Los celos de un hombre pacífico

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El libro de los cuentos de Rafael Boira
En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


Los celos de un hombre pacífico.

Amaba uno estraordinariamente á su mujer y no cesaba de ponderar el esceso de su dolor si llegaba á hacerlo desgraciado.

— Me volverla loco, decia, y la mataría á ella y me mntaria yo, y mataría á todo el mundo si á tal estremo llegase mi desventura.

En tal situacion ocurrió que aquel buen hombre necesitó viajar con su mujer, y al pasar por un bosque un caballero sobradamente atrevido se apoderó de la mujer, mandó al marido que le cuidase el caballo y la capa, y delante de sus barbas se entretuvo con ella endulces coloquios.

Cuando los dos esposos quedaron solos, le dijo la mujer:

— Pero hombre, ¿cómo es posible que hayas podido consentir lo que acaba de suceder? ¿En dónde están aquellas bravatas tan estemporáneas con que me aturdías los oidos?

— Calla mujer, y no seas tonta: tú no sabes que mientras vosotros hablabais, yo le he llenado la capa de cuchilladas.

<<< Capítulo anterior Título del capítulo Capítulo siguiente >>>
La pretensión imposible Los celos de un hombre pacífico La abundancia de caza