Historia XIII:Transformación del Gobierno

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Guillermo tenía necesidad de mucho dinero para sus guerras, y lo pidió al Parlamento. La Cámara no votó ya los subsidios más que para un año, lo cual obligó a Guillermo a reunir el Parlamento anualmente y a darle más parte en el poder.

El rey seguía designando a su voluntad los miembros del Consejo, y gobernaba todavía con sus ministros favoritos reunidos en gabinete. Guillermo había empezado por tomar a la vez hombres de los dos partidos en pugna, whigs y tories. Pero aquellos ministros se combatían los unos a los otros. En la Cámara, los tories desconfiaban de Guillermo. Tenía favoritos holandeses y oficiales franceses emigrados. Se le censuraba el rodearse de extranjeros y gastar demasiado dinero en una guerra que no interesaba a Inglaterra. Le costaba trabajo que la Cámara votase fondos.

Había entonces en Inglaterra un viejo ministro bastante menospreciado, Sunderland. En tiempo de Jacobo II se había hecho católico para hacer la corte al rey. Aconsejó a Guillermo que tomase todos sus ministros en el mismo partido, y en el que estaba más dispuesto a concederle dinero. Guillermo alejó poco a poco a los tories y no conservó más que ministros whigs.

Aquellos ministros eran miembros del Parlamento, podían, por tanto, en calidad de diputados o de lores, ir a la Cámara de que eran miembros, y decidir a sus colegas del partido whig a votar lo que ellos les pedían. Así empezó el gobierno de un partido.

El impuesto no daba ya bastante dinero para los gastos de la guerra, y se allegó por el empréstitos El primero fué de un millón de libras esterlinas (25 millones de pesetas) en 1692. De esta suerte se creó una deuda que creció rápidamente. Los acreedores fueron sobre todo burgueses ricos de las grandes ciudades. Se interesaron en la victoria de Guillermo, porque la restauración de los Estuardos habría producido la bancarrota.

El año 1694 se emitió un empréstito de 1.200.000 libras (30 millones de pesetas). Para facilitarle, los que acudieron a él se constituyeron en una Compañía, a la que el rey autorizo para fundar un Banco. Así se creó el Banco de Inglaterra. Emitía billetes de banco, recibía a cambio el dinero de los particulares y podía prestarlo al Estado.

Los acreedores del Estado y los accionistas del Banco formaron una clase nueva de capitalistas, interesada en el triunfo de Guillermo. Sostuvo al partido whig —en oposición a la nobleza campesina, que siguió afecta a los Estuardos y al partido tory.

Pero, después de la paz (1697), Guillermo se encontró en situación difícil. La mayor parte de los ingleses no querían guerra ni ejército. Eligieron una fuerte mayoría tory. La Cámara de los Comunes quería obligar a Guillermo a licenciar sus tropas holandesas y a despedir a sus ministros whigs. Como se negase, llevó a la barra a los ministros.


Siguiente sección:
La sucesión protestante