Página:Canciones en la noche.djvu/88

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 86 —

presividad multicolor e inquieta vivificada por el gris escalofrío de un psiquismo vertical y grueso; y su naturaleza revulsiva, reaccionaria y robusta, incorporaron en mi espíritu una fuerte satisfacción de orgullo, de simpatía, y un deseo tirano de gritar y aplaudir el advenimiento, la apocalipsis audaz y luminosa del autor de esa Gruta del Silencio, del silencio mirífico que queda colgado como un nuevo mundo ante las pupilas absortas del que sepa y y pueda comprenderlo.

Penetrad a esa gruta y saldréis con el alma y la retina impregnados de resplandores exóticos y bellos.

Estrujad una flor y os perfumaréis las manos.

Y el libro de Vicente García Huidobro F. es una gruta exuberante de flores.


O. Segura Castro.