Manual de finanzas personales y de familia/Capítulo 1

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Capítulo 1

DINERO
Y
MEDIOS
DE PAGO


Origen del dinero
Emisión de billetes
Cheque y vale vista
Letras y pagarés
Dinero plástico
Transferencias electrónicas
Monedas virtuales
Trueque y canje
+ tecnología en finanzas
Preguntas


Origen del dinero

El dinero, junto al crédito y otros instrumentos financieros empleados como medios de pago, está en el centro de las finanzas de las personas, de las organizaciones y del Estado, y se relaciona directa, aunque no exclusivamente, con la moneda. Además, es una de las más efectivas unidades de medida de valor de bienes, servicios y operaciones comerciales y de crédito. En la actualidad, el dinero es moneda y la moneda es dinero.

El dinero es todo objeto de valor claramente identificable que es aceptado de forma universal para el pago de compras y cancelar deudas en un mercado; también es moneda de curso legal dentro y fuera de un territorio.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (DRAE) define a la moneda como:

«pieza de oro, plata, cobre u otro metal, regularmente en forma de disco y acuñada con los distintivos elegidos por la autoridad emisora para acreditar su legitimidad y valor; y, por extensión, billete o papel de curso legal».

Nótese que esta definición no incorpora aún el concepto ni la existencia del dinero virtual.

Genéricamente, la moneda y papel moneda se identifican con leyendas y figuras impresas relacionadas con el país o lugar de su emisión y un signo que antecede a su valor. Por ejemplo, el billete chileno de cinco mil pesos lleva, entre otras señas, la imagen de la poetisa y Premio Nobel de Literatura 1945, Gabriela Mistral. El signo de uso general para la moneda nacional ―el peso― es de una letra «ese» mayúscula (S) cruzada de manera vertical por una línea recta ($).

CINCO MIL PESOS = $ 5.000

Manual de finanzas personales y familia 014.jpg
Otros nombres de monedas y signos monetarios de
uso frecuente son:

US$ Dólar estadounidense Letras iniciales
de United States, seguidas del signo peso.

Euro de la eurozona
Letra «e» mayúscula cruzada por dos líneas
horizontales.

£ Libra esterlina de Inglaterra. Letra
«ele» mayúscula cruzada por una línea
horizontal.

¥ Signo del yen japonés Letra «y»
griega mayúscula cruzada por dos líneas
horizontales.

AUNQUE ES UNA PRÁCTICA ANTIGUA, EL TRUEQUE SIGUE TENIENDO VIGENCIA EN NUESTROS DÍAS. DE HECHO, EN UNA PARTE DE LA FRONTERA ANDINA COMÚN ENTRE CHILE, PERÚ Y BOLIVIA, DONDE CONFLUYEN AGRICULTORES MAYORITARIAMENTE INDÍGENAS, AÚN SE APLICA.

La historia del dinero comienza alrededor del siglo VII a. C. con la primera acuñación de monedas representativas de valor, aunque los vestigios son anteriores a estas fechas y se encuentran en tallados de piedras y trozos de árboles, para monedas que datan de unos tres mil años a. C., en Mesopotamia. El uso de monedas metálicas primero y luego de papel moneda, reemplazó a los primeros y rudimen tarios medios de pago de épocas antiguas. En el pasado fue frecuente usar productos y bienes como medios de pago. Así, un animal servía para pagar hortalizas o viceversa, cambiar frutas por cereales, dar vestimentas por artículos de caza o entregar esclavos a cambio de otros bienes. Esta forma de pago se denomina trueque y subsiste hasta nuestros días.

Posterior al trueque se pasó al uso de minerales de valor como el oro, la plata u otras piedras preciosas, estas eran más fáciles de transportar, tenían valor duradero y eran aceptadas tanto por compradores, como por vendedores.

Así como los antiguos medios de pago fueron reemplazados en el tiempo por nuevos instrumentos, la sustitución continúa ahora con el dinero plástico, representado por tarjetas de débito y crédito, hasta llegar al dinero virtual, que es lo que ocurre con las transferencias electrónicas en internet. A este panorama debe agregarse el rápido crecimiento del dinero digital o criptomonedas, cuya primera representante es la bitcoin, moneda digital sin expresión corpórea y a un clic de distancia. Una rápida investigación en medios electrónicos permitirá detectar la existencia de una gran variedad de bitcoins en circulación.

