Mitos y fantasías de los aztecas/25

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mitos y fantasías de los aztecas. de Guillermo Marín Ruiz
Los cuatro errores

XXIV.- LOS CUATRO ERRORES...
...por los cuales nos conquistan y nos siguen explotando en estos 500 años.

OLVIDAR NUESTRA MILENARIA CULTURA.

Los conquistadores—colonizadores de ayer y de hoy, saben que el arma más letal que tienen para dominarnos y explotarnos es la amnesia histórica. Ésta se logra a través de muchas formas y diversas estrategias como: corromper el sistema educativo, imponer una “historia gubernamental oficial”. Alentar la exaltación de lo extranjero y la denostación de lo propio. Impulsar hipócritamente el racismo y la exclusión de lo “propio—nuestro” en el fenotipo, las tradiciones, usos y costumbres.


El objetivo es que el ciudadano común no se sienta identificado con su raíz, que le de vergüenza y que pretenda “superarse” al asumir patrones y valores culturales de su colonizador, desde el idioma, el fenotipo, la forma de vivir e interpretar el mundo. Que se vuelva un despiadado detractor de su cultura Madre a través de la mofa, el sarcasmo y la negación. Se pretende alentar la falta de seguridad, la baja autoestima y la impotencia en todas sus manifestaciones: intelectuales, creativas, productivas y espirituales.

El objetivo final es producir una actitud de “colonizador—colonizado”. Actitud esquizoide que acepta pasivamente ser reprimido y despojado violentamente por quien cree que es superior a él; pero al mismo tiempo, pretende reprimir y despojar a quien cree que es inferior a él. La psique esquizoide típica de un ser: violento y sumiso, abusivo y pasivo, agresivo y resignado, eufórico y deprimido, temerario y temeroso, bravucón e inseguro.



El “conquistador—colonizador—explotador” sabe que en la medida de que el invadido pierda el recuerdo de la grandeza de su noble pasado y se convierta en una persona corrupta, vulgar, irrespetuosa, floja, abusiva, inmoral, pendenciera, tramposa y mentirosa, en esa medida, podrán ser fácilmente explotable. Al vivir en una sociedad con esta clase de lacras y aceptarlas, los “conquistadores—colonizadores—explotadores” serán tomados como “los más efectivos”, los ganadores, los que mejor saben moverse en un sistema “que siempre ha sido así” y así será hasta el fin de los tiempos.

TOMAR A LOS INVASORES EXTRANJEROS COMO AMIGOS Y COMO DIOSES.

Desde los primeros tiempos en el Anáhuac, como toda civilización de alto desarrollo humano, se respeta y se trata con hospitalidad a los extranjeros que vistan nuestra “casa-tierra”. Esta milenaria cortesía ha sido abusada desde el principio por los extranjeros, primero europeos y ahora de varias partes del mundo. Algunos extranjeros abusivos ha capitalizado esta actitud inconsciente de nuestro generoso pueblo.

En el Anáhuac por miles de años no había guerras en donde se mataba a los adversarios, ni armas asesinas. No existía el dinero, ni la propiedad privada, ni la iniciativa privada, ni el atesoramiento de metales preciosos.

La gente común vivía en torno a valores familiares, comunitarios, religiosos espirituales. No era un paraíso, dado que la naturaleza humana está sujeta a “la inercia de la materia”.[1] No ha existido ni existirá una civilización perfecta, “lo humano es el error y la limitación”. Pero lo que le da sentido a la vida, tanto personal como comunitaria, es la búsqueda de la liberación del Espíritu de la materia que le contiene a través de, como decían los Viejos Abuelos, la Batalla Florida.



La profecía del regreso de Quetzalcóatl sigue viva en el subconsciente colectivo de nuestros pueblos. Hemos estado esperando ilusionados el regreso del Mesías que podrá de nuevo las cosas en su lugar y volveremos a vivir en equilibrio. Sí revisamos la historia desde la invasión y después en la ocupación, los grandes movimientos sociales que están inspirados en una mejora social, están acaudillados por personajes que asumen la figura del esperado Mesías. Hoy cada seis años[2] se renueva la esperanza. Los anahuacas, mal llamados “mexicanos” debemos de asumir una posición crítica y objetiva en torno a la profecía ancestral. Porque siguen llegando extranjeros, que al igual que Cortés, siguen usando y abusando del esperado retorno de Quetzalcóatl.

En el sentido tolteca de la Toltecáyotl, el retorno de Quetzalcóatl es simbólicamente, el que los hijos de los hijos de los Viejos Abuelos retornen a la búsqueda del equilibrio entre “el quetzal—espíritu” y el “cóatl—materia” en nuestra vida personal, familiar y comunitaria, a través de La Batalla Florida. Ese es el verdadero sentido de la profecía del retorno de “Quetzalcóatl”. Ya están renaciendo los Guerreros de la Muerte Florecida.

DIVIDIRNOS Y ENFRENTARNOS ENTRE HERMANOS.

