Libro de Buen Amor: 074

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

De cómo clérigos e legos, e flayres e monjas, e dueñas, e joglares salieron a reçebir a don Amor V
Pág. 074 de 112
Libro de Buen Amor Arcipreste de Hita


Envía otro diablo en los asnos entrar:
en las cabeças entra, non en otro lugar,
fasta que pasa agosto non dexan de rebusnar,
desde allí pierden seso, esto puedes probar.

El terçero fidalgo está de flores lleno,
con los vientos que fase, grana trigo et çenteno,
fase poner estacas que dan aseyte bueno,
a los mosos medrosos ya los espanta el trueno.

Andan tres ricos hombres allí en una dança,
entre uno e otro non cabe punta de lança,
del primero al segundo ay una grand' labrança,
el segundo al terçero con cosa non le alcança.

El primero los panes e las frutas granava,
fígados de cabrones con ruybarbo armoçava,
fuían d'él los gallos, a todos los matava,
los barbos e las truchas a menudo çenava.

Buscava casa fría, fuía de la siesta,
la calor del estío doler fase la tiesta,
anda muy más loçano que pavón en floresta,
busca yerbas e ayres en la sierra enfiesta.

El segundo tenía en su mano la fos,
segando las çebadas de todo el alfós,
comía las bebras nuevas, e cogía el arrós,
agrás nuevo comiendo embargole la vos.

Engería los árbores con agena cortesa,
comía nuevos palales, sudava sin peresa,
bebía las aguas frías de su naturalesa,
traía las manos tintas de la mucha çeresa.

El terçero andava los çentenos trayendo
trigos e todas mieses en las eras tendiendo,
estavan de los árbores las frutas sacodiendo,
el tábano al asno ya le iva mordiendo.

Comiença a comer las chiquitas perdiçes,
sacan barriles fríos de los posos heliçes
la mosca mordedor fas' traer las narises
a las bestias por tierra, e abaxar las çervises.

Tres labradores viníen todos una carrera,
al segundo atiende el que va en delantera,
el tercero al segundo atiéndel' en frontera,
el que viene non alcança al otro que l' espera.

El primero comía uvas ya maduras,
comía maduros figos de las figueras duras,
trillando e ablentando aparta pajas puras,
con él viene otoño con dolençias e curas.

El segundo adoba e repara carrales,
estercuela barbechos e sacude nogales,
comienza a vendimiar uvas de los parrales,
escombra los rastrojos e çerca los corrales.

Pisa los buenos vinos el labrador terçero,
finche todas sus cubas como buen bodeguero,
envía derramar la simiente al ero,
açércase el invierno, bien como de primero.

Yo fui maravillado desque vi tal visión,
coydé que soñava, pero que verdat son,
rogué a mi señor que me diese raçón,
por do yo entendiese qué era o qué non.

El mi señor don Amor como omen letrado
en una sola palabra puso todo el tratado,
por do el que lo oyere será çertificado,
ésta fue su respuesta, su dicho ableviado:

«El tablero, la tabla, la dança, la carrera,
»son quatro temporadas del año del espera;
»los omes son los meses, cosa es verdadera,
»andan e non se alcançan, atiéndense en carrera.»


ÍNDICE de la OBRA