Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/233

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
viii
209
banda oriental y patagonia

hoy el ganado que pasta en las provincias inmediatas al Plata, muestra su origen más bravío en superar en fiereza a las otras variedades y en que la vaca abandona fácilmente su primera cría si se la visita a menudo o se la molesta. Es un hecho singular que una estructura casi igual a la anómala [1] de la raza ñata caracteriza, según me hace saber el Dr. Falconer, al gran rumiante extinto de la India, el Sivatherium [2]. La raza tiene existencia propia, y un toro y vaca ñatas producen invariablemente terneros ñatas. El cruzamiento del toro ñata con la vaca común, o al contrario, produce siempre tipos intermedios, pero con los caracteres ñatas muy marcados; según el Sr. Muñiz, consta con absoluta certeza, en contra de lo que creen comúnmente los ganaderos en casos análogos, que la vaca ñata cruzada con un toro ordinario transmite sus caracteres peculiares más enérgicamente que el toro ñata cruzado con la vaca común. Cuando el pasto


  1. Una estructura anormal bastante parecida, aunque no es hereditaria, se ha observado en la carpa y el cocodrilo del Ganges: Histoire des Anomalies, por M. Isid. Geoffroy St. Hilaire, tomo I, pág. 244.
  2. Al pie meridional del Himalaya corre toda una serie de colinas conocidas en parte como formaciones de Siwalik, constituídas por depósitos detríticos originados por la erosión torrencial de las corrientes de la cadena del Himalaya, Las capas inferiores de Siwalik pertenecen al neogeno medio, y las superiores al neogeno superior, acaso cuaternario. El Sivatherium gigantheum, parece exclusivamente acantonado en el nivel superior. Ambas formaciones son riquísimas en mamíferos fósiles (caballos, bisontes, camellos, toros, elefantes) que no existen en las formaciones europeas de esta misma época, de lo que parece lícito concluir que el elefante, el toro y el caballo aparecieron en la India antes que en Europa. El Dr. Falconer—que aquí cita Darwin—, Cantley y R. Lydekker han estudiado esta fauna, H. Falconer y P. T. Cantley, Fauna antigua sivalensis, being the fossil zoology of the Siwalik Hills, in the North of India, Londres, 1846-49. R. Lydekker, «Indian Tertiary and Post-tertiary Vertebrata», Palaeont Ind., tres tomos con láminas y figuras, en publicación.—Nota de la edic. española.