Página:Benjamín Vicuña Mackena - Relaciones históricas.djvu/691

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
16
relaciones históricas

chó una carta encarecida de simpatía i amistad, ofreciendo tardío pero leal socorro al capitán Arguello, tan viejo como él, a la sazón, pero que, segun los recien llegados, vivia todavía en plena robustez. En la conquista de la América, los viejos, desde Diego de Almagro a Francisco Caravajal, fueron los que ejecutaron mayores prodijios i mayores horrores.

En cuanto a los mensajeros Oviedo i Cobos, olvidadas caritativamente las autoridades de Concepcion de que venian debiendo (por confesion propia) la muerte alevosa de un cristiano, en vez de ahorcarlos, les dieron trabajo segun sus oficios, en la obra de la iglesia de San Francisco, que en la coyuntura de su arribo, estaba en construccion. Oviede trabajó como carpintero, i Cobos en su condicion de picador de piedra; i si fue su mano la que labró uno de los chapiteles de columna que conservamos en nuestro humilde jardin, recojido hace poco por mano amiga i artística de entre las ruinas de Penco, debió ser un cantero de primera nota. Del hecho de haber sido ocupados esos dos obreros en las iglesias de Concepcion, quedó constancia plena en el archivo del cabildo de Concepcion, donde la viera i compulsara en muchas ocasiones el padre Rosales, segun lo cuenta, i entre otros muchos, el famoso jesuíta Mascardi, descubridor de la laguna de Na-