Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/312

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


310 ANToLoGiA DE LA PoEsiA FEMENINA ARGENTINA

Te aman los poetas, los tristes y hurafios, aquellos que sienten nostalgias de suefios. .. ]Oh palidos oros con patinas de afios, que guardan sin lustre los muertos ensuefios!

EL ROSAL ETERNO

Cuando el Sefior, con hondo desaliento, miré la tierra que formara un dia,

en cuyo tierno maternal regazo

los descendientes de su Adan bullian, miré la tierra y pareciéle -estéril;

miré la tierra y pareciéle fria,

porque doquiera que fijé sus ojos

ghallé las llamas de la fe extinguidas! Incliné entonces su insondable frente, grande, sin fin, por el misterio ungida, y de sus ojos la infinita llama

bajé de nuevo hasta la tierra misma.

Su pensamiento, que lo abarca todo, quedé un instante en suspensién beatifica, y entre el rumor de sus creados astros pasé el susurro de su inmensa dicha. .. Cua] una estrella que en las aguas quietas de una cisterna su fulgor titila,

alla muy 1-ejos, sobre el fondo obscuro, Vic’) un resplandor que inmaculado ardia; era sin mancha cual la luz que el angel encierra en el cristal de la pupila,

y era sereno cual la aurora intensa

que alumbra el seno del eterno dia. Era la fe que refundida estaba

en una sola encarnacién tranquila;

era la imagen de la ideal pureza,

era la duefia del candor: ;Maria!