Libro de Buen Amor: 042C

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

De cómo Amor se partió del arçipreste, et de cómo doña Venus lo castigó III
Pág. 042C de 112
Libro de Buen Amor Arcipreste de Hita


Jura muy muchas veses el caro vendedor,
que non dará la mercadoría si non por grand valor,
afincándolo mucho el artero complador
lieva la mercadoría por el buen corredor.

Sírvela con arte et mucho te achaca,
el can que mucho lame, sin dubda sangre saca,
maestría e arte de fuerte fase flaca,
el conejo por maña doñea a la vaca.

A la muela pesada de la peña mayor
maestría e arte la arrancan mejor;
anda por maestría ligera en derredor,
moverse ha la dueña por artero servidor.

Con arte se quebrantan los coraçones duros,
tómanse las çibdades, derríbanse los muros,
caen las torres altas, álzanse pesos duros,
por arte juran muchos, por arte son perjuros.

Por arte los pescados se toman só las ondas,
et los pies enjutos corren por mares fondas,
con arte e con serviçio muchas cosas abondas,
por arte non ha cosa a que tú non respondas.

Ome poble con arte pasa con chico ofiçio,
et la arte al culpado sálvalo del malefiçio,
el que lloraba poble canta rico en viçio,
fase andar de caballo al peón el serviçio.

Los señores irados de manera estraña
por el mucho serviçio pierden la mucha saña,
con buen servicio vençen caballeros de España,
pues vençerse la dueña non es cosa tamaña.

Non pueden dar los parientes al pariente por herençia
el mester e el ofiçio, el arte e la sabiençia,
nin pueden dar a la dueña el amor a la querençia,
todo esto da el trabajo, el uso, e la femençia.

Magüer te diga de non, et aunque se ensañe,
non canses de seguirla, tu obra non se dañe,
fasiéndola serviçio, tu coraçón se bañe:
non puede ser que non se mueva campana que se tañe.

Con aquesto podrás a tu amiga cobrar,
la que te era enemiga, mucho te querrá amar;
los logares a do suele cada día usar,
aquellos debes mucho a menudo andar.

Si vieres que ay lugar, dile juguetes fermosos,
palabras afeytadas con gestos amorosos,
con palabras muy dulçes, con desires sabrosos,
creçen mucho amores, e son deseosos.

Quiere la mançebía mucho plaser consigo,
quiere la muger al ome alegre por amigo,
al sañudo e al torpe non lo preçia un figo,
tristesa e rensilla paren mal enemigo.

El alegría al omen faslo apuesto e fermoso,
más sotil e más ardit, más franco e más donoso:
non olvides los sospiros, en esto sey engañoso,
non seas mucho parlero, non te tenga por mintroso.

Por una pequeña cosa pierde amor la muger,
et por pequeña tacha, que en ti podría aver,
tomará tan grand enojo, que te querrá aborresçer;
a ti mesmo contesçió, et a otros podría acaesçer.

A do fablares con ella, si vieres que ay lugar,
un poquillo como a miedo no dexes de cantar:
muchas veses cobdiçia lo que te va a negar,
darte a lo que non coydas, si non te das vagar.

Toda muger los ama omes aperçebidos,
más desea tal omen que todos bienes complidos,
an muy flacas las manos, los calcañares podridos
lo poco e lo mucho fásenlo como amidos,

Por mejor tiene la dueña de ser un poco forçada,
que desir: 'fas tu talente', como desvergonçada,
con poquilla de fuerça finca más desculpada:
en todas las animalias esta es cosa probada.

Todas las fembras an en sí estas maneras:
al comienço del fecho siempre son referteras,
muestran que tienen saña, e son regateras,
amenasan, mas no fieren, en çelo son arteras.

Magüer que fase bramuras la dueña que se doñea,
nunca el buen doñeador por esto enfaronea;
la muger bien sañuda, qu'el omen bien guerrea,
los doñeos la vençen, por muy brava que sea.

El miedo e la vergüença fase a las mugeres
non faser lo que quieren bien como tú lo quieres,
non finca por non querer, cada que podieres,
toma de la dueña lo que d'ella quisieres.


ÍNDICE de la OBRA