Emisión de billetes

La emisión de dinero metálico y papel moneda es regulada por las leyes de cada país. En Chile, esta función la realiza el Banco Central de Chile (BC), quien tiene la exclusividad para emitir billetes y acuñar monedas de curso legal en el territorio de la república según las facultades otorgadas por la Ley Orgánica Constitucional N.° 18.840 de 1989 y sus modificaciones.

El artículo 3° de esta ley señala que:

«El Banco tendrá por objeto velar por la estabilidad de la moneda y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos. Las atribuciones del Banco, para estos efectos, serán la regulación de la cantidad de dinero y de crédito en circulación, la ejecución de operaciones de crédito y cambios internacionales, como, asimismo, la dictación de normas en materia monetaria, crediticia, financiera y de cambios internacionales».

LA ACTUAL SEDE DEL GOBIERNO DE CHILE, EL CONOCIDO PALACIO DE LA MONEDA, UBICADO EN LA CALLE DEL MISMO NOMBRE, EN EL CENTRO DE LA CIUDAD DE SANTIAGO, ORIGINALMENTE FUE PROYECTADO PARA ALBERGAR LA CASA DE MONEDA, ENTIDAD ENCARGADA DE ACUÑAR Y EMITIR DINERO EN LA ÉPOCA COLONIAL, POR ESO LLEVA ESE NOMBRE.

De igual manera, es función del Banco Central de Chile retirar de circulación los billetes o monedas en mal estado (originado en su diaria circulación) y aquellos que hayan perdido su valor en el tiempo.

El trabajo de acuñación de moneda e impresión de billetes lo realiza la Casa de Moneda (CMCh) que, aunque tiene carácter de sociedad anónima, pertenece al Estado de Chile. Otras de sus funciones son: impresión de estampillas, pasaportes, formularios oficiales, especies valoradas, producción de placas patente de vehículos, así como la elaboración de medallas y galvanos conmemorativos emitidos por el Estado y sus instituciones. La Casa de Moneda depende del Sistema de Empresas Públicas (SEP) y su propiedad es 99 % de la Corporación de Fomento y la Producción (CORFO) y 1 % del Estado de Chile (fisco).

Frente al uso masivo de medios tecnológicos, dinero plástico, monedas digitales y operaciones financieras electrónicas cabe preguntarse ¿por cuánto tiempo más será necesaria la Casa de Moneda y el dinero físico de hoy?

Manual de finanzas personales y familia 018.jpg







Cheque y vale vista

El cheque es un medio de pago que surgió para evitar el porte de efectivo en bolsillos o carteras y otorgar seguridad en su tenencia, sustituyendo el uso de dinero físico (metálico o billetes) en operaciones de pago y prácticas comerciales cotidianas. Su empleo fue ampliamente difundido, durante los años ochenta del siglo pasado, entre personas y empresas para comprar y pagar, cancelar deudas, otorgar préstamos de dinero, incluso para servir de garantía. Por estar a un paso de convertirse en dinero al cobrarlo o depositarlo en un banco, se le considera cuasi dinero.

El cheque es un documento de pago a la vista (pago al momento del cobro), pero la práctica y la costumbre lo llevó a convertirse en un instrumento financiero de garantía en operaciones de crédito y pagos a plazos, a pesar de que la legislación sobre cuentas corrientes bancarias no le asignó tal función.

El cheque a fecha puede ser cobrado y pagado desde el momento de su emisión en el banco donde está la cuenta corriente. Esto implica que un cheque emitido para ser cobrado en 60 o 90 días más legalmente puede ser cobrado de inmediato. Por ende, la espera hasta la fecha estampada en el cheque queda a juicio y responsabilidad de quien lo recibe como medio de pago. En caso de que no haya fondos para pagar el cheque (u otros motivos, como errores en el monto, en las fechas, en la firma, entre otros) el mismo banco cumple con las acciones de protesto (constancia formal del no pago para posteriores acciones de cobros judiciales) y devolución del documento al beneficiario.

En el pasado reciente, el cheque representó un signo de estatus para quienes disponían de cuentas corrientes bancarias y pagaban con ellos. Hoy es un candidato a la obsolescencia debido al uso del dinero plástico (tarjetas de débito y crédito) y a la incorporación de medios de pago electrónicos de uso masivo.

