Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/125

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
114

señor que decís, y que en ello no habia falta ni engaño alguno; é bien podeis en toda la tierra, digo que en la que yo en mi señorío poseo, mandar á vuestra voluntad, porque será obedecido y fecho, y todo lo que nosotros tenemos es para lo que vos dello quisiéredes disponer. E pues estais en vuestra naturaleza y en vuestra casa, holgad y descansad del trabajo del camino y guerras que habeis tenido; que muy bien sé todos los que se vos han ofrecido de Puntunchan [1] acá, é bien sé que de los de Cempoal y de Tlascaltecal os han dicho muchos males de mí: no creais mas de lo que por vuestros ojos veredes, en especial de aquellos que son mis enemigos, y algunos dellos eran mis vasallos, y hánseme rebelado con vuestra venida, y por se favorecer con vos lo dicen; los cuales sé que tambien os han dicho que yo tenia las casas con las paredes de oro, y que las esteras de mis estrados y otras cosas de mi servicio eran asimismo de oro. y que yo era y me facia dios, y otras muchas cosas. Las casas ya las veis que son de piedra y cal y tierra.>> Y entonces alzó las vestiduras y me mostró el cuerpo, diciendo á mí: <<Veisme aquí que soy de carne y hueso como vos [2] y como cada uno, y

  1. Provincia de Potinchan ó Potonchan, en Tabasco; hoy se llama el pueblo de la Victoria; en mexicano Pontonchan significa lugar que hiede.
  2. Es digna de reparo esta expresion, pues aunque los