Página:ChFSA FD1197107110(1).djvu/19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
20.-

Yo tengo la confianza en ustedes y no sólo los obreros de El Salvador con orgullo darán la mayor producción, sino que ustedes, compañeros de El teniente, se sacrificarán más, por que un centavo más de producción, una tonelada más de producción, representa millones y millones para Chile. Yo les entrego en este día histórico, la gran tarea de superar las dificultades de el teniente y convertirse ustedes, en los pioneros de la producción del metal rojo. (APLAUSOS).

Y esto es tanto más importante, cuánto que Chile ha sufrido -como lo dijera hace poco- en sus industrias, en la agricultura. Y por eso, la riqueza esencial nuestra tiene que ser incrementada, sobre todo si tomamos en cuenta cómo el cobre ha bajado de precio en el mercado internacional. Vean estas cifras. El promedio de los seis años anteriores fue de 61 centavos la libra de cobre. El promedio de estos seis meses del Gobierno Popular, ha sido de cincuenta centavos. ¡Once centavos menos de ingreso en estos meses de Gobierno Popular, por libra de cobre!. En los actuales niveles de producción, la diferencia de un centavo significa un menos ingreso anual de divisas, para el país, de 17 millones de dólares. Y para el presupuesto fiscal, de 14 millones de dólares. Esto es lo que tienen que entender, 61 centavos es el precio promedio, de la libra de cobre, los seis años anteriores. En estos meses, sólo 50 centavos. La disminución de un centavo, en el precio de la libra de cobre, significa, 14 millones de dólares menos para el presupuesto nacional, y 17 millones en el ingreso de la divisas. Lamentablemente, no habrá, según las espectativas, alzas bruscas en el precio del cobre. Sólo hay que pensar, que estando las minas norteamericanas en huelga, el cobre ha subido ahora a 52 centavos. Quiero señalar, que, indiscutiblemente, el precio del cobre también se ha mantenido alto, por le conflicto de Vietnam. Pero los chilenos -en la conciencia nuestra- preferimos que el precio del cobre baje, pero que se deje de agredir a un pueblo pequeño y digno, que lucha por su independencia. Nosotros tenemos la suficiente conciencia revolucionaria para entender que puede bajar el precio del cobre, y lo toleramos, siempre que la paz llegue a Vietnam y la gente tenga derechos a vivir en su propia vida. (APLAUSOS, GRITOS, VIVAS).

(SIGUE)