Por su parte, el vale vista es un medio de pago que otorga una entidad financiera a petición de una persona natural o jurídica en favor de un tercero o a su propio nombre, previo depósito del monto solicitado y tras el pago de una comisión al banco emisor y del impuesto de timbres que afecta a estos documentos. Su nombre tiene que ver con que el banco respectivo pagará siempre y cuando el beneficiario lo presente al momento del cobro, es decir, cuando tenga «a la vista» el documento en cuestión.

Es un instrumento financiero, sustitutivo del dinero (metálico o papel), cobrable a toda prueba por el titular, o tenedor en caso de endoso, con fondos disponibles garantizados, de altísima confiabilidad y seguridad de cobro. Su emisión es de exclusiva competencia de las entidades bancarias. Al igual que el cheque, también está cayendo en desuso debido a la masificación de las operaciones financieras electrónicas.

Letras y pagarés

Junto a las monedas metálicas y el papel moneda existen otros medios de pago como las letras de cambio y los pagarés. Ambos son documentos de pago a la vista (al momento de su presentación para tal efecto) o a plazo futuro, mediante los que un aceptante se compromete, con su firma, a pagar a otro una cantidad de dinero. El documento debe llevar el nombre del aceptante y del beneficiario, además del monto comprometido, el lugar de emisión y la fecha de emisión.

ENDOSAR

CESIÓN FORMAL DE DERECHOS, INCORPORADOS EN UN DOCUMENTO, QUE HACE UN TITULAR EN FAVOR DE UN TERCERO.

Estos instrumentos de pago se encuentran regulados en la ley chilena N.° 18.092 de 1982. Dicha norma señala que el titular puede endosar el documento a un tercero, esto es, transferirlo cediendo los correspondientes derechos de cobro, prorrogar la fecha de pago o protestar en caso de no pago en la fecha convenida. El protesto es un acto legal, de constancia notarial, en que se consigna el no pago, requisito indispensable para ejercer posteriores acciones de cobro judicial.

Estos documentos pueden emplearse en diversas operaciones comerciales y pagos a futuro, entre ellas:

Documento en cartera: la letra o pagaré permanece en poder del beneficiario hasta la fecha de vencimiento para ejercer directamente el derecho de cobro.

En cobranza: mediante endoso en cobranza puede entregarse a un tercero (generalmente un banco) para que cobre el monto señalado en el documento y lo traspase al beneficiario previo pago de una comisión. En caso de no pago, el banco cumple con la acción de protesto.

Endoso en pago: por medio de endoso o traspaso del derecho de cobro a un tercero. Se dice que ha producido un acto traslaticio de dominio mediante el cual el beneficiario cede todos los derechos de cobro del documento a un tercero como pago de una deuda, una inversión u otra operación mercantil.

En descuento: el documento se transfiere a un tercero a cambio del monto registrado menos una comisión e interés por el dinero recibido antes de la fecha de vencimiento. Requiere endoso traslaticio de dominio. El nuevo beneficiario lo cobra, prorroga o protesta al momento del vencimiento.

En garantía: la letra o pagaré se entrega a un tercero para garantizar un préstamo u operación mercantil. Requiere endoso en garantía para ejercer derecho de cobro, por parte del tenedor del documento, al aceptante o endosatario en la fecha de vencimiento.

Las letras y pagarés están afectos al impuesto de timbres y estampillas que grava el monto de las operaciones de crédito según el Decreto Ley N.° 3.475 de 1980. La tasa de impuesto ha sido fluctuante en el tiempo, en 2016 se fijó en 0,066 % sobre el monto del documento aplicado a cada mes y fracción entre la fecha de aceptación y la de vencimiento, sin que exceda de 0,8 %. Al mes siguiente de la fecha de emisión del documento, el emisor de la letra o pagaré debe declarar y pagar al fisco el impuesto determinado.

Dinero plástico

Con el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones ―representadas por internet y el uso de medios digitales― han surgido nuevos instrumentos de pago y variadas formas de ejecutar operaciones con dinero. La red informática de uso diario ha obligado a innovar en normas para el uso y control del denominado «dinero plástico».

Las expresiones más representativas de dinero plástico, con solo algunas décadas de uso (desde los años ochenta del siglo pasado), son la tarjeta de crédito y la tarjeta de débito, otorgadas por los bancos e instituciones de crédito vinculadas al comercio al por menor (retail). Son pequeños carnés de material plástico, similares a la cédula de identidad de las personas, codificada a nombre de su titular y entregadas previa confirmación y cumplimiento de algunos requisitos (ingresos mensuales, domicilios y antecedentes personales) por parte del o de la solicitante.

