Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/67

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 67 —

— Qué? dijo Dupont, fingiendo asombro.

— Lo que acabas de decir.

— Pero si yo nada he dicho!. ...

— Que Manuela, es capaz de finjir; que su semblante es una máscara que oculta su corazon que ....

— Oh, no!

— Ni yo tampoco!

Y el jóven se dejó caer en una silla, ocultando la cara entre sus manos. Armando se levantó...

— Adios, pobre amigo, dijo. Ten valor. El mundo es así: un caos de infelicidad en que apenas se alcanza á distinguir una luz!....

Y salió de la habitacion.