Historia XVIII:Pintura francesa

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Las Artes


Los primeros artistas franceses del siglo XVII fueron un belga procedente de Bruselas, Felipe de Champaigne, autor de retratos y de cuadros de santidad, y un lorenés de Nancy, el dibujante Callot, que representó escenas de la guerra de Treinta Años, y mendigos de un realismo terrible.

HyA-Capítulo 18.02.jpg

Púsose de moda en Francia la pintura correcta, solemne y fría, que se juzgaba más «noble». Vouet (1590-1649), nombrado pintor del rey en 1627, tuvo por discípulos a los pintores de más fama en tiempo do Luis XIV: —Lebrun, profesor, más tarde director de la Academia de Pintura, que pintó grandes cuadros de Historia; —Lesueur, imitador de Rafael, cuya obra principal es una «Vida de San Bruno», en 22 cuadros; —Mignard, que fué el pintor de retratos de moda en tiempo de Luis XIV.— Todos estos pintores parecen hoy fríos, forzados o amanerados.

HyA-Capítulo 18.03.jpg

Se admira más a Nicolás Poussin (1594-1665), que pasó casi toda su vida en Italia, estudiando las estatuas antiguas. Sus cuadros representan sobre todo escenas de la Historia Sagrada o alegorías. Tienen un color oscuro que se ha ennegrecido, hasta el punto de que casi no puede apreciarse la composición y el dibujo.

HyA-Capítulo 18.04.jpg

Un contemporáneo y amigo de Poussin, Claude Gellée, apellidado Lorrain que vivió en Italia, pintó paisajes italianos cuya belleza consiste en el cielo y la luz.


Siguiente sección:
Pintura española