Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/157

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
v
121
bahía blanca

más fácilmente que a otras especies con las bolas. Los pocos habitantes del país que habían visto las dos clases afirmaban que podían distinguirlas desde una gran distancia. Sin embargo de esto, parece ser que los huevos de la especie pequeña eran conocidos más generalmente, y se observó con sorpresa que su tamaño era casi igual al de los huevos del Rhea, pero diferenciándose en la forma y en un tinte azul pálido. Esta especie se halla muy rara vez en las llanuras de las márgenes del río Negro, pero cerca de grado y medio más al Sur abundan en cantidad regular.

Estando en Puerto Deseado, en. Patagonia (48° de latitud), Mr. Martens mató de un tiro un avestruz; le eché una ojeada, olvidando momentáneamente, del modo más inverosímil, toda la historia de los Petises, y creí que era un ejemplar ordinario, todavía no bien crecido. Fué guisado y comido antes de que volviese mi memoria. Por fortuna, se conservaron la cabeza, el cuello, las patas, las alas, muchas de las plumas mayores y una gran parte de la piel, y con estos elementos se ha reconstituido un ejemplar casi del todo perfecto, que al presente se exhibe en el Museo de la Sociedad Zoológica. Mr. Gould, al describir esta nueva especie me ha honrado designándola con mi nombre [1].

Entre los indios patagones del estrecho de Magallanes hallé un mestizo que había vivido algunos años con la tribu, pero que había nacido en las provincias del Norte. Preguntéle si había oído hablar del avestruz petise, y me respondió: «¡Cómo! ¡Ya lo creo! No hay otros en estas regiones». Me hizo saber que el número de huevos en el nido del petise es mucho menor que en el de la otra especie, esto es, no superior a 15 por término medio; pero aseguró que los


  1. Es, al presente, la Rhea Darwini.—Nota de la edic. española.