Historia XII:Guerras de Escocia y de Irlanda

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Ni Escocia ni Irlanda aceptaron la revolución de 1648. El hijo de Carlos I, Carlos II, fué reconocido rey en estos dos países. Entonces comenzó la tercera guerra civil, que fué la mas sangrienta.

Cromwell, con 12.000 hombres, desembarcó en Irlanda, se apoderó una tras otra de las ciudades defendidas por los irlandeses, y pasó a cuchillo las guarniciones. Quería vengar en los católicos la matanza de los ingleses en 1641. «Es castigo justo de Dios contra estos miserables bárbaros que han teñido sus manos en tanta sangre inocente, y esto ayudará a precaver la efusión de sangre en el porvenir». Pero impidió que sus soldados hicieran daño a la población.

Irlanda fué sometida muy pronto. Cromwell ordenó la ejecución de los jefes del partido católico y la confiscación de sus tierras, a las que fueron a establecerse colonos protestantes (1649).

Luego Cromwell partió con 16.000 hombres en dirección a Escocia, donde Carlos II estaba al frente de un ejército de presbiterianos. Fué una guerra peligrosa. El ejército de Cromwell estuvo a punto de quedar rodeado en Dunbar. Los escoceses le atacaron. Cromwell los puso en fuga mediante una carga brusca de caballería (1650). Pero, aun después de la victoria, no tuvo bastantes hombres para impedir que Carlos II invadiese Inglaterra. Cromwell le persiguió y destruyó su ejército (1651). Fué la última guerra.


Siguiente sección:
Expulsión del Parlamento largo