La Odisea (Antonio de Gironella)/Canto Vigesimotercero

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Odisea (1851) de Homero
traducción de Antonio de Gironella




CANTO VIGÉSIMOTERCERO.





PENÉLOPE RECONOCE A ULISES.



La anciana Euriclea en su arrebato fausto
Sube de su señora á las estancias
Para anunciar la vuelta del esposo.
Sus rodillas, sus pies han recobrado
El vigor primitivo y sutileza.
Llega y al regio lecho reclinada

Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/451 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/452 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/453 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/454 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/455 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/456 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/457 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/458 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/459 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/460 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/461 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/462 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/463 Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/464

A tu prudencia mi cariño fia
Nuestros mas apreciados intereses.
Luego que salga el sol verás la fama
Por la ciudad entera ir pregonando
La muerte de esos viles insolentes
Que la justicia mía ha castigado.
Tú, tranquila en tu estancia con tus siervas,
Ni te muestres, ni inquieras cosa alguna,
Ni mirar 0ses en la casa agena.»
Ha dicho, y al instante el hombro carga
Con su pesada y límpida armadura.
A Telémaco manda y á sus fieles
Pastores que tambíen sus pechos cubran.
Los tres su ley acatan: las corazas
Visten y ciñen todos sus espadas.
Abren luego las puertas del palacio
Y sin demora salen. A su frente
Marcha Ulises. Ya el sol la tierra esmalta
Con sus fulgentes rayos; mas, Minerva
Bajo una densa nube les esconde,
Y por ella en tal trance,
En breve dejan la ciudad distante.