Manual de Biografía: Juan Eugenio Hartzembusch

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manual de Biografía y de bibliografía de los escritores españoles del siglo XIX - Tomo II


HARTZEMBUSCH (D. JUAN EUGENIO),

INDIVIDUO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.


Nació en Madrid el 6 de diciembre de 1806. Estudió latin y filosofía en los Estudios Reales de San Isidro, dedicándole despues su padre al oficio de ebanista que era su profesion. Su amor á las bellas letras le indujo sin embargo á aprender francés é italiano, y hacer algunos ensayos en el arte dramático.

Sus primeras producciones Floresinda ó Doña Leonor de Cabrera, arreglo de una tragedia de Voltaire, el Tutor y el regreso inesperado, traduccion del francés, y la refundicion del Amo criado de Rojas, obtuvieron un éxito mediano. Despues arregló, tambien del teatro antiguo, los Empeños de un acaso de Calderon, y la Confusion de un jardin de Moreto.

En 1834, muerto ya su padre, aprendió la taquigrafia, entrando al año siguiente en la redaccion de la Gaceta como taquigrafo. Poco despues emprendió su célebre obra Los Amantes de Teruel, á la cual dió nuevo plan cuando vió aparecer el Macias de Larra. El éxito que obtuvo aquel citado drama, y la reputacion que le valió entre los literatos, le decidió por fin á consagrarse exclusivamente á la literatura, que tan larga cosecha de triunfos le preparaba en su gloriosa carrera.

El Sr. Hartzembusch continuó escribiendo la multitud de comedias y dramas que al final de este artículo expresamos, mereciendo del público la mas lisonjera acogida la mayor parte de ellos. Tambien escribió la comedia de magia la Redoma encantada, la mejor que conocemos en su género, y los Polvos de la madre Celestina, las dos que han dado mas entradas á las empresas que ninguna otra de las producciones modernas.

En la coleccion de Autores españoles ha dirigido las nuevas ediciones de Lope, Calderon y Tirso con tal suma de conocimientos y profundidad, superiores á todo elogio. Ha escrito el Sr. Hartzembusch un tomo de preciosas fábulas y otro de poesías sueltas, en el que ha colocado gran número de producciones del aleman, hechas con acierto y maestria. Pocos le igualan, y acaso ninguno le supera en crítica literaria, como lo prueban la multitud de prólogos que figuran al frente de las obras de los Sres. Breton, Rivas, Molins, Gallego, Baralt, Fernán Caballero y otros, siendo pocas las nuevas que se publican que no lleven un prólogo del Sr. Hartzembusch, cuyo nombre figura siempre en todas las empresas literarias de alguna importancia.

Este eminente literato es antiguo individuo de la Real Academia Española, bibliotecario de la Nacional, individuo de la Junta de Archivos y Bibliotecas. En estos puestos y en otros que omitimos, ha dado pruebas do su incansable laboriosidad y talento, y ha prestado al país y á las letras muy buenos y distinguidos servicios, que por cierto no han sido recompensados debidamente y como la justicia reclama.

Los principales escritos del Sr. Hartzembusch, tan conocidos en América como en el extranjero, y muy populares ya en España, son:

Los Amantes de Teruel.

Doña Mencía.

Alfonso el Casto.

Primero Yo.

El Bachiller Mendarias.

La Jura en Santa Gadea.

La Madre de Pelayo.

Honoria.

La Visionaria.

La Cogida y el Encogido.

Juan de las Viñas.

Las anteriores producciones con opúsculos varios en prosa, poesías sueltas, y fábulas puestas en verso castellano, forman un volúmen de obras escogidas de este autor publicado en París, y que lleva al frente la vida del Sr. Hartzembusch, escrita por Ochoa.

Continuando la lista comenzada citaremos las demas obras que en este momento recordamos.

Es un bandido.

La Archiduquesita.

El sí y el no.

Jugar por tabla.

Vida por honra. El último drama que ha compuesto y se ha representado con grande éxito.

Las Batuecas.

El novio de Buitrago.

La Alegria de la casa.

Mérope.

La prudencia en la mujer.

Ángela.

Una onza á ternoo seco; y otras muchas.