Esta es otra de las armas predilectas y permanentemente efectivas de los “conquistadores—colonizadores”. La misma imposición de las leyes, autoridades e instituciones coloniales ha sido un factor de división entre hermanos. Las dádivas y canonjías dispares del colonizador entre los colonizados han creado permanentes luchas fratricidas. La “democracia electorera” es la manera en que los dueños del dinero, gobiernan a través de los políticos a favor de sus intereses económicos. Y es la forma legal y perfecta de poner a luchar a todos contra todos. En la “guerra por la democracia” de todo se vale y la política y la lucha electoral ha caído a niveles inadmisibles de bajeza y degradación.

Las comunidades indígenas y campesinas que han podido mantener sus milenarios “usos y costumbres” para gobernarse, son una formidable barrera para que no entren a las comunidades el poder de los dueños del dinero y sus socios trasnacionales por medio de los políticos. La asamblea es un espacio comunitario en el que es muy difícil corromper y engañar. Son milenios de experiencia de cómo se debe gobernar. El “mandar obedeciendo” es un legado cultural de la Toltecáyotl.

Sin embargo, los “usos y costumbres” están siendo muy golpeados por los colonizadores a través de los políticos y los medios masivos de desinformación. Finalmente diremos en este punto, que más daño ha hecho las sectas religiosas que los partidos políticos y “la democracia electorera” en la división de los pueblos y la lucha entre hermanos.



Uno de los elementos culturales que permitió la resistencia cultural durante estos cinco siglos de colonización y ocupación ha sido la religión. Atrás de la religión impuesta, existe un espacio invisible de permanencia de los valores espirituales del Anáhuac. “Si, pero no”. En general el evangelizador se corrompió y aceptó el “Si, pero no”. “Sí, soy “católico”, pero “Guadalupano”. Y atrás de la Virgen de Guadalupe esta Tonatzin, nuestra Madre Querida.

Las sectas religiosas y satánicas, la televisión, así como el “culto al Becerro de Oro”, que es el consumismo, han debilitado mucho, en poco tiempo, la espiritualidad y la hermandad de los hijos de los hijos de los Viejos Abuelos. DARLES DE COMER (ALIMENTARLOS) Y SERVIRLOS.

Uno de los grandes errores de los invadidos—conquistados—ocupados—colonizados es darles de comer a los conquistadores—colonizadores, de ayer y de hoy.




En efecto, desde que Cortés y sus secuaces llegaron a Cempoala, se les asignó un verdadero ejército de hombres y mujeres que les proporcionaban el alimento. Tanto cargadores, como cocineras y tortilleras. Siempre se les dio de comer a nuestros enemigos. Ayer les dieron de comer: los totonacas, los tlaxcaltecas, los mexicas, los texcocanos. Hoy les damos de comer a través de comprarles todos sus alimentos y objetos chatarra, con los que nos envenenan el cuerpo y el alma.



“México, mayor consumidor de Coca-Cola.

Según estimaciones, México tiene un consumo per cápita anual de 82 litros de leche, comparado con 150 litros de refresco. 04 de marzo de 2004. Ciudad de México (Reuters).- México se mantuvo en 2003 como el mayor consumidor per cápita de productos Coca-Cola en el mundo, posición que ocupa desde 1997, dijo la gigante de bebidas estadounidense en un reporte anual.”

(http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/76936.mexico-mayor-consumidor-de-coca-cola.html)

Somos nosotros los invadidos y ocupados, los explotados y colonizados, los que enriquecemos a nuestros opresores. No solo aceptamos ser su servidumbre, sino sus asiduos y resignados clientes. Bástenos que nos traigan sus marcas o sus tiendas, corremos sin vergüenza a comprarles sus míseras mercancías para “ser y vivir como ellos”. Nosotros alimentamos y fortalecemos a nuestros opresores. “Wal-Mart México continuará su plan de expansión”.

Por Notimex. Viernes, Febrero 20, 2009. A pesar del entorno recesivo en el país, Wal-Mart de México invertirá durante este año 11 mil 800 millones de pesos y creará más de 14 mil 500 empleos directos. En conferencia de prensa, el presidente y director general de la minorista más importante en el país, Eduardo Solorzano, precisó que las inversiones contempladas en México para 2009 son superiores en 4.0 por ciento respecto a las realizadas el año pasado. Durante la presentación de su plan de inversión para este año, el directivo también detalló que se abrirán 251 unidades nuevas las cuales representarán la generación de 14 mil 500 empleos directos y 25 mil indirectos, lo que representa un crecimiento de 15 por ciento en comparación del año anterior.” (http://olganza.com/2009/02/wal-mart-mexico-continuara-su-plan-de-expansion/)


  1. Las fuerza de la estupidez y la degradación que nos arrastran al vacío y la desolación humana.
  2. Actitud pasiva de ser “rescatados o liberados” por un esperado Quetzalcóatl salido mágicamente de las urnas.