Página:ChFSA FD1197107110(1).djvu/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
13.-

en la producción de la historia de la mina. Produjeron 52 mil toneladas, que es el doble de la producción normal, superior en 15 mil toneladas a lo que se había alcanzado como más alta cifra en 1966. Saludo desde aquí, con orgullo, saludo desde aquí, con orgullo patriótico, a los trabajadores del cobre de El Salvador que en este día entregan esta cifra que refleja su conciencia revolucionara y su voluntad de chilenos.

Dije que la primera medida era la reforma constitucional. Enseguida, la segunda medida, establecer cómo recibíamos las minas, el balance de ellas. Quiero, antes de entrar al detalle de esto, recordar los siguientes antecedentes previos, para que se vea la magnitud de lo que es el cobre para Chile. Tenemos la más grande reserva del mundo, un poco más de la cuarta parte de las reservas del orbe. Sin embargo, nuestra producción ha ido descendiendo en la escala internacional. Hoy es sólo de un 13 por ciento de la producción mundial. Hace veinte años era de un 20 por ciento. Al detallar las condiciones en que recibimos las minas, me voy a referir tan sólo a esos dos grandes gigantes que son Chuquicamata y El Teniente.

Chuquicamata, la más grande mina del mundo a tajo abierto, que es un gigante prematuramente envejecido, y El Teniente, la mayor mina de cobre subterránea del mundo, y que es un gigante deformado, compañeros. Nosotros hemos heredado la forma irracional de la explotación de las empresas privadas extranjeras, a las que interesó fundamentalmente obtener el máximo de utilidades en breve plazo, sin considerar el interés nacional y el futuro de las minas. Por eso es que ha hecho bien aquí el representante de los supervisores, compañero Rodríguez, en señalar muchas veces los técnicos chilenos, que aunque no alcanzaron los niveles superiores del conocimiento del manejo de las minas, de los planes geológicos, y los detalles de los planes de desarrollo que fueron impuestos desde afuera, criticaron cómo se desarrollaba esta explotación. Por eso es que nosotros, tomando en cuenta la importancia trascendente de lo que representa el que Chile entero y el mundo sepan en qué condiciones están las minas y cómo las vamos a recibir, hemos solicitado un informe a un organismo importante, como lo es SOFREMIN, la Sociedad francesa de minas, que tiene más de dos mil técnicos y un prestigio nacional e internacional indiscutiblemente.

(SIGUE)