Las tarjetas de crédito permiten efectuar compras sin desembolso inmediato en locales comerciales adheridos a la red de comercio y pago electrónico, para obtener créditos en dinero efectivo y pagar periódicamente (en cuotas) lo gastado. Generalmente, incorporan promociones de compras para pagos en cuotas, con o sin intereses, o por el pago total o parcial de lo facturado más una tasa de interés. El interés por pago posterior al vencimiento es uno de los más altos del mercado, con tasas anualizadas de alrededor del 40 % de lo adeudado. Dependiendo de la solvencia del usuario, estas tarjetas tienen montos de créditos y beneficios diferenciados lo que se representa en su categorización como tarjetas plata, oro, platinum, plus y similares.

Manual de finanzas personales y familia 021.jpg

La tarjeta de débito tiene un uso parecido a la tarjeta de crédito, pero se diferencia en que las compras se asumen en efectivo, se paga inmediatamente y el retiro de fondos depende de la existencia de estos en cuentas las corrientes bancarias o líneas de crédito disponibles de los portadores de la tarjeta.

El dinero plástico ha sido el mayor competidor del cheque y del uso de dinero en efectivo, principalmente por la facilidad de empleo y porque evita el porte de billetes o de talonarios de cheques, lo que garantizaría más seguridad en las operaciones comerciales y de créditos que se realicen.

En nuestro país, la tarjeta de débito de mayor uso es la creada por el BancoEstado, entidad financiera con presencia en todo el país, incluido lugares y territorios donde otros bancos no llegan. Es conocida con el nombre de Cuenta RUT por identificarse con el número del Rol Único Tributario de las personas que la poseen. La usan, principalmente, estudiantes, pensionados/as, dueñas/os de casa y, en general, otros/as usuarios/as de ingresos medios y bajos. En los últimos años esta tarjeta se ha perfeccionado, incorporando un chip de seguridad y otros avances en materias de dinero plástico.

Manual de finanzas personales y familia 023.jpg

Transferencias electrónicas

La llegada del tercer milenio puso en la mesa múltiples innovaciones tecnológicas, que se venían incubando con el desarrollo de internet, y aplicaciones electrónicas para operaciones financieras automáticas. Una de ellas son las transferencias electrónicas de dinero por parte de personas, de empresas y entre ellas, sin la necesidad de concurrir a los bancos, a instituciones financieras o a negocios para hacer un pago, pedir un crédito, efectuar una inversión o consultar los saldos. Independientemente del lugar en que uno se encuentre, todo se hace a través del teléfono móvil, el computador personal u otros dispositivos.

El sistema funciona bajo el mismo principio de la comunicación, es decir, cuenta con un emisor, un medio, un mensaje y un receptor. El emisor es el dueño de una cuenta bancaria o tarjeta de crédito, el medio es la red de internet y las aplicaciones de bancos intermediarios, el mensaje es el dinero transferido u operación realizada, y el receptor es el destinatario de los fondos. La particularidad de este proceso es que no está mediado por seres humanos, sino solo por máquinas electrónicas programadas por personas expertas en estos sistemas e intermediadas por organizaciones especializadas en el manejo y seguridad de los datos financieros.

Bajo esta modalidad es que los padres y madres envían dinero a las cuentas de sus hijos e hijas, depositan las mesadas a los jóvenes estudiantes, envían remesas desde y hacia el extranjero a parientes; se efectúan pagos de cuentas de servicios de consumo doméstico y a casas comerciales, entre otras múltiples operaciones financieras y comerciales propias de las empresas.

Manual de finanzas personales y familia 024.jpg

Monedas
virtuales

Así como en el transcurso del tiempo se ha pasado del dinero representado por productos y bienes al de metales preciosos, monedas metálicas, billetes de papel, dinero plástico (tarjetas), transferencias electrónicas y otros medios de pago como cheques, vales vista, pagarés, letras de cambio; lo más reciente es el uso de las criptomonedas o monedas virtuales que, a pesar de no tener existencia corpórea (o quizás debido a ello), funcionan como instrumento de pago virtual.

Una de las primeras monedas virtuales y por consiguiente más conocida internacionalmente es la bitcoin, expresión compuesta de la denominación inglesa empleada en informática bit, que designa el lenguaje binario de las máquinas, y el vocablo inglés coin, que significa moneda.

