Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/164

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


164 ANToLoGiA DE LA PoEsiA FEMENINA ARGENTINA

CARIDAD

Sefior, cuando a la busca de una oveja perdida al camino te lanzas, el alma agradecida

se anonada y no acierta la palabra de amor. Sefior, yo sé que vienes en busca de mi hada y a la puerta te aguardo de mi pobre morada; mas solo sé decirte: ;Heme a tus pies, Sefiorl

A UN AMIGO

Por qué exigir que pulse mi lira enmudecida

si ayes solo saben sus cuerdas exhalar?

Mi arpa vibro solo por el dolor herida

en las amargas horas de mi azarosa vida,

y dio a mi llanto forma de ffinebre cantar.

Si apenas nace el dia y encantos y primores, la vida y la esperanza despiertan por doquier, en tanto que celebran el dia aves y flores, quisiera que la noche sin astros ni fulgores tornase ya de nuevo sus alas a extender.

Comprendo ese egoismo, cantar asi mis penas, que a cada uno basta su propio padecer;

mas, como el prisionero que llora en sus cadenas, gemir solo supieron en horas aun serenas,

mi corazon de nifia, mis labios de mujer.

No temo, no, que el eco de esta cancién doliente. en algfin modo pueda turbar la ajena paz; porque donde ei bullicio de aves mil, se siente, realzan su alegria gimiendo tristemente

la dulce tortolita, la timida torcaz.