiento ejecutado sobre el Chingo de que ya hemos hablado, ademas de haber causado la desocupacion de los acantonamientos de Jutiapa &. &., tambien produje la completa dispersion de la fuerza que mandaba un oficial Navas en aquel punto, pues segun partes fidedignos, este jefe luego que salió de los atrincheramientos, se quedó no solamente sin tropa, sino que perdió tambien muchos oficiales. Con los que le quedaron se dirijió hácia el Norte en busca del Jeneral Carrera.

 En un paraje llamado el Jocote, estan acantonados mas de cuatrocientos montañenses armados, los cuales se dirijieron al Jeneral en Jefe pidiéndole órdenes, y como dicho punto corta el camino de Guatemala á Chiquimula é Izabal, resulta que las fuerzas del Jeneral Carrera están en absoluta incomunicacion con la capital.

 Para la seguridad del Estado hai mil cuarenta hombres dispuestos á obrar donde lo ecsijan las circunstancias. En esta plaza ecsisten cuatrocientos cuarenta: en Santa Ana están acabándose de organizar docientos; y en las fronteras de Honduras y á disposicion de este Gobierno, cuatrocientos.

 Por estraordinario venido anoche se han recibidos pliegos del Sr. Cónsul jeneral de Francia proponiendo su mediacion en la actual contenida con Guatemala.


Felicitaciones[editar]

Felicitaciones.

Atiquizaya[editar]

Señor Presidente del Estado.

No es el espírito de partido ni el orgullo de ver á nuestro digno Presidente á la cabeza de un ejército uniformado y numeroso, acompañado por los mejores Jenerales, el que [...] anhelar á esta Corporacion municipal ve[...] ya sobre Guatemala, sino el deseo que nos anima de que se corten de raiz las provocaciones que nos han prodigado siempre, de que cesen las desavenencias que ellas producen y de que estemos libres de una agresion de nuestros enemigos á que hemos vivido espuestos.

 Llegó el dia en que la paz va á restablecerse en los pueblos de aquel Estado, y que sus habitantes que andan errantes y diseminados por todas partes mendigando un asilo en nuestro suelo para escaparse de sus fieros opresores que á muerte los han perseguido, vuelvan otra vez á sus antiguos hogares, á vivir bajo las garantías de la lei y la protecion de un Gobierno liberal y unido á los demas de Centro-América, formen una sola masa y una sola causa que debe ser la de la nacion para poder cultivar nuestras relaciones con las demas del universo conocido.

 La gloriosa jornada que se prepara debe dar un resultado feliz para Guatemala, honroso y provechoso para estos Estados, destruyendo toda rivalidad y volviéndolos á unir todos como hermanos.

 Esta Sr, será vuestra obra, y la Municipalidad se conplace en felicitaros de que esté en vuestras manos y de que en ella os cubrais de gloria.

 Nosotros hemos contribuido en prestar para ella cuantos ausilios han estado en nuestro poder, y os protestamos que seguirémos dándolos con interes y con la mayor voluntad. Es la patria la que en esto servimos y en su obsequio jamas escusaremos sacrificio alguno aunque sea el de nuestra propia vida.

 Estos son, Sr. Presidente, los sentimientos que adniman á este Cuerpo municipal.—Dignaos aceptarlos junto con la espresion sincera de nuestro afecto y respeto.—Atiquizaya, Enero 13 de 1851—Francisco Peñate, alcalde 1.º—Andres Menéndez, alcalde 2.º—Tomas Ortiz, rejidor.—José María MelgaresAgapito Valiente, rejidor.—Macedonia Arias, rejidor.—Estéban Caballero, rejidor.—Vicente Perdomo, rejidor.—Bernabé Chica., síndico.—Onorato Idalgo.—Venancio Selva.—Mácsimo Roman.—Francisco Monterrosa.—Pedro Ortiz.—Eusebio Pedrosa.—Jerardo Martínez.—José María Soliz.—José de Jesus Peñate.—José de Jesus Lucha.—Victor Marga.—Simeon Lucha.—Isidro Rodriguez.—Cipriano Grijalva.—Serino Goches.—Miguel Romero.—Lanterio Peñate.—Ylario Toledo.—Desiderio Soliz.—Julian Monterrosa.—Juan B. Navarro.—Por sí y á nombre de mas de cuarenta vecinos que no saben firmar, Patricio Soliz.—José Fermin Guerrero, Secretario.


Chalchuapa[editar]

Señor Presidente del Estado.

Nacionalidad[editar]

Nacionalidad.


Variedades[editar]

Variedades.


El Señor Squier[editar]

El Señor Squier.

página 4


Interesante[editar]

Interesante.

A Última Hora-Interesantes[editar]

A Ultima Hora-Interesantes.

Las Abejas[editar]

Las Abejas.

Aviso[editar]

Aviso.

Se hallan en subasta ciento cuarenta y tres caballerías que comprenden los terrenos valdíos llamados Bongo y Riitos, situadas en el Departamento de San Miguel: su calidad es buena; su valor ciento cincuenta pesos en bonos ó treinta en moneda por cada caballería, y la venta se hará en el todo ó parte.--El que quiera hacerle postura, ocurra al Juzgado jeneral de hacienda que se le admitirá si fuese legal.  San Salvador, Enero 16 de 1851.

Manuel Castillo.
———

Otro[editar]

Otro.

 El correo de Guatemala que se habia suspendido por la violacion escandalosa que se hacia de la correspondencia, queda restablecido en atencion á que los pueblos del tránsito por Jutiapa están ya en poder de las fuerzas que obran á las òrdenes del Sr. Jeneral Presidente del Estado del Salvador que ofrecen toda seguridad.


Remitido[editar]

Remitido.
Señores Editores de la Gaceta del Gobierno.
San Vicente, Enero 25 de 1851.

 Mui señores mios: dignense UU. insertar en su apreciable periódico esta pequeña manifestacion de gratitud á los honrados, caritativos y hospitalarios salvadoreños.
 La muerte prematura de mi hijo el subteniente de la 2.ª compañía y 2.ª seccion del ejército libertador salvadoreño, José Ramon Guevara, (Q. E. P. D.) abrumó de una manera horrorosa é inesplicable toda la sensibilidad de mi alma.--Su enorme peso trastornó mi mente, y en un estado igual á la demencia, quise huir cuanto antes del lugar que encerraba las frias cenizas de mi idolatrado hijo.--Por esta causa no me despedi de ninguna persona en mi salida de esa ciudad, ni le rendí, como lo ecsijia la gratitud, á cada uno en lo particular, las debidas gracias por la multitud de favores que recibió mi finado hijo en su enfermedad y muerte; los cuales quedarán indelebles en mi corazon, gravados á la par de su imájen.
 Mis votos siempre serán al cielo por la felicidad de los bondadosos hospitalarios salvadoreños á quienes les vivirá eternamente reconocido,

El coronel José Mateo Guevara.


IMPRENTA DEL TRIUNFO.—Calle del comercio numero 7.