Esta moneda, creada por Satoshi Nakamoto, un japonés del que poco o nada se sabe, se dio a conocer en un artículo científico de 2008, pero su aplicación en operaciones financieras en internet se inició al año siguiente.

La utilización de este dinero virtual es posible gracias al progreso tecnológico del que no es ajeno el ambiente financiero mundial. Se prevé que el uso masivo de estas monedas virtuales, cuya esencia es evitar la presencia de intermediarios ―como los bancos― en el proceso de creación del dinero y en las transacciones que se realicen con este, produzcan, en el cortísimo plazo, cambios radicales en el sistema financiero, incluso la desaparición de instituciones dedicadas tradicionalmente a captar dinero, prestarlo y entregar servicios e intermediaciones financieras.

La bitcoin surgió a fines de la primera década de este siglo, con un valor de mercado fluctuante, pero con tendencia al alza en el mediano plazo.

En sus comienzos cada moneda valía alrededor de $300, a fines de 2019 llega a $15.000 y continúa con alzas y bajas. Litecoin, peercoin, dogecoin, namecoin y quark son los nombres de otras monedas virtuales de circulación actual en el ciberespacio.

EN EL MEDIO NACIONAL TAMBIÉN SURGIERON MONEDAS VIRTUALES, ENTRE ELLAS DESTACAN «CHAUCHA» Y «LUKA». EL NOMBRE DE LA PRIMERA FUE RECOGIDO DE UNA ANTIGUA MONEDA CHILENA DE COBRE VIGENTE HASTA MEDIADOS DEL SIGLO PASADO Y QUE REPRESENTABA LA DÉCIMA PARTE DE UN PESO. LA SEGUNDA SE VINCULA AL CHILENISMO CON QUE SE DESIGNA POPULARMENTE AL BILLETE DE MIL PESOS Y AL DINERO EN GENERAL.

Trueque y canje

Si bien los avances tecnológicos en este tiempo son avasalladores y muchas veces impensados para generaciones anteriores, lo cierto es que los cambios que ellos producen son una constante en los asuntos financieros, el comercio y otras aplicaciones. No obstante, a pesar de esto, hay algunas antiguas formas de comercio y uso de medios de pago primarios que recobran vida y vigor en economías globalizadas.

Por ejemplo, el trueque de mercancías, bienes o productos hoy lo vemos en las conocidas operaciones comerciales y financieras de swap que, literalmente, significa intercambiar. En finanzas, un swap es un acuerdo de operaciones de negocios intermediado por la Cámara de Compensación de la Bolsa de Comercio. Esta interactúa entre compradores y vendedores para asegurar a las partes contratantes que la operación se llevará a cabo. Los swap forman parte de las operaciones de futuro, muy comunes en comercio exterior, para acordar hoy transacciones que posteriormente se perfeccionan.

En un plano similar se encuentra el canje, acción que también implica intercambio. Por ejemplo, pensemos en la industria de las comunicaciones. En este sector es frecuente que una empresa de publicidad canjee servicios prestados a un medio de comunicación (radio, televisión o prensa) por avisaje de su organización y servicios en esos medios. De esta forma, el pago

se produce sin uso de dinero efectivo,
Manual de finanzas personales y familia 026.jpg

sino mediante el simple intercambio de productos y servicios, cumpliendo, eso sí, con las normas comerciales y tributarias que regulan estas operaciones financieras de pago. Otro medio de pago con referente histórico son los denominados commodities, equivalentes a productos, bienes o materias primas de valor aceptados por los agentes económicos. Por ejemplo, el cobre chileno es considerado un commodity porque entrega un valor de referencia aceptado internacionalmente y lo constituye en una especie de moneda para precios de operaciones en tiempo real o a futuro.

Esta misma función tienen, en general, todos los tipos de materias primas que se transan en mercados libres y abiertos. El oro, la plata, el petróleo, el trigo y otros minerales y productos agrícolas son también commodities, o sea, referentes de precios e indicadores financieros en la economía de los países; medios de pago de hoy como lo fueron ayer.

