Página:Camana pedagogia social.djvu/69

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


operación que va acompañada de un estado de irritabilidad especial, agravado por la falta de centros frenadores. Por eso el baño tibio, que se aconseja a la mujer-madre para evitar al embrión la impresión fuerte de un cambio brusco de temperatura, asegura al niño el buen desarrollo de su sistema nervioso, pues calma la irritabilidad característica de la época de mielinización.

El niño tiene derecho a un sueño abundante y absolutamente tranquilo, durante el cual su constitución corporal se completa. El dormir disminuye los desgastes orgánicos y, como durante la primera infancia el crecimiento es muy rápido, el sueño diurno es indispensable. Debido a su excesiva excitabilidad nerviosa, jamás debe dormir el niño bajo una impresión de miedo, de dolor, de sed o de hambre; así como no debe ser despertado bruscamente por gritos, cambios de posición, sacudidas, pasaje de la luz atenuada a la luz viva.

No es necesario demostrar que la mayor parte de las enfermedades provienen de infracciones a las reglas higiénicas durante la primera infancia.

EI niño tiene derecho a la leche materna; cuando esta necesidad sea comprendida, el Estado, en un futuro quizás no lejano, subvencionará a la madre pobre para que sea la nodriza paga de su propio hijo, pues el período de la lactancia materna es el complemento y la continuación de la vida intra-uterina.

Si la madre-nodriza es excesivamente emotiva o padece de desórdenes nerviosos, debe privarse