Página:Apuntes para la historia de Marruecos.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
10
APUNTES

la parte occidental de aquella región. Ello es, de todas suertes, que la monarquía mauritana no fué más desconocida para Roma. Hircio refiere[1] que durante la guerra de África entre pompeyanos y cesarianos, navegó Ceneius Pompeyo hacia las costas de Mauritania por consejo de Catón, y llegando á ellas con treinta bajeles y dos mil hombres, levantados de entre los esclavos fugitivos y los malhechores de la república, invadió los Estados del rey Bogud, que estaba á la parte de César. Pero habiendo peleado con poca fortuna delante de los muros de Ascurum con los moradores de la tierra, fué rota su hueste, y obligado á refugiarse en sus naves. El propio Hircio narra en otra ocasión, que Bogut, ó según otros copistas, Boccus, entró con el cónsul Sitius en los Estados de Juba, rey de Numidia, mientras éste se apartaba de ellos por ir á ayudar á Scipión contra César: que fué poderosa diversión, porque el númida se vio forzado á dejar la empresa, tornando precipitadamente á defender sus tierras. Hállanse también en las reliquias de algunos libros de Tito Livio confusas noticias sobre empresas y peligros de Bogud, y sobre sus tratos con Casio, que mandaba la armada de Pompeyo; pero lo cierto es que, acabadas las guerras civiles, la Mauritania aparece gobernada, como la Numidia, por Juba, hijo de aquel famoso enemigo de César, y por su hijo Tolomeo, aliados ambos de Roma, fundándose, al parecer, el cambio de partido en los favores que uno y otro debieron á Augusto.

En tiempo de este Tolomeo, aconteció el levantamiento y guerras africanas que Tácito tan por menor

  1. Auli Hircii: De Bello Hispaniensi.