FINTECH

DEL INGLÉS FINANCE Y TECHNOLOGY. REPRESENTA A EMPRESAS DE SERVICIOS FINANCIEROS QUE UTILIZAN LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA EXISTENTE PARA OFRECER PRODUCTOS Y SERVICIOS FINANCIEROS INNOVADORES. EN CHILE SON ALREDEDOR DE 50 EMPRESAS QUE SE PUEDEN IDENTIFICAR CON ESTE CONCEPTO, INCLUSO HAY UNA ASOCIACIÓN DE EMPRESAS FINTECH.


+ tecnología en
finanzas

La infotecnología y la inteligencia artificial (IA) han incorporado al campo de las finanzas ―y continuarán haciéndolo― nuevos productos, medios y programas informáticos que, en conjunto, están cambiando los sistemas tradicionales de las finanzas globales y personales.

Se transita a una nueva era, la era digital. Primero fue el dinero plástico y las compras, ventas y documentación electrónica, luego las criptomonedas y, junto a todo esto, un sinfín de riesgos no previstos, fraudes electrónicos, tanto a instituciones financieras como a personas naturales, el surgimiento de los hackers (especialistas en penetrar sistemas informáticos) y el hackeo de la banca, el comercio y las redes informáticas.

Se mantiene el surgimiento de nuevos usos tecnológicos los que facilitan que las operaciones financieras y comerciales se realicen desde cualquier lugar, a cualquier hora, solo o en compañía, aunque, a la vez, requieren de mayor seguridad y nuevos y mejores sistema de control, tal y como lo determina la legislación, la que también ha tenido que adecuarse. A estas alturas, decir que las finanzas están activas 24/7/365, o sea, que funcionan las 24 horas del día, los 7 días a la semana y los 365 días del año, no es novedad para nadie.

Los malos usos que pueden dársele a los instrumentos financieros son obra de los seres humanos y, por lo mismo, debemos evitar el responsabilizar livianamente a los algoritmos. Las tecnologías de la información y las comunicaciones, y la inteligencia artificial, están entre nosotros y hay que saber emplearlas, lo mismo que la tecnologización de las finanzas ―conocida por el acrónimo FINTECH―, cuyo gran impulso está dado por el e-commerce (comercio electrónico) que consiste en la distribución, venta, compra, marketing y suministro de información de productos o servicios a través de internet, asociado a créditos financieros y pagos en línea.

En este escenario, la creación de aplicaciones innovadoras, a través del uso de medios tecnológicos, para el etiquetado de productos y su identificación y precio, han aportado bastante al campo de la tecnologización de las finanzas y el comercio. Entre estos, destacamos el código de barra y código QR.

Manual de finanzas personales y familia 028a.jpg

CÓDIGO DE BARRA

INVENTO DE J. WOODLAND, J. JOHANSON Y B. SILVER EN 1952, EN ESTADOS UNIDOS. SUS PRIMERAS APLICACIONES DATAN DE 1966, PERO SU ÉXITO COMERCIAL SE DIO A PARTIR DE 1980. EL CÓDIGO DE BARRA CONTIENE INFORMACIÓN SOBRE CALIDAD, PRECIOS, TAMAÑO Y OTROS DATOS INVENTARIABLES. POR SU UTILIDAD, ES EMPLEADO EN TODO EL MUNDO PARA ETIQUETAR PRODUCTOS.

Manual de finanzas personales y familia 028b.jpg

CÓDIGO QR

INVENTO DE LA COMPAÑÍA JAPONESA DENSO WAVE, SUBSIDIARIA DE TOYOTA, EN 1994. REPRESENTA UNA EVOLUCIÓN DEL CÓDIGO DE BARRAS YA QUE INCLUYE IMÁGENES. EL CÓDIGO QR VIENE DEL INGLÉS QUICK RESPONSE CODE O CÓDIGO DE RESPUESTA RÁPIDA.

Preguntas

1. ¿Qué es el dinero? Explica su origen
histórico y sus usos en el tiempo.


2. ¿A qué se refiere el concepto de
dinero plástico?


3. Menciona y explica tres medios de
pagos y en qué consiste cada uno
de ellos.


4. ¿Qué figuras de renombre tiene el
billete chileno de mil, de cinco mil y
de diez mil pesos?


5. ¿Quién regula la cantidad de dinero que
circula en el territorio nacional?


6. ¿Qué funciones cumple un cheque?


7. ¿Qué relación tienen los commodities
con los medios de pago? Indica un ejemplo.


8. ¿Qué son las criptomonedas?


9. ¿Qué es la bitcoin?


10. Menciona y explica el origen de dos
monedas digitales de invención
y circulación nacional.