Nuevas te trayo Carillo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
​Nuevas te trayo Carillo​ de Juan del Encina
VILLANCICO
— Nuevas te trayo, carillo, 
de tu mal.
— Dímelas ora, Pascual.

— Sábete que Bartolilla 
la hija de Mari Mingo 
se desposó di domingo 
con un garçón de la villa.
He gran cordojo y manzilla
de tu mal
porque eres muy buen zagal.
	
— Di si burlas o departes 
o si lo dizes de vero,
porque en mal tan lastimero
no es razón que tú me enartes.
Yo hablé con ella el martes	
so el portal,
mas nunca me dixo tal.

— Yo te juro a san Rodrigo
que no te burlo ni miento,
porque a su desposamiento	
me llamaron por testigo.
Créeme lo que te digo,
que este mal
te será muy desigual.

—¡Pese a diez con el cariño	
 que yo con ella tenía,
porque con su galanía
me ha burlado como a niño!
Tal descuetro y desaliño,
por mi mal,	
me será más que mortal.

— Si te tuviera amorío 
sábete cierto y notorio
que aburriera el desposorio
con todo su poderío.
Su querer es muy crudío, 
que en lo tal
no hizo de ti caudal.

— Lazerado yo, aborrido, 
no hay dolor que assí me duela
que en perder esta moçuela 
el gasajo he ya perdido. 
Estoy tan amodorrido
que muy mal
te conozco ya, Pascual.

— Tu cordojo y tu llanteo 
me pone gran azedía, 
que toda tu mancebía 
has gastado en devaneo. 
Muda, muda tu desseo 
pues tu mal
es un mal muy principal.

— No puedo mostrar mudança
 ni bivir sin su presencia, 
que no trayo mi hemencia 
sino tras su semejança.
Sufrir con desesperança 
tanto mal
es cosa descomunal.

— Apacienta tu ganado, 
procura buscar conorte. 
Las fiestas date a deporte, 
los jueves vete al mercado.
No cuides en tal cuidado,
de lo cual	
te puede venir más mal.

— Ya no quiero el caramillo
ni las vacas ni corderos
ni los sayos domingueros
ni el capote de pardillo.	
Ni quiero ya çurroncillo
ni cotral
ni yesca ni pedernal.

— Ora, carillo, descruzia
de seguir esta zagala,	
 ni te quellotre su gala
ni tengas en ella huzia.
Dígote que era muy luzia;
de lo al
no te sabré dar señal.
	
Fin.

— Aunque pese a quien pesare
juro a mí de siempre amalla,
de seguilla y remiralla
doquiera que la hallare.
A quien esto me estorvare,	
si me val,
yo le daré mal final.


Esta obra se encuentra en dominio público. Esto es aplicable en todo el mundo debido a que su autor falleció hace más de 100 años. La traducción de la obra puede no estar en dominio público. (Más información...)