Libro de Buen Amor: 041B

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

De cómo el Amor enseña al arçipreste, que aya en sí buenas costumbres, e sobre todo que se guarde de beber mucho vino blanco e tinto II
Pág. 041B de 112
Libro de Buen Amor Arcipreste de Hita


Fase perder la vista, et acortar la vida,
tira la fuerça toda, si s' toma sin medida,
fase tembrar los miembros, todo seso olvida:
a do es el mucho vino, toda cosa es perdida.

Fase oler el fuelgo, que es tacha muy mala,
huele muy mal la boca, non ay cosa que l' vala,
quema las asaduras, el fígado trascala:
si amar quieres dueña, del vino bien te guarda.

Los omes embriagos ayna envegesçen,
fasen muchas vilesas, todos los aborresçen,
en su color non andan, sécanse et enmagresçen,
a Dios lo yerran mucho, del mundo desfallesçen.

A do más puja el vino qu'el seso dos meajas,
fasen roído los beodos como puercos et grajas:
por ende vienen muertes, contiendas e barajas:
el mucho vino es bueno en cubas e en tinajas.

Es el vino muy bueno en su mesma natura,
muchas bondades tiene, si se toma con mesura,
al que demás lo bebe, sácalo de cordura,
toda maldat del mundo fase et toda locura.

Por ende fuye del vino, et fas buenos gestos
quando fablares con dueñas, diles doneos apuestos,
los fermosos retraheres tien' para desir apuestos,
sospirando la fabla, con deçires honestos.

Non fables muy apriesa, nin otro si muy paso,
non seas rebatado, nin vagaroso laso,
de quanto que pidiere non le seas escaso,
de lo que le prometieres non la trayas a traspaso.

Quien muy ayna fabla, ninguno non le entiende,
quien fabla muy paso, enójase quien le atiende
el grant arrebatamiento con locura contiende,
el mucho vagaroso de torpe non se defiende.

Nunca ome escaso recabda de ligero,
nin acava quanto quiere si le veyen costumero,
a quien de oy en cras fabla, non dan por verdadero,
al que manda e da luego a éste lo an primero.

En todos los tus fechos, en fablar et en ál
escoge la mesura, et lo que es comunal:
como en todas cosas poner mesura val',
así, sin la mesura, todo parece mal.

Non quieras jugar dados, nin seas tablagero:
ca es mala ganancia, peor que de logrero;
el judío al año da tres por cuatro; pero
el tablag' de un día dobla el su mal dinero.

Desque los omes están en juegos ençendidos,
despójanse por dados, los dineros perdidos.
Al tablagero fincan dineros et vestidos,
do non les come, se rascan los tahures amidos.

Los males de los dados dislos maestre Roldán,
todas sus maestrías et las tachas que an,
más alholís rematan, pero non comen pan,
que corderos la Pasqua, nin ansarones San Juan.

Non uses con bellacos, nin seas peleador,
non quieras ser caçurro, nin seas escarnidor,
nin seas de ti mismo, e de tus fechos loador
ca el que muncho se alava, de sí mismo es denostador.

Non seas maldesçiente, nin seas envidioso,
a tu muger si es cuerda, non le seas çeloso,
si algo no l' probares, no l' seas despechoso
non seas de su algo pedidor codiçioso.

Ante ella non alabes otra de paresçer,
ca en punto la farás luego entristeçer,
cuydará que a la otra querías ante vençer,
poderte ya tal achaque tu pleyto empesçer.

De otra muger non le digas, más a ella alava,
et trebejo, dueña non lo quiere en otra aljava,
raçón de fermosura en ella la alava:
quien contra esto fase, tarda e non recabda.

Non le seas mintroso, seyle muy verdadero,
quando fables con ella, non seas tú parlero,
do te fablare de amor, sey tú plasentero,
ca el que calla et aprende, éste es mansellero.


ÍNDICE de la OBRA