Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/435

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


EMMA soLz’\ DE soLA 437

Bajo tu blancura se ha empalidecido la rosa tardia que abrié en el jardin; y por tu milagro, esta florecido de nuevo el ramaje mustio del jazrnin.

Los pinos, retofios de los que trajeron de alguna lejana comarca glacial, ante tu caricia, que jamas sintieron, estarén sofiando un suefio ancestral.

EL ERQUE

Erque de los cerros, flauta primitiva

que aun el indio toca.

Con la larga cafia hueca y sensitiva pegada a la boca,

de un ritmico modo despide el aliento

y en la breve escala de su entonacién ponen variaciones el agua y el viento: sobre el agua tiene su voz otro acento, contra el viento tiene su acento otro son.

Cuando en las quebradas sonoras y estrechas su mfisica suena,

mezclando, inconsciente, cadencias de endechas con aires guerreros de bravura llena,

el alma del indio, grecuerda o espera?

-—su vieja alma triste, de simple expresién— se duda al oirlo de si acaso fuera,

Como el balbuceo de una raza entera

0 el postrer sollozo de